Si tú crees estas dos cosas no serás un buen líder

¿Qué es lo que te da el derecho a liderar a otras personas? Un reciente estudio demostró que existen dos razones por las que una persona es ascendida a una posición de liderazgo. La primera: tiempo trabajando. La segunda: su desempeño en solitario.

Piensa en un momento en estas dos características. De hecho ninguna de ellas es indicativo de que alguien tenga las habilidades necesarias para liderar correctamente a un equipo. De hecho, el estudio de Gallup reportó que las organizaciones cometen el error de contratar administradores basados en información incorrecta en un impresionante 82% de las veces.

Así que. ¿Qué es lo que se necesita para liderar efectivamente a un equipo? ¿Es un rasgo de la personalidad? ¿Se trata de la confianza de estar a cargo?

Bueno, no

Publicidad

También te puede interesar: ¿Está planeando John Maxwell escribir un libro sobre el mercadeo en red?

De hecho, como individuos podríamos ser peores que las organizaciones al intentar descifrar cual de nosotros debería ser un líder. Una investigación en la que se entrevistó a 3.761 líderes sobre sus habilidades de liderazgo encontró que:

“En promedio, aquellos que infravaloraban sus capacidades estaban sobre el promedio en su desempeño como líderes efectivos, mientras que aquellos que sobrevaloraban  sus habilidades, tenían un desempeño muy inferior al promedio”,

En ambos casos, tanto las organizaciones no tenían claves sobre como elegir correctamente a los líderes. Y tenemos que hacer la pregunta básica: ¿Por qué?

Personalmente he tenido la fortuna de trabajar para – y con- grandes líderes. Pero, también me considero a mi mismo bendecido de trabajar con líderes absolutamente horribles. Gente que me hace preguntar por qué alguien, en cualquier lugar, estaría dispuesto a seguirlos.

Publicidad

También te puede interesar: Los networkers más EXITOSOS del mundo HACEN esto

Estos líderes son extremadamente valiosos para aprender porque ellos nos enseñan exactamente que es lo que no debemos hacer o decir. Pero, ninguno de estos tipos de líderes son la norma. La mayoría de hecho cae en el medio, lo que podría denominarse como un “liderazgo mediocre”.

A través de incontables entrevistas, innumerables estudios, y experiencia con compañías grandes y pequeñas. Dos comunes creencias separan a los líderes marginales de los grandes líderes.

1. Se supone que todo el mundo es como tú.

Mientras que muchos líderes son promovidos con base en su tiempo de trabajo o su desempeño en solitario, las preconcepciones pueden saltar a la vista cuando estas personas saltan al rol de liderazgo trabajando como si solo existiese una forma de hacer las cosas.

Sin embargo, los mejores líder no esperan que las personas se conviertan en algo que no son. En lugar de eso ellos inspiran a los demás a convertirse en la mejor versión de sí mismos.

Publicidad

También te puede interesar: ¿Cómo administrar de forma eficaz e inteligente tu DINERO?

“Una buena cultura es el resultado de permitir a las personas ser las mejores versiones de sí mismas, en lugar de tratar de forzar a las personas a encajar en una versión de lo que ellos piensan que deberían ser.” Dan McNamee, presidente de Floyd’s 99 Barbershops.

Floysd’s tiene una reputación estelar por tener apasionados empleados y maestros del individualismo. “Vendemos cortes, colores y afeitadas. Pero nuestros clientes nos aman porque encuentran en nosotros una experiencia auténtica y un servicio sobresaliente”. dice McNamee.

Él está en lo cierto. Cuando las personas están inspiradas en ser lo mejor de sí mismos, entonces ellos pueden sobresalir realmente.

2. Los empleados no quieren ser impresionantes

Mientras que el compromiso de los empleados puede continuar dejando que desear, es importante parte para los líderes y los administradores de recursos humanos que los empleados y la gente en general no se asoma a ningún trabajo o negocio donde ellos sienten que serán marginales.

Publicidad

En vez de eso, las personas asumen retos de negocios y empleos donde ellos creen que pueden hacer una diferencia significativa, logrando resultados impresionantes y brillando en lo que hacen gracias a su experiencia previa.

Muchos líderes, actuando como administradores de las reglas, caen frecuentemente en la idea mal concebida de que las personas no quieren estar en su trabajo o de que harán un trabajo mal hecho o mediocre.

“En los inicios de mi carrera de liderazgo, yo pensaba que mi trabajo era caminar alrededor y vigilar los errores de mis empleados” nos cuenta Sheldon Harris, socio y director de Coaching International, y ex-presidente de Coldstone Creamery. “Aprendí una dura lección cuando tuve un empleado en mi oficina señalado de llegar tarde y me dijo que era por que estaba recogiendo la basura del estacionamiento cada mañana antes de mirar el reloj”.

Los grandes líderes no son policías de sus empleados, en lugar de eso ellos buscan infundir grandeza en su equipo de trabajo.

Publicidad

Mientras que muchos administradores serán promovidos a posiciones de de liderazgo por múltiples razones, estas dos peligrosas concepciones necesitan ser eliminadas si tú quieres que la gente te siga. Enfrentemos la verdad: para ser un gran líder tienes que ser capaz de hacer que la gente pueda expresar su verdadero potencial.

Y, cuando tu lograste tu posición de liderazgo tú no querías actuar de forma marginal. Tú querías ser impresionante.

Vía| Inc 

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar