4 pasos para mejorar tus HABILIDADES de COMUNICACIÓN por John C. Maxwell

No importa que tan lejos quieres llegar en tu liderazgo, necesitas poseer habilidad para comunicarte. El éxito de tu matrimonio, tu trabajo, y tus relaciones personales dependen de esto. La gente no te seguirá si no sabe lo que quieres o a donde vas.

Tu puedes ser un comunicador efectivo si sigues cuatro verdades básicas.

1. Simplifica tu mensaje

La comunicación no es solo lo que dice. Es también cómo se dice. Contrario a lo que algunos educadores enseñan, la clave para la comunicación efectiva es la simplicidad. Olvídate de impresionar a la gente con grandes palabras u oraciones complejas. Si quieres relacionarte con las personas sé sencillo. Napoleón Bonaparte acostumbraba a decir a sus secretarios: “Sea claro, sea claro, sea claro”.

Una anécdota sobre un secretario ejecutivo recién nombrado nos da una pauta para una comunicación efectiva. Lo invitaron a orar a un grupo grande por primera vez, por lo que se acercó a su mentor pidiéndole consejo sobre como dar un buen discurso. El hombre, mayor que él, le dijo: “Escribe una apertura estimulante que pueda cautivar a todos en la audiencia. Después escribe un resumen y una conclusión dramática que haga que la gente desee actuar. Después ponlos tan juntos como sea posible.

Publicidad

2. Mira a la persona

Los comunicadores efectivos se concentran en las personas con las que se están comunicando. Saben que es imposible comunicarse con efectividad con una audiencia sin saber algo sobre ellos.

Cuando te comuniques con las personas, ya sean individuos o grupos, hazte estas preguntas: ¿Quién es mi audiencia? ¿Cuales son sus preguntas? ¿Cuales son sus necesidades a suplir? y, ¿Cuanto tiempo tengo? si quieres llegar a ser un mejor comunicador, déjate orientar por la audiencia. La gente cree en los grandes comunicadores creen el la gente.

3. Muestra la verdad

La credibilidad precede a la gran comunicación. Hay dos formas de transmitir credibilidad a tu audiencia. Primero, cree en lo que dices. Personas comunes se convierten en comunicadores extraordinarios cuando son fervientes en sus convenciones.

El mariscal de campo Ferdinand Foch observó: “El arma más poderosa sobre la tierra es el alma humana encendida”. Segundo vive lo que dices. No hay mayor credibilidad que la convicción en acción.

Publicidad

4. Busca una respuesta

Cuando te comuniques nunca olvides que el objetivo de toda comunicación es la acción. Si descargas un montón de información sobre las personas, no estás comunicando. Cada vez que hables a la gente, dales algo que sentir, algo que recordar, y algo que hacer. Si tienes éxito al hacer esto, tu habilidad para guiar a otros tomara otro nivel.

Extraído del libro las 21 cualidades indispensables de un líder de John Maxwell

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar