6 razones por las que “decir menos a más personas” te traerá más cierres

Estás pasando por un proceso de selección y clasificación para identificar a las personas que realmente buscas.

29 de enero de 2020
Foto: Envato Elements

Si estás en ventas o mercadeo en red, probablemente hayas escuchado el dicho “di menos a más personas”. En el artículo de hoy, voy a compartir lo que significa, los beneficios y compartiré mis propios pensamientos personales sobre el tema.

¿Qué significa?

Decir menos a más personas significa que, en lugar de decirle mucho a una sola persona, le dices un poco a mucha gente diferente. Eres el mensajero, no el mensaje. En lugar de tratar de “vender” a alguien explicando todo en detalle desde el principio, estás pasando por un proceso de selección y clasificación para identificar a las personas que realmente buscas, o a los que podrían estar en el mercado por lo que tienen.

Ejemplos del mundo real

Aquí hay algunos ejemplos de cómo decir menos a más personas, solo para darte algunas ideas:

# 1: Estás en un evento de redes para encontrar más clientes para tu negocio de paisajismo. En lugar de pasar mucho tiempo conectándote con alguien en el evento, te mezclas y pasas uno o dos minutos con cada persona. Recoge la tarjeta de presentación de todos y les da a ellos también tu tarjeta de presentación.

# 2: En lugar de explicar en detalle cada beneficio de tu empresa y oportunidad de negocio a tu tío Bob durante una hora, invita a 20 personas a asistir a tu presentación comercial en tu casa el viernes por la noche.

# 3: En lugar de pasar 30 minutos convenciendo a una dama en el club para que baile contigo, esperando que diga SÍ, le pides a 10 – 20 chicas que bailen, una a la vez, hasta que encuentres a alguien que diga SÍ .

# 4: En lugar de hacer una presentación comercial de una hora con tu cliente potencial, tienes cuatro eventuales prospectos que asisten a una llamada de conferencia grabada de 15 minutos para obtener más información sobre tu oportunidad comercial.

Di menos a más personas: Los beneficios

Aquí hay algunas razones comunes por las que debes decir menos a más personas.

# 1: Trabaja los números

Vender es un juego de números. Siempre lo ha sido y siempre lo será. No importa lo que ofrezcas a la gente, no todos estarán interesados. Tienes que pasar por X cantidad de personas para encontrar Y número de prospectos y obtener Z cantidad de ventas. Cuantas más personas encuentres, más ventas obtendrás naturalmente.

No hace falta decir que si “dices menos a más personas”, hablarás con más gente. Cuando dejas de tratar de cerrar a todos, puedes filtrar rápidamente a través de tus posibles prospectos y determinar las personas que encajarán bien. Como es menos estresante, tiendes a prospectar más. La prospección más sencilla lleva a más ventas y suscripciones.

Fuente: Kenny Santos

# 2: No te muestres como un vendedor agresivo

Cuando mantienes las cosas cortas y agradables, eres más un huésped bienvenido que una plaga no invitada. Si pasas mucho tiempo hablando con una persona, te muestras como un vendedor agresivo o desesperado. No deseas arruinar su bienvenida, especialmente en el primer contacto, ni quieres presionar a la gente.

Esto debería ser bastante obvio, pero no vas a convencer a todos de comprar tu producto o servicio si los presionas demasiado. Llegará un momento en tu argumento de venta cuando te des cuenta de que la persona simplemente no está lista para comprar, y debes dejar que te diga que no.

Da un paso atrás, agradéceles por su tiempo y tal vez hagas un seguimiento con ellos en una fecha posterior.

A veces, un prospecto aún no está en un lugar listo para comprar, y debes dejarlos con una experiencia positiva si deseas obtener una venta en el futuro. Por otro lado, entiendo el problema de dejar que alguien se vaya. Sabes que si los dejas salir por la puerta, es posible que nunca vuelvan y que hayas perdido dinero.

Sin embargo, forzar a un prospecto o intimidarlo para que diga “sí” es terrible y crea una impresión negativa y agria todo el trato. Si vas a tener una relación duradera con esta persona y tu negocio, ser agresivo no hará que les gustes a largo plazo. Y si no confían en ti, buscarán la primera oportunidad de dejar de hacer negocios contigo en el futuro.

A veces, si tienes que esforzarte tanto para conseguir que alguien compre, no son los adecuados para tu negocio. No intentes colocar una clavija cuadrada en un agujero redondo.

Fuente: BNGTeam.com

# 3: No tienes que ser un experto

Muchas personas nunca empiezan con su negocio de mercadeo en red porque piensan que tienen que saber todo ANTES de comenzar. Cuando dices menos a más personas, no tienes que ser un experto. En cambio, solo tienes que aprender a ser un trazador de líneas. Esto es algo que cualquiera puede hacer. Además, no tienes que preocuparte por decir algo tonto o arruinar las cosas.

Abraham Lincoln dijo: “Es mejor permanecer en silencio y ser considerado un tonto que hablar y eliminar toda duda”. No estoy sugiriendo que permanezcas en silencio todo el tiempo. Pero es demasiado fácil hablar sin pensar, con información insuficiente o por una suposición errónea. Eso puede hacer que parezcas menos inteligente de lo que eres, y minimizará las posibilidades de que ocurra si te dedicas solo a escuchar y decides no hablar nada.

Fuente: Inc.com

# 4: No pierdas tu tiempo

Lo último que deseas hacer es perder el tiempo con un cliente potencial, solo para descubrir que no están interesados ​​en lo que tienes para ofrecer. Tu trabajo es despertar la curiosidad de la gente y luego lograr una cita. Muchos distribuidores novatos cometen el error de tratar de hacer una venta directamente en el contacto inicial. En cambio, deseas lograr una cita y dejar que en esa reunión puedas comercializar tus productos, servicios u oportunidades.

Después de mi experiencia perdiendo el tiempo con este prospecto, donde demostré que soy un pobre administrador de mi horario, ahora debo obligarme a no volver a equivocarme nunca más. Y la forma en que lo hago es simplemente cambiar el proceso para que no me sea posible cometer el mismo error.

Fuente: EarlytoRise.com

# 5: Tienes más tiempo para hacer un seguimiento y cerrar

El contacto inicial es solo la primera parte del proceso de mercadeo. El seguimiento, la presentación y el cierre son MUCHO más importantes. Si puedes evitar pasar mucho tiempo con una persona en la conversación inicial y, en su lugar, usas ese tiempo para presentar, hacer un seguimiento y cerrar tus otros prospectos, obtendrás resultados mucho mejores. ¡Di menos a más personas!

¡La fortuna está en el seguimiento!

# 6: Puedes aprender mucho

El oyente es el que está aprendiendo. Si dices menos a más personas, terminarás escuchando más de lo que hablas. Esa es una buena cosa. Les ayudarás a identificar “conflictos” para que puedas convertir mejor a tus prospectos. Tu objetivo final es ofrecer soluciones a los problemas de las personas. Al escuchar más, puedes descubrir cuál es su dificultad y luego adaptar tu producto, servicio o negocio como una solución a esa situación.

Tienes dos orejas y una boca por una razón. Úsalos en esa proporción.

Conclusión

En conclusión, si dices menos a más personas, suscribirás más distribuidores, encontrarás más clientes potenciales y realizarás más ventas minoristas. Quieres ser el mensajero, no el mensaje. ¿Deseas adoptar la posición de escopeta en lugar del enfoque de francotirador? ¿Quieres realizar la mayor cantidad de exposiciones posible lo más rápido como puedas? En lugar de vender y convencer, estás tamizando y clasificando. ¡La clave para que eso suceda es decir menos a más personas!

¿Qué piensas de este tema? Deja un comentario a continuación y hazme saber lo que piensas. Espero escuchar de ti.

Comparte nuestro contenido si lo disfrutaste.

Vía | On Line MLM Community

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close