5 TÉCNICAS para recargar tu cerebro y convertirte en un súper vendedor

Nuestro cerebro es un órgano, que con la guía adecuada, puede moldearse para alcanzar más éxito en nuestro trabajo diario como networkers.

15 de enero de 2020
Foto: Envato Elements

Nota: La presente noticia se publicó inicialmente en el sitio web Addicted 2 Success.

Todos los empresarios de network marketing o del marketing multinivel estamos buscando constantemente más ventas, más prospectos, y a veces dejamos que este proceso dependa de la suerte o de nuestro esfuerzo continuo, pero haciendo siempre lo que hemos hecho una y otra vez.

Pero si tuvieramos una forma de hacer las cosas de manera diferente para obtener más cierres, si pudieramos ser más ágiles desarrollando nuestros argumentos y venciendo las objeciones de nuestros prospectos, si desarrollaramos una actitud estratégica, más avanzada – reafinando o recalibrando nuestras capacidades cerebrales, si todo esto sucediera las cosas serían mucho más fáciles.

La buena noticia hoy es que sí podemos hacer esto, podemos recalibrar nuestro cerebro para que rinda más, para que sea más ágil al momento de buscar soluciones alternativas y de hecho no se trata de técnicas avanzadas de laboratorio. Con unos simples pasos, todos podemos reestructurar la forma en que nuestro cerebro interactúa con el medio, la forma en que aprende y la velocidad a la que lo hace.

Cambiando nuestro cerebro

En la siguiente columna, Mike Volkin, un emprendedor serial muy exitoso, nos comparte 5 técnicas básicas para reestructurar nuestro cerebro y recargalo con poder de nuevo. Permanece atento.

Si hay un único catalizador que trae grandes cambios a este planeta, es el cerebro humano. Nuestro cerebro es muy poderoso … ni siquiera las últimas supercomputadoras pueden rivalizar con su rendimiento. Es fascinante cómo esta masa de aproximadamente tres libras dentro del cráneo puede procesar hechos, almacenar recuerdos, dictar cómo se mueve tu cuerpo y tomar decisiones. Incluso los científicos están asombrados de cómo funciona nuestro cerebro y cómo le permite a una persona tener éxito.

El cerebro se adapta a nuestro entorno y situaciones constantemente, incluso durante la edad adulta, que hasta hace aproximadamente una década, no era conocida por los científicos del cerebro. A esta capacidad de adaptación la llamamos neuroplasticidad.

Desde el momento en que nuestra mente comienza a desarrollarse hasta el día de nuestra muerte, las conexiones entre las células cerebrales se reorganizan en respuesta a nuestras necesidades cambiantes. En otras palabras, el cerebro neuroplásico absorbe varios estímulos, los procesa y le dice al cuerpo cómo responder en consecuencia.

Muchos estudios científicos han confirmado que nuestros pensamientos o acciones repetidas refuerzan las vías neuronales. Entonces, esencialmente, tus pensamientos pueden cambiar la forma en que funciona tu cerebro. Si este es el caso, ¿cómo puedes aprovechar la neuroplasticidad de tu cerebro para convertirse en un mejor emprendedor?

Según mi propia experiencia, estos son los cinco pasos sobre cómo un empresario puede aprovechar la neuroplasticidad:

1. Duerme lo suficiente

Dormir es la mejor manera de relajarse y recargar el cerebro después de un día de trabajo. Esta actividad aparentemente inouca, restablece las conexiones cerebrales que son importantes para la memoria y el aprendizaje. La falta de sueño limita el rendimiento del cerebro y perjudica tu memoria. No dormir bien te hace propenso a cometer errores, que es lo que quieres evitar al momento de tomar decisiones empresariales.

Asegúrate de dormir de siete a nueve horas todos los días. Como emprendedor, sé que a veces es difícil hacer esto. Pero si eres disciplinado, si priorizar y estás enfocado en tus objetivos, es necesario obtener la cantidad de sueño recomendada para tener un estado mental claro.

2. Permanece activo

Si siempre te sientas en el trabajo, así que es hora de levantarse. Tu cerebro es más productivo cuando estás de pie. Tómate el tiempo necesario para hacer ejercicio. El ejercicio aumenta el suministro de oxígeno a tu cerebro, lo quele ayuda a que funcione mejor. Necesitas una mente y un cuerpo sanos para realizar más trabajo.

Aparte de esto, el ejercicio nos ayuda a que nuestro cerebro produzca en una cantidad mayor los llamados “neurotransmidores de la felicidad”, estos son la dopamina y la serotonina. Con estas sustancias nos sentimos más felices y somos más productivos.

3. Continúa aprendiendo

Necesitas alimentar tu cerebro con nueva información tan a menudo como puedas. Puedes aprender un nuevo idioma, aprender a tocar un nuevo instrumento, leer un nuevo libro o practicar un nuevo deporte. Fortalece tus habilidades como emprendedor tomando un curso en línea. Haz algo nuevo que te parezca divertido. Si haces ejercicio, prueba nuevos entrenamientos. Aprender algo nuevo refuerza el rendimiento cerebral y lo mantiene neuroplástico.

4. Reduce el estrés

Como emprendedor, siempre te encontrarás con situaciones desfavorables que realmente pueden estresarte. Aprende a controlar y bloquear los pensamientos negativos para reducir el estrés. La mejor manera de hacer esto es a través de la meditación diaria. Se puede hacer en cualquier lugar, por lo que no hay excusa.

Comencé a meditar el año pasado durante diez minutos al día, y en dos semanas noté una diferencia. Si tienes un teléfono inteligente, hay toneladas de aplicaciones que te guiarán a través de tus primeras lecciones de forma gratuita.

El estrés es un asesino absoluto en tu cerebro y disminuye la neuroplasticidad de tu cerebro. Estamos más estresados ​​y distraídos ahora que antes. La meditación ayuda enormemente a recuperar tu enfoque en cosas más importantes. Si la meditación no es lo tuyo, otras formas de eliminar el estrés incluyen desconectarse de los dispositivos electrónicos o bien usarlos para escuchar únicamente música relajante. Necesitas un tiempo fuera del trabajo y más cerca de tus amigos y familiares.

Nota al margen: Fuera de la meditación y la música, puedes apoyarte con visitas a tus amigos y familiares, actividades culturales, salir a cine, comer fuera.

En contraste con la meditación que pertenece a la tradición espiritual oriental, y que en Occidente hemos apropiado como Mindfulness o atención plena, puedes recurrir a tu fe personal. Dedica tiempo a orar, realiza la oración contemplativa como un elemento que no solo te ayudará a relajarte sino el que encontrarás un sentido de propósito que va mucho más allá del dinero.

Básicamente, para reducir el estrés necesitas dedicar tiempo a actividades “no productivas” y de las que disfrutes. Ese disfrute y goce también es un “beneficio” que muchas veces no se cuenta en los libros de cuentas.

5. Establece metas

Encuentra tu propósito, el por qué haces de lo que haces. ¿Qué te hace feliz cuando realizas las tareas? ¿Qué te mantiene en marcha? Si tu cerebro está motivado y alerta, entonces pasas por la vida más concentrado. Una mente alerta y enfocada es muy neuroplástica.

“El mayor peligro para la mayoría de nosotros no es que nuestro objetivo sea demasiado alto y no lo alcancemos, sino que sea demasiado bajo y lo alcancemos”. – Miguel Ángel

¿Cómo pongo estos consejos en práctica?

De hecho, yo mismo estoy enganchado a un tipo de meditación llamada Visualización Creativa, que recomiendo para que todos los emprendedores hagan diariamente. Como tenista competitivo, quiero contarles cómo la visualización creativa ayudó a la campeona de tenis del US Open de este año, Bianca Andreescu. Esta canadiense de 19 años hizo historia al convertirse en la primera jugadora en ganar el US Open en su debut. Ella nunca jugó en el US Open antes. De hecho, el año anterior a eso, trató de calificar y perdió en las rondas clasificatorias.

La gente comenzó a preguntarle cómo pasó de cero a ser una heroína en solo un año y venció a la mejor jugadora de tenis de la historia en la final, Serena Williams. Su respuesta fue la visualización creativa. Ella dijo que la practica a diario. Su respuesta demuestra que la visualización creativa está directamente relacionada con la neuroplasticidad.

Testimonio del autor

Aprendí técnicas específicas sobre cómo hacer efectivas las visualizaciones creativas. Lo hago tres veces al día, siete minutos por sesión o 21 minutos al día. Me imagino jugando mejor tenis, golpeando un saque fuerte justo en la esquina, sosteniendo un trofeo sobre mi cabeza y todas esas imágenes que vienen con un gran partido.

Después de tres semanas de hacer esto, tuve mi primer partido. Juego en una liga competitiva pero, para ser sincero, tengo más derrotas que victorias. Juego con alguien que tiene un buen récord. Cuando golpeé la pelota por primera vez, supe que algo diferente iba a pasar. Mis golpes eran más limpios y nunca perdí el enfoque. Gané el juego en un partido doble, 6-0,6-0.

También te puede interesar:

7 errores de un networker al iniciar su carrera en el multinivel.

Mi oponente no lo podía creer. Se quejó al capitán del equipo de que estaba en la liga equivocada, pensó que era una especie de error.

He jugado muy bien al tenis desde entonces, y no hay ninguna razón por la que no puedas mejorar tus habilidades empresariales también. Solo necesita creer que funcionará y comprender que no es un proceso que se da de la noche a la mañana. Debes desarrollar la actitud correcta, seguir los consejos anteriores y repetir el proceso religiosamente. Si haces esto, no hay duda de que puedes ser un futuro súper emprendedor.

Con información de Addicted 2 Success.

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close