¿Cómo ha operado la oficina de Herbalife en Venezuela durante los últimos años?

María Gabriela Niño es directora de recursos humanos en Global Business Services de Herbalife Nutrition.

En este artículo habló sobre su experiencia en la oficina de Caracas, Venezuela durante varios años:

Mi carrera en recursos humanos es increíblemente gratificante: todos los días tengo la oportunidad de trabajar junto con colegas que comparten un compromiso con nuestros empleados y distribuidores. Pero no siempre ha sido fácil, especialmente cuando fuerzas fuera de tu control pueden afectar la seguridad y el bienestar de tus empleados.

Durante casi siete años, fui la Directora de Recursos Humanos de Herbalife Nutrition responsable de las oficinas en Venezuela, Colombia y los países de América Central.

Crecí en Caracas, Venezuela, la misma ciudad donde está ubicada nuestra oficina. Venezuela es un país en medio de la crisis política y económica. Pero a pesar de que todo sucediera fuera de nuestras oficinas, estaba decidida a garantizar que todos los empleados recibieran apoyo, motivación y atención bajo mi liderazgo.

Enfrentando la adversidad como un equipo

En 2017, las manifestaciones políticas eran una ocurrencia común en Venezuela. En muchas ocasiones, disparos, bombas de gas lacrimógeno e incendios callejeros se podían ver y escuchar cerca de nuestras oficinas.

Para garantizar que todos los empleados estuvieran a salvo, nuestro equipo de administración instaló un protocolo de seguridad estricto. Cuando estallaron los disturbios, trasladamos a los empleados a un lugar seguro, apagamos el aire acondicionado para evitar que entrara gasolina en nuestras oficinas y apagamos las luces para fingir que estábamos cerrados. Luego evaluamos la situación para determinar si continuaríamos trabajando o si debíamos coordinar una salida segura desde nuestra ubicación.

Publicidad

Durante esos disturbios, llevar a nuestros empleados a salvo a casa a veces demoraba mucho tiempo, pero mi equipo de recursos humanos y el equipo de administración local siempre se quedaban hasta que se iba el último empleado, a veces poniendo en riesgo su propia seguridad. Solo cuando estuviéramos seguros de que todos los empleados habían llegado a casa a salvo, saldríamos de la oficina.

Brindando un espacio seguro para nuestros empleados venezolanos

Afortunadamente, incluso en los días más difíciles, ninguno de nuestros empleados estaba en peligro. Como ciudadanos venezolanos, experimentamos una escasez extrema de alimentos, agua potable, suministros médicos e incluso electricidad.

A pesar de todo esto, logramos mirar hacia adelante, enfocarnos en proyectos futuros y sentirnos productivos y valorados. La oficina se convirtió en un espacio seguro desde el caos exterior. La gente podía ver caras sonrientes, y siempre nos asegurábamos de que nuestra cocina tuviera agua limpia y que estuviera equipada con batidos y bocadillos de Fórmula 1, para garantizar que nuestros empleados estuvieran bien alimentados.

Con la ayuda de mis colegas, generamos una atmósfera de confianza y empatía, que resultó en un 100% de asistencia, incluso en los peores días. La gente me dijo que vinieron a trabajar porque nuestra oficina se había convertido en un lugar especial, un refugio donde se sentían motivados, seguros, inspirados y felices.

Mirando hacia atrás en mis experiencias y ahora mirando hacia adelante

En noviembre de 2018, pasé de mi rol en Venezuela a mi rol actual como Director de Recursos Humanos para Global Business Services America (GBS), en Guadalajara, México. Todavía soy responsable de Venezuela, pero también superviso al equipo de recursos humanos de GBS en México que respalda las operaciones de GBS con sede en Guadalajara para México, Centro y Sudamérica y los EE.UU.

Mi experiencia en Venezuela me permitió crecer como líder. Como orgullosa venezolana, admiro el extraordinario nivel de resiliencia, empatía y capacidad de mi gente para convertir los problemas en oportunidades.

Es durante los momentos difíciles cuando aprendes lo que realmente importa. Para mí, el liderazgo de servicio y la comunicación confiada siempre han sido mi base profesional, pero esta experiencia me recordó cuánto puede confiar en su equipo si los valora primero y les permite trabajar juntos.

Publicidad

Fuerza en la unidad y valorándose mutuamente

Mis experiencias en Venezuela, y ahora en GBS, han reforzado mi convicción: el talento humano es insustituible. No es como el hardware, donde puedes ir a la tienda y comprar la pieza exacta para reemplazar una pieza faltante. Todos son valiosos y agregan algo único al equipo.

Entonces, si trabajas con un equipo, trata de crear un sentido de pertenencia y una cultura de apoyo. Cuando las personas se sienten valoradas por la empresa y se sienten apoyadas por las personas con las que trabajan, quieren hacer lo mejor que pueden como parte de un equipo.

Y cuando lleguen los tiempos difíciles, y ellos, aprenderán a valorarse mutuamente. Apreciar, reconocer y empoderar a los demás. Porque incluso en medio de la agitación y las fuerzas externas, tu equipo te dará la fuerza para seguir adelante.

Vía | I am Herbalife

¿Qué opinas?

2 comentarios

  1. Tienen muchísimo mérito los compañeros de Venezuela.
    Trabajar en ese ambiente y mantener el servicio es todo una proeza.
    Os mando un abrazo enorme y muchas ganas de seguir adelante.

  2. Francisco Rubén Silva on

    Es muy valiente este ejemplo de conducción de la lider y Directora de Rec. Humanos como pudo lograr una cultura del apoyo hacia sus empleados y colaboradores para sostener con firmesa este compromiso de la Empresa y no perder el foco en los proyectos futuros . Me da alegría y esperanza como Distribuidor de esta Compañía MLM como es Herbalife . Gracias .

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close