¿Existe la SUERTE en el mundo del NETWORK MARKETING? ¿Puedes “activar” tu suerte?

¿Existe la suerte o todo lo que logramos depende de nuestra responsabilidad? ¿Podemos activar nuestra suerte de algún modo?

7 de octubre de 2021
Foto: Envato Elements

A lo largo de los años he emprendido varios proyectos. Puedo decir, como la mayoría de personas de mi edad, que muchos de estos han fracasado, mientras que otros han tenido éxito. Una constante en todos los proyectos que han fracasado fue mi propia desidia y desinterés hacia los mismos, mientras que otra constante en  los proyectos que han salido adelante y han resultado exitosos ha sido mi obsesión por hacer que funcionen y mi creencia en que estos proyectos resultarían bien.

¿Todo tiene que ver con la responsabilidad y el trabajo duro?

Desde que tengo memoria,  y mayormente debido a convicciones religiosas, he sido un crítico de la idea de la suerte, de que podemos obtener algún beneficio en nuestra vida práctica realizando ciertos rituales mágicos, siempre la consideré una superstición o una idea falsa. En este sentido esto me ha hecho creer que somos responsables de nuestro propio destino y que podemos modificar en un alto grado la forma en que vivimos.

Existe un alto grado de responsabilidad en nuestras vidas, una actitud de la cual debemos ser conscientes si queremos asumir la vida con altas probabilidades del éxito. El trabajo duro, el tiempo invertido y el desarrollo de habilidades, así como las circunstancias sociales y económicas juegan su parte en nuestro nivel de éxito. Básicamente eso era todo lo que creía respecto al éxito, que fundamentalmente dependía de nuestra actitud, de la responsabilidad y el trabajo que asumíamos frente a nuestras metas y nuestros problemas.

Sin embargo, siempre es valioso reexaminar las creencias y considerar hasta qué punto estas pueden ser infundadas y hasta qué punto estas tienen algún tipo de fundamento en la evidencia, en los hechos.

Un experimento sobre la suerte

Hace algunos años me encontré con un vídeo de un mentalista británico llamado Derren Brown, que puso a prueba mi creencia en la suerte tal y como la había concebido hasta ese momento.

En el vídeo Derren Brown va a un pueblo europeo y empieza a realizar una serie de experimentos sobre cómo las personas respondían a ciertas creencias que el mismo Brown les sugería a los ciudadanos de allí.

Imagina por un momento que te dicen que realizar cierto ritual en la mañana puede impulsar tu desempeño o traerte mejores resultados porque Dios, el destino, el dharma, el cosmos, o lo que quiera que creamos que es el fundamento del universo, estará de nuestro lado. Un observador independiente te diría que creer algo así es una tontería supersticiosa y que la realidad es indiferente a nuestros objetivos o proyectos, que en definitiva lo más que podemos hacer es apropiarnos de nuestras metas y ser responsable de cada acción que emprendamos para tener éxito.

Abrir nuestra mente y tener un cambio de actitud

Sin embargo, en los experimentos de Derren Brown, algo muy interesante pasaba: aquellas personas que tenían algún tipo de creencia positiva, así esta creencia fuese “supersticiosa”, mostraban mejores resultados en su vida cotidiana y en cada uno de los proyectos que emprendían. De repente a algunos les iba mejor en los juegos, algunos descubrían oportunidades de ganar dinero que no pensaban que tenían y otros incluso tentaban a la suerte de manera mucho más temerarias.

Curiosamente, esta creencia en la suerte y la disposición de las personas a considerar que el futuro sería más positivo, hacía que las personas reenfocarán su mente y fuesen más sensibles a las oportunidades que se les presentaban. No es que las cosas sucedieran mágicamente o debido a una intervención divina. No es este el planteamiento de Derren Brown, quien por cierto es muy escéptico frente al fenómeno religioso, sino que la simple creencia en algún tipo de mecanismo positivo en la realidad llevaba a las personas a ser más abiertas a las oportunidades. ¿Ves de lo que estoy hablando?

Las actitudes que las personas tomamos hacia los proyectos que emprendemos y hacia nuestras condiciones de vida pueden determinar en gran parte cómo será nuestro futuro. Dentro de las múltiples lecciones que el mentalista británico entrega en este vídeo está la de que podemos usar las propias creencias culturales de nuestro entorno para forjar una “suerte” más positiva en cualquier campo.

Reenfocar nuestra mente

De nuevo, quiero enfatizar en que no se trata de algo mágico, pero si así lo quieres ver no hay ningún problema. Simplemente esta creencia en que podemos obtener más en la vida, en que nos merecemos más, en que somos valiosos y en que de alguna manera u otra somos afortunados, puede conducirnos a estar más atentos al lado amable de nuestra vida. En lugar de ver el dolor, el sufrimiento y aquellas cosas que nos aquejan, podemos centrarnos en aquellas cosas que nos aportan valor y que nos enriquecen.

Así que si por alguna razón, tienes algún ritual de la suerte que desees considerar hacer en tu día a día, no lo dejes de lado pensando que es una superstición. Pueda que más allá del mundo material no haya nada más que mueva los hilos de nuestras vidas, pero este tipo de acciones pueden impulsar a nuestra mente a reconsiderar lo que nos merecemos y lo que podemos recibir, y en consecuencia pueden volvernos mucho más sensibles y atentos a todas aquellas oportunidades que anteriormente habíamos pasado por alto.

Si eres un emprendedor, networker o un profesional que quiere sobresalir de manera notable en su campo de trabajo, seguro que este vídeo no te dejará indiferente. Las lecciones que deja son de un enorme valor. Así que no olvides compartir este vídeo y este artículo con tus amigos o con tu equipo de trabajo, seguro que tampoco les dejará indiferentes.

Artículo de Iván Gutiérrez, redactor web y creador del blog Muy Financiero.

Vídeo Derren Brown. 

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.