¿Cómo ampliar tu RED de referidos y cómo aprovecharlos para tu negocio?

Construir una actividad basada en referidos no es simplemente un conjunto de técnicas sino un estado mental; deberás convertirte en un experto al brindar referidos. Presta el mejor servicio posible a tus socios, tus clientes y amigos ayudándoles con referidos todas las veces que puedas no solamente encontrandoles prospectos, sino ayudándoles a conocer personas y negocios que les sirvan, sea lo que fuere que necesiten. No existe mejor manera de enviar el mensaje (o debería decir plantar la semilla) de que trabajas con referidos, que practicando la parte de entrega que implica esta actividad.

Supongamos que conoces a una persona en un evento comercial que podría convertirse en una buena fuente de referidos. La próxima vez que se reúnan, haz lo que sea para ayudarlo. Busca una manera de referirte a un prospecto o a alguien con un producto o servicio que le ayudará a resolver un problema.

Brinda referidos

Puedes tener tu propio “catálogo personal” de productos y servicios. Es importante que desarrolles dos tipo de catálogos. Uno debe ser una red de compañías e individuos con servicios relacionados con tu producto o servicio.

Cuando sepas que los prospectos y clientes tienen una necesidad que no pueden satisfacer, o un problema que no pueden resolver, debes estar listo para referirlos con alguien que pueda hacerlo.

Publicidad

El otro catálogo debe ser más general: Contiene compañías e individuos de una amplia gama de categorías, a las que puedas referir en ocasiones, mecánicos de automóviles, artistas gráficos, tintorería o agencias de publicidad especializadas.

Practica la regla de oro

Cuando brindes referidos a otros, asegúrate de darlo de la misma manera en la que te gustaría recibirlos. Supongamos que te encuentras con alguien que puede ser un excelente prospecto para uno de tus socios (o inclusive clientes) A continuación, algunos datos sobre cómo conectar:

  1. Pide permiso al nuevo prospecto para dar el nombre de el/ella a tu amigo. De esta manera tu amigo puede entrar en acción y no tiene que esperar a que el prospecto llame.
  2. Demuestra entusiasmo ante el prospecto sobre quien lo llamará. Dile al prospecto que esta persona ya ha ayudado a otros.
  3. Mejora tu referencia todo lo posible. Ten mucha información para darle a tu amigo. Asegúrate de presentar la información acertadamente.
  4. No te guardes referidos. Pásalos en cuanto sea posible.
  5. No des él mismo referido a mas de uno o dos amigos. Si lo haces asegúrate de que todas las partes involucradas lo sepan.

Extraído del libro Maestros del networking

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar