9 pasos para ser un LÍDER INSPIRADOR e INFLUYENTE

Cuando comencé a dirigir personas hace 15 años, pensé que tener un título elegante era sinónimo de influencia. Con el tiempo, aprendí que el poder se confiere sobre la base de simpatía, autenticidad, coraje, relaciones y comportamiento consistente. Cuando los líderes cultivan estos atributos, ganan poder, lo que realmente significa influencia.

Entender la influencia es esencial para el crecimiento profesional, y las empresas suben y bajan en función de la calidad de su liderazgo.

En este artículo, analizaremos los aspectos esenciales de un liderazgo eficaz y cómo ser un líder que sea inspirador e influyente.

¿Qué hace que un líder falle?

Una gran cantidad de factores influyen en la capacidad de un líder para tener éxito. En la medida en que los directores no logren delinear una visión y una estrategia convincentes, corren el riesgo de perder la confianza de sus equipos. Los empleados quieren saber hacia dónde se dirige una empresa y la estrategia para llegar allí. Tener esta información le permite a los trabajadores sentirse seguros, y ver los errores como parte del viaje de aprendizaje, en lugar de los sucesos fatales.

Si los empleados y los clientes no creen que el liderazgo de una compañía sea auténtico e inspirador, pueden retirarse o estar menos dispuestos a ofrecer críticas constructivas que permitan ayudar a una empresa a innovar o a un líder a mejorar.

Y no es solo el liderazgo en la parte superior lo que importa. Los mandos intermedios desempeñan un papel distinto en la orientación de los equipos. Dependiendo del tamaño de la empresa, los empleados pueden tener más acceso a los gerentes de nivel medio que los miembros de la suite C, lo que significa que los supervisores y jefes tienen una mayor influencia en la experiencia del trabajador y del cliente.

¿Qué es el liderazgo eficaz?

El liderazgo efectivo es inspirador y es influyente. Cultivar jefes inspiradores y que además influyan, requieren establecer relaciones en toda la empresa.

Los líderes deben estar conectados tanto con los equipos que lideran como con sus propios colegas y gerentes. Esto es clave, ya que los títulos no hacen que una persona sea un líder, ni confieren automáticamente influencia. Estos se ganan a través de relaciones de confianza. Eso explica por qué algunos directores pueden sacar más provecho de sus equipos que otros y por qué algunos líderes experimentan un aumento de las ganancias y el compromiso, mientras que otros lo hacen en menor medida.

Eric Garton dijo en un artículo del Harvard Business Review publicado el 25 de abril de 2017:

“… Los líderes inspiradores son aquellos que utilizan su combinación única de fortalezas para motivar a los individuos y a sus equipos para asumir misiones audaces, y responsabilizarlos de los resultados. Y desbloquean un mayor rendimiento a través del empoderamiento, no del mando y el control”.

Cómo ser un líder inspirador e influyente

Para ser un líder inspirador e influyente se requiere:

1. Coraje

El fallecido poeta Maya Angelou dijo una vez:

“El valor es la más importante de todas las virtudes, porque sin eso no puedes practicar cualquier otra cualidad de manera consistente. Podrías ejercer alguna habilidad de forma errática, pero sin ser constante”.

Se requiere coraje en el lugar de trabajo cuando se implementan nuevas estrategias, especialmente si van en contra de las normas profesionales.

Por ejemplo, escuché a Lisa TerKeurst, autora de éxito en mercadeo y fundadora de Proverbs 31 Ministries, explicar su decisión de alejarse de la revista de su compañía. Si bien la organización había tenido una revista durante mucho tiempo, ella vio un futuro donde no existía.

Para hacer el cambio, se arriesgó a enojar a los miembros de su equipo y a los clientes. Se aventuró, y lo que comenzó como un boletín mensual, se ha convertido en una organización multidimensional que cuenta con medio millón de seguidores. Si Lisa no hubiera encontrado el valor para cambiar la dirección de su negocio, indudablemente no hubieran podido experimentar un crecimiento tan exponencial.

Publicidad

También se necesita coraje para dar y recibir comentarios. Cuando los líderes ven a los empleados que no están viviendo en la misión de la compañía o que tienen una conducta que puede socavar su éxito a largo plazo, deben correr el riesgo de angustia temporal y hablar con toda franqueza con el colega en cuestión.

Del mismo modo, se necesita valor para escuchar las críticas constructivas y tratar de cambiar. En los negocios, como en la vida, el coraje es necesario para ser un líder inspirador e influyente.

2. Un compromiso para enfrentar tus miedos internos

Si te sientes bien contigo mismo, ingresas en una posición de liderazgo. Es probable que te actives de maneras que no creías posibles. También es posible que recibas comentarios que pueden dejarte con una segunda duda y con tus habilidades de liderazgo.

La verdad acerca de liderar a otros es que llegas a un punto en el que te das cuenta de que es difícil llevar a las personas a lugares donde tú no has ido.

Para ser un líder influyente e inspirador, debes enfrentarte a tus propios miedos y comprometerte a mejorar continuamente. Los líderes influyentes toman en serio su evolución personal e invierten en su entrenamiento, terapia y atención plena para garantizar que sus luchas personales no opaquen su desarrollo profesional.

3. Una disposición para aceptar comentarios

Los líderes inspiradores e influyentes no tienen miedo de aceptar comentarios. De hecho, los solicitan activamente. Ellos entienden que todos en la vida tienen una lección que enseñar y están dispuestos a aceptarlo.

Los dirigentes inspiradores entienden que la retroalimentación no es ni buena ni mala, sino una oferta que es fundamental para el crecimiento. Incluso cuando duele o es una afrenta al ego, los líderes influyentes entienden que la retroalimentación es fundamental para su capacidad de liderar.

4. Simpatía

Algunas personas argumentarán que los líderes no deben preocuparse por que gusten o no, sino que deberán centrarse en ser respetados. Estoy en desacuerdo. Ambos son importantes.

Cuando a los miembros del equipo les gusta su jefe y creen que al líder le agrada eso, es más probable que hagan un esfuerzo adicional para cumplir los objetivos departamentales u organizacionales. Los jefes simpáticos se mueven al frente de la línea cuando se trata de ser influyente.

De manera similar, cuando los colegas sienten que a la gerencia no les gustan, experimentan estrés interno y pueden pasar un tiempo innecesario concentrándose en la fuente del descontento de su gerente en comparación con el trabajo para el que han sido contratados.

Por lo tanto, la simpatía es importante tanto para el líder como para las personas a las que se dirigen.

5. Vulnerabilidad

La vulnerabilidad es importante para ser un líder inspirador. La gente quiere la verdad. Admiran a dirigentes que en ocasiones pueden demostrar ser vulnerables. Promueve relaciones más profundas e inspira confianza.

Cuando los directores no pueden mostrar su sensibilidad adecuadamente, destruyen la ilusión de que se debe ser perfecto para llegar al liderazgo. Además, demuestran que la vulnerabilidad no es una mala palabra; ellos también podrían tener fragilidad y pedir ayuda cuando sea necesario.

6. Autenticidad

La autenticidad consiste en cumplir con los valores declarados tanto en público como a puerta cerrada.

Los líderes influyentes son auténticos. Se ponen a vivir sus valores y los utilizan para guiar sus decisiones. Lo interesante del liderazgo es que las personas no están tras los jefes perfectos. Se encuentran, en parte, buscando dirigentes que sean auténticos.

7. Un verdadero entendimiento de la inspiración

Los líderes eficaces son inspiradores. Entienden el poder de las palabras y los hechos y usan ambos estratégicamente.

Publicidad

Los dirigentes que inspiran usan apropiadamente las historias y narraciones para permitir que los equipos a su alrededor puedan ver las situaciones comunes desde un punto de vista completamente nueva.

Los líderes inspiradores también exhiben agallas y triunfos al tiempo que convencen a las personas que los rodean que el éxito y la victoria son alcanzables.

Finalmente, los jefes inspiradores alientan a los equipos que lideran a aprovechar su propio ingenio. Convencen a otros de que las buenas ideas no está reservadas para unos pocos elegidos sino que la mayoría de la gente las tiene en ellos.

Como se explica, lo que separa a un líder de un jefe es que:

“Un líder crea visiones y motiva a los miembros del equipo a trabajar juntos hacia el mismo objetivo”.

8. Habilidad para ver la humanidad en otros

Los líderes inspiradores e influyentes ven la humanidad en los demás. En lugar de tratar a sus equipos como meras herramientas para lograr los objetivos de la organización, creen que las personas que los rodean son seres únicos con un valor inherente.

Esto significa saber cuándo hacer una pausa para enfrentar los desafíos personales y disipar con el mito de que lo personal está separado de lo profesional.

9. La pasión por el aprendizaje continuo

Los dirigentes que causan inspiración y además son influyentes están comprometidos con el aprendizaje continuo. Invierten en su propio desarrollo y asumen la responsabilidad de su crecimiento profesional.

Estos líderes entienden que, como un campus universitario, el lugar de trabajo es un laboratorio para el aprendizaje continuo. Creen que pueden aprender de varias generaciones en el lugar donde laboran, así como de personas de diversos orígenes raciales y étnicos.

Los líderes influyentes buscan activamente oportunidades de aprendizaje.

La línea de fondo

Nadie dijo que el liderazgo fuera fácil, pero también es una alegría. Influir en la acción de otros e impactar positivamente las vidas de los demás, es una recompensa en sí misma.

Como el liderazgo abunda, hay una gran cantidad de recursos para ayudarte a convertir en el tipo de líder que inspira e influye en los demás.

Vía | Life Hack

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close