15 pasos para ser un exitoso HOMBRE de NEGOCIOS

¿Quieres ser un exitoso hombre de negocios?

Si esperas que esta sea una lista de consejos sobre marketing o por qué las redes sociales son tan importantes, entonces piénsalo nuevamente. En su lugar, nos centraremos en el activo más importante cuando se trata de convertirse en un exitoso hombre de negocios: Tú.

A menudo, la falta de conocimiento o confianza se encuentra en la raíz de fallar en algo en la vida. Entonces, imagina la diferencia que harás si estas dos áreas ya no son un problema para ti. ¿Cambiaría esto tu punto de vista y la creencia en tu capacidad para convertirte en una persona exitosa en casi cualquier cosa?

Bueno, ahí es donde estos consejos específicos de la persona cambiarán las cosas para ti.

Te llevaré a través de 15 puntos simples que alterarán tu percepción de ti mismo. Al hacer esto, es más fácil superar los obstáculos personales o las dificultades que tienen el potencial de impedirte hacer negocios.

Con esta guía, no solo te resultará más fácil convertirte en un empresario de triunfos, sino que además serás una persona más exitosa en general.

Entonces, ¿estás listo para llegar a la cima?

1. Haz del valor tu base

Debes encontrar que el ‘valor interno’ estará en el corazón de tu inicio como un exitoso hombre de negocios.

El valor evoluciona en determinación y perseverancia, que es esencial para lograr el éxito. La arena te detiene admitiendo la derrota tan pronto como las cosas se ponen difíciles. Además, el valor te empuja hacia adelante incluso cuando otros tienen sus reservas.

Ningún hombre de negocios puede ser un éxito sin tener un grado de valor.

Observa el pasado en el que mostraste tu valentía para comprender tu impacto positivo en lo que sucedió a continuación. Ya que funcionó antes, crea un camino sólido en tu mente que crezca a medida que llegas a la conclusión de que esto te brinda resultados.

Comprende tu propio valor interno, lo que te motiva, lo que te empuja hacia adelante y te inspira a alcanzar tus metas. Alimentar esas fortalezas y dones internos mejorará tu propio activo especial, tú mismo.

2. Trabaja para reducir tu miedo

El miedo puede destruirlo todo, y no solo tu negocio.

El temor te paraliza. Cambia tu forma de pensar. Desafía tu habilidad para llevar a cabo las acciones correctas. Inhibe tu intuición, que es fundamental para tu éxito. Además, te impide tomar esos riesgos calculados que pueden hacerte avanzar.

Tómate un tiempo para pensar sobre tus miedos y de dónde provienen. A menudo, es solo una ilusión o un signo de una creencia o forma de pensar incorrecta.

¿Fue justificado? ¿Te protegió? ¿Te impidió algo? Busca entender y racionalizar tus miedos para diluir su poder. 

Como dijo Richard Branson en 2015, “Superar el miedo es el primer paso para el éxito de los emprendedores”.

Identifica esos temores y desarrolla tu confianza en esas áreas, incluso con pasos pequeños. Cuanto más confiado estás, menos poder tiene el miedo a su disposición.

Recuerda que hay un estrés positivo, que es el que dice: “Levántate y vete” y luego está el otro que te detiene. Usa tu motivador para levantarte y andar y trabajar para dejar caer el miedo.

3. Visualiza tu futuro sobre una base diaria

¿Sueñas con que tu futuro se convierta en realidad algún día? La visualización hace que eso sea más fácil.

Pero, evita pensar en la casa o en unas vacaciones de lujo. En cambio, sé sensible y tangible con tus visiones. Además, defínelas lo más claramente posible, ya que eso hará que tus visiones sean más reales.

Escribe tus deseos o haz un boceto con el camino que quieres seguir. Cualquier empresario exitoso sabe lo que está haciendo, a dónde va y cómo llegar gracias a su visualización.

4. Sé honesto contigo mismo

Ser honesto contigo mismo a menudo no es agradable ni fácil. Identificar áreas en las que eres débil puede destruir el alma; pero solo si permites que te afecte.

Las personas que tienen éxito aceptan que es imposible ser bueno en todo. Aprenderán nuevas habilidades o subcontratarán para resolver el problema.

Dedica un tiempo para ser duro contigo mismo. Ten en cuenta las áreas donde aceptas que te falta. Incluso pregunta a otros que te conocen para que te den su aporte.

Publicidad

Recuerda, esto no es un ataque personal, pero te permite ver dónde la ayuda adicional puede evitar que las áreas más débiles obstaculicen tu carrera. A través de este proceso, también encontrarás tus puntos fuertes positivos y sabrás con qué estás trabajando.

5. Debes estar dispuesto a recibir nueva información

Nadie lo sabe todo. El negocio evoluciona constantemente, y así también la información.

No se trata de ganar calificaciones. Se trata de estudiar y comprender el campo en el que trabajas. Aprende nuevas ideas, teorías o métodos y reduce las posibilidades de cometer errores costosos.

Tómate tiempo para aprender de las personas exitosas que admiras: lee los estudios de casos que encuentres en “La Ciudad del Bombo”, identifica problemas comunes y mira cómo otros los superaron.

Aprende a ser una esponja que absorbe información relevante y luego actúa sobre ella.

Abraza el cambio o al menos aprende a aceptarlo. El cambio es algo con lo que se puede contar y es importante para el empresario dinámico.

6. Debes estar preparado para comprometerte

Comprometerte contigo mismo y con tu carrera es una obligación a largo plazo. Incluso un hombre de negocios que parece ser un éxito de la noche a la mañana ha puesto tanto esfuerzo como trabajo para llegar a esa posición.

Algunos luchan para lograr el éxito porque les resulta difícil comprometerse con el proceso, están ansiosos o no logran tener la pasión necesaria para llegar a la cima.

Comprométete contigo mismo, con tu negocio y con tu familia. Necesitas entender para qué estás haciendo esto y desarrollar esa agilidad. Escríbelo y mira las razones; Estar en el camino largo y no tener una solución rápida podría ser tu perdición.

Debes conocer tus objetivos y concentrarte en cómo alcanzarlos, al tiempo que debes ser consciente que esto puede llevar años y eso no es nada inusual.

Buscar la motivación de aquellos que están ganando en sus campos elegidos puede ayudar, ya que esto te permite actualizar el objetivo que tienes y mantenerlo real.

7. Afronta tu estrés y ansiedad

Aquí hay algo que quizás no esperabas que dijera. ¡Consigue ayuda!

Un estudio realizado por la Universidad de California afirma que el 72% de los empresarios se ven afectados por algún problema de salud mental. A partir de esto, el estrés y la ansiedad juegan un papel importante en estas estadísticas. 

Al darte cuenta de que el negocio incorpora estrés y ansiedad, puedes contrarrestarlo antes de que se convierta en un problema. Si bien algo de estrés es bueno, aprender a lidiar con él para que nunca socave lo que estás haciendo, tiene sentido.

Busca un experto en estrés o habla con un consejero que pueda ayudarte a enfrentar tu presión en la vida y evitar que se derrame en tu carrera.

8. Céntrate en el crecimiento personal en lugar de los negocios

No hay un hombre de negocios exitoso sin crecimiento personal. De hecho, cuanto más fuerte y más seguro seas, más fácil será.

Trabajar en tu personaje, tu comprensión de las cosas o tus puntos débiles tiene sentido. ¿De qué partes no estás contento? ¿Quién puede ayudar con esto? Date cuenta de que nunca eres un producto terminado, y acéptalo.

Mira el punto anterior con respecto a tus áreas débiles y trabaja para mejorarlas.

Además, ten una base sólida para ti mismo al buscar formas de mejorar lo que ya tienes. El núcleo del éxito está dentro de ti; es solo ayudarlo a emerger. Maximiza tus fortalezas y trata de mentorear a alguien. Puedes reavivar tu introspección y permitirte avanzar con confianza.

9. Comprende la forma en que tomas decisiones

¿Actúas por impulso o te demoras demasiado?

Llegar a un acuerdo sobre cómo tomar decisiones dice mucho sobre tu personalidad. Pensar demasiado puede significar una falta de confianza, mientras que las decisiones impulsivas muestran una temeridad que aumenta el riesgo de cometer un error.

Estudia lo que los empresarios exitosos dicen acerca de su propia toma de decisiones. Comprende sus procesos y lo que funciona para ellos para formular tu propio enfoque. Puede ser un poco incómodo al principio, pero si las cosas se vuelven más suaves, tu confianza aumentará.

10. Trabaja en las habilidades de tu gente

Si las habilidades de tu gente son inadecuadas, entonces la vida será dura. Después de todo, tienes que tratar con ellos en algún momento.

Las aptitudes deficientes dan como resultado una creencia errónea sobre ti y una incapacidad para confiar. Las habilidades de las personas pobres también cuestan a las empresas miles de millones de dólares por año debido a las malas experiencias con el servicio al cliente.

No necesitas poder hablar con todos, sino trabajar en tu postura y cómo proyectas tu voz. Considera falsear tu confianza hasta que se vuelva más fácil. Evalúa si te fue bien y cómo el resultado permite que te sientas inspirado.

Publicidad

11. Involúcrate en redes

Si no puedes conectarte en red de ninguna forma, tu empresa fracasará. A medida que mejoren las habilidades de tu gente, también lo hará tu capacidad de red. Sin las redes se afecta tu autoestima y limitas el potencial de crecimiento de tu negocio porque los dos van de la mano.

Si careces de confianza, inicia la red cerca de casa y mide la respuesta. Continúa con personas que quizás no estén tan cerca de ti y también evalúa su efecto.

Obtener una reacción positiva aumenta esas vibraciones optimistas y las redes serán más fáciles, al igual que tratar con la gente en general.

La creación de redes es algo extraño, cuanto más se conectan, más fácil se vuelven. La mayoría de los hombres de negocios exitosos tienen un estilo fácil cuando están en red y lo hacen sin siquiera pensar.

Las redes también se convierten en un hábito una vez que comienzas una rutina positiva que debes practicar desde el principio.

12. Comprende la necesidad de sacrificarte

Para tener éxito, debes entender la necesidad de sacrificarte. Esto se aplica a tu vida social, tiempo con tu familia, tiempo de diversión, incluso tener que bajar el salario para ganar experiencia y luego avanzar.

El no estar dispuesto a sacrificarse indica falta de pasión y compromiso.

Mira las áreas de tu vida que son distracciones. ¿Cómo podrías reducirlos para impulsar tu carrera? ¿Dónde está el tiempo perdido y la energía?

Ningún empresario exitoso llegó allí con solo el 50%. Debes poner esto en la parte superior de tu lista de prioridades.

Aprende el concepto de equilibrio y entiende que hay un tiempo para todo. No será necesario que te sacrifiques, si entiendes que debes balancearte como un profesional.

13. Planifica cada aspecto de tu vida

La planificación equivale a la estructura, y tú no tendrás éxito sin ella. Mencioné cómo los empresarios exitosos saben a dónde van, ya que lo han visualizado. Bueno, cambia esto a planificación y las reglas siguen siendo las mismas.

Planea cuándo vas a dormir, proyecta en qué momento vas a comer y planifica el orden en que deben hacerse las cosas. Puedes subcontratar tu marketing mientras duermes. Si tu día es bastante regimental, entonces hay menos espacio para cometer errores. Sabes lo que debe suceder y cuándo, así que nada debería ser una sorpresa.

Esto puede parecer aburrido, pero es eficaz para ahorrar tiempo y ayudarte a aprovechar las oportunidades a medida que surjan.

14. Nutre tu cuerpo

Darle a tu cuerpo el combustible correcto para pasar el día hará una gran diferencia. Ignorar tus necesidades nutricionales tiene un impacto negativo en tus niveles de energía y en tu capacidad para pensar. Esto se traduce en una mayor probabilidad de cometer errores.

Debes comprometerte a tener un horario de cierre cada día. Considera reducir la luz artificial en la noche para fomentar un mejor sueño. Algunas de las técnicas que puedes utilizar para ayudarte a relajar incluyen ejercicio, meditación, alimentación saludable, evitar el azúcar y la cafeína y, de hecho, hacer que el tiempo te alcance para dejar de trabajar e ir a comer.

Crear un negocio es algo emocionante, pero hay que dedicar tiempo para descansar, comer y divertirte. ¿Recuerdas la idea del equilibrio?

15. Ten tiempo para ti mismo

No todo puede ser trabajo, trabajo y más trabajo. Tener un tiempo para ti mismo y hacer cosas que disfrutes o encuentres relajadas jugarán un papel clave.

Debes obligar a tu mente a pensar en otra cosa para prevenir la fatiga. Debes tener ese tiempo límite en el que regresas a tu vida previa al negocio.

Ten en cuenta lo que te gusta hacer y el tiempo que sueles tardar. Luego, mira tu programa de planificación y observa cómo puedes encajar todo. Con un plan perfecto, será más fácil de lo que piensas.

La línea de fondo

Tú puedes tener una serie de bases para trabajar. También puedes tener el mejor negocio o carrera ya planeado. Pero si te faltan estas áreas centrales, entonces te quemarás, perderás la motivación o incluso abandonarás tu objetivo pronto.

Estos puntos te llevarán al éxito que estás buscando. Al tener en cuenta los consejos anteriores, podrías colocarte muy por delante del resto y de la competencia en lo que respecta al sentido comercial.

Vía | Life Hack

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close