7 RAZONES por las que podrías ABANDONAR tu compañía de MLM actual

No todos los networkers permanecen para siempre en la misma compañía de mercadeo en red. Existen ciertas razones que podrías considerar si ya no te sientes cómodo en tu actual compañía o si sientes que debes buscar algo más.

2 de septiembre de 2021

Si tu intención a la largo plazo es hacer carrera como networker, es poco probable que estés en una sola compañía de mercadeo en red durante toda tu carrera. Es posible, pero poco probable. Muchas compañías de la industria van y vienen, otras pierden su momentum, otras no son lo que esperabas y tienes que migrar a una compañía que satisfaga tus expectativas, sin mencionar los potenciales riesgos asociados de compañías que usan el nombre de la industria para llevar a cabo negocios fraudulentos.

Piensa en tu carrera actual. ¿Cuántos trabajos diferentes (o empresas) has tenido durante tu vida adulta? ¿Para cuántos empleadores diferentes has trabajado? Lo más probable es que hayas tenido muchos empleos con diferentes empleadores. Lo mismo puede ocurrir con aquellos que se dedican al Network Marketing de manera profesional y hacen de este negocio su opción de vida a largo plazo.

Yo sólo trabajé en el mundo corporativo durante unos años, y durante ese tiempo tuve alrededor de 5 a 10 diferentes empleadores. Estoy seguro de que tu experiencia es similar. La mayoría de las personas cambian de trabajo cada dos años. Es la nueva tendencia.

En el mundo actual, muy pocas personas se quedan con un empleador durante toda su carrera. Algunos lo hacen, pero la mayoría no.

  • Muy pocos entrenadores deportivos se quedan con el mismo equipo para siempre.
  • Muy pocos jugadores de deportes profesionales juegan para un equipo durante toda su carrera.
  • Los músicos cambian de casa discográficas.

A veces, tiene sentido saltar de buque para perseguir pastos más verdes. Las nuevas opciones nos llevan a tener perspectivas más frescas sobre lo que queremos hacer, así como nuevas posibilidades, nos ofrecen nuevos productos y desafían el estatus quo.

Dejar una empresa de MLM nunca debe ser una decisión precipitada o emocional. Requiere serio pensamiento y consideración. Pueda que en realidad no necesites hacerlo después de todo, pero en caso de que sientas que debes buscar nuevos rumbos para continuar tu camino de crecimiento, considera los siguientes elementos.

Razones comunes para dejar una empresa de MLM

Aquí están algunas razones comunes por las que puedes dejar una compañía de MLM:

1. Cambio de intereses

Hagámosle frente, seamos honestos, nosotros cambiamos. De hecho, cambiamos todo el tiempo. Nuestros intereses también cambian. Podría llegar un momento en el que ya no eres un apasionado de la industria. Tal vez ya no quieres ser un empresario. O bien, deseas iniciar un negocio diferente. Tal vez quieres hacer algo diferente con tu vida.

En este caso es completamente legítimo decir “no más”, “ya no quiero esto”, “mis valores son distintos, pueda que para otros funcione bien, pero yo quiero hacer otra cosa.” Esto es algo que le puede pasar a cualquier persona en cualquier negocio. Lo mejor que puedes hacer es ser honesto contigo mismo, ya que después de todo se trata de tu tiempo y de tu vida, y naturalmente no querrás dedicarla a algo que no ames de verdad.

2. La empresa está saturada o en declive

Una vez que una empresa ha pasado su fase de impulso, que eventualmente la estabiliza y empieza a tener un comportamiento plano. Esto es normal en cada tipo de negocio. Dicho esto, si la empresa es un barco que se está hundiendo, podría ser hora de irte. No tiene sentido quedarse en un barco que se hunde. Es probable que haya un problema de gestión o problemas con los propietarios de la empresa si la empresa va cuesta abajo.

Algunas compañías hacen grandes promesas en un inicio, pero luego los líderes corporativos pueden terminar tomando malas decisiones estratégicas, el producto puede que haya pasado de moda y la empresa no se dedicó a innovar, o apareció un competidor con un precio más asequible y un producto más completo. En cada uno de estos casos el denominador común es que la empresa ha dejado de ser competitiva y en consecuencia su desempeño en el mercado ya no será lo que una vez fue y no podrá satisfacer las expectativas que una vez traías.

3. El equipo directivo es ineficaz

Hay muchas cosas en esta industria fuera de tu control. Una de esas cosas es el equipo directivo de la empresa a la que perteneces. Sí, los distribuidores son importantes, pero el equipo de liderazgo de la compañía tiene un gran impacto en el éxito a largo plazo, o en el fracaso de una empresa. Si el equipo directivo está cambiando constantemente, o no se centra en el distribuidor, o no tiene ni idea del trabajo de campo y del mercadeo en red, puede ser hora de irte. Si el producto siempre se envía tarde, tus cheques los recibes con retraso y/o rebotan, y hay problemas constantes de servicio al cliente, podría ser el momento de salir de la empresa.

Las fallas de una compañía en relación al desempeño de los líderes ejecutivos puede ser algo fatal para el desempeño a largo plazo de los líderes de campo. Es crucial que todos estén trabajando de manera armónica desde el escalón más alto y esto implica que el equipo corporativo esté comprometido con el éxito de los distribuidores.

4. Problemas con los productos

A veces las empresas tienen algo genial y luego cambian las formulaciones con sus productos para ahorrar dinero. A veces, los productos tienen efectos secundarios que conducen a demandas judiciales. A veces los productos son basura demasiado cara. Si ves que los productos no tienen un buen valor, puede ser hora de irte.

Otro de los elementos es que los productos de tu competencia siempre están cambiando debido a factores de innovación e investigación. Si una compañía no investiga e innova es poco probable que pueda mantener el ritmo de la competencia y en consecuencia los consumidores optarán por los productos de las demás empresas.

5. Demandas y mala prensa

Casi todas las empresas han experimentado demandas y mala prensa en algún momento. No es nada raro. Sin embargo, los pleitos y la mala reputación pueden destruir potencialmente a una compañía.

Si haces una búsqueda en Internet acerca de tu compañía y los primeros 50 resultados son cosas negativas, podría ser el momento de seguir de largo con otra empresa. De hecho, algunas compañías se disuelven debido a demandas judiciales. Mantén un ojo cercano en esto con tu compañía actual. Si nada más, recuerda esto: si tu prospecto va en línea para buscar acerca de tu empresa, y todo lo que encuentra es cosas negativas, será difícil reclutar gente.

Muchas compañías que no son parte de la industria, pero que usan el nombre de la industria para llevar a cabo estafas piramidales caben dentro de esta categoría. Debes prestar mucho cuidado a la reputación de tu compañía porque puede ser un indicador serio de que algo malo está sucediendo con ella.

6. Cambio en el plan de compensación

Ten cuidado con las empresas que cambian constantemente el plan de compensación. Si siempre están cambiando significa una cosa: la empresa quiere ganar más dinero y pagar a los representantes menos. Sí, la empresa tiene que hacer un beneficio y permanecer en el negocio. Lo entiendo. Pero, también necesitas ser remunerado bien por tus resultados. Si constantemente te pagan menos, a pesar de que tu equipo y el volumen están creciendo, es posible que desees dejar tu empresa y buscar otro rumbo.

Muchos equipos grandes de la industria hacen estas evaluaciones y en consecuencia familias de líderes toman decisiones conjuntas de marcharse de un negocio que ya no brinda la rentabilidad que antes ofrecía. Si tus perspectivas de crecimiento se ven truncadas por un plan de compensación diluido o que ya no te paga lo mismo, no dudes en hacer cambios y evalúa muy bien cuál será tu próxima compañía.

7. Tu corazón ya no está allí

Esta es una gran verdad para mí. No puedo hacer nada con lo que no me sienta 100% identificado.

Estoy seguro de que muchas otras personas se sienten exactamente así.

Es difícil promover un producto y una oportunidad de negocio que no te apasione. Tal vez tu corazón ya no está en tu compañía. Tal vez ya no está en la industria. Si ese es el caso, podría ser hora de irte. Esta razón se relaciona mucho con la primera. Si definitivamente ya no sientes que debas hacer parte de esta empresa o que tu corazón no está con el MLM, no dudes en dar un paso al lado y cambiar. Lo mejor siempre será estar allí donde está tu corazón.

Cómo tomar una decisión

Si tiene dudas acerca de tu empresa actual de mercadeo en red, aquí hay algunas preguntas que puedes hacerte para ayudarte a través del proceso.

  • ¿Tengo fe en el equipo de liderazgo de la compañía?
  • ¿Estoy creciendo o disminuyendo dentro la compañía?
  • ¿El plan de compensación me recompensa satisfactoriamente por los resultados que genero?
  • ¿Soy un apasionado de la compañía y de la línea de productos?
  • ¿Los nuevos distribuidores que se unen a la empresa tienen hoy una buena oportunidad de lograr lo que quieren?
  • ¿Hay un montón de demandas en curso ahora con la compañía? Si es así, ¿de qué se trata?
  • ¿Está la empresa financiada adecuadamente para el crecimiento futuro?
  • ¿Estoy contento con la compañía?
  • ¿Puedo esperar que mi equipo y comisiones crezcan en los meses y años venideros?
  • ¿Es el producto o servicio de mi empresa una moda pasajera, o algo que estará en la demanda de los consumidores por muchos años más?

Otros consejos sobre cuándo dejar una compañía MLM

  • Ora o medita en ello.
  • Habla con mentores fuera de tu empresa.
  • Habla de corazón a corazón con alguien de confianza (cónyuge, padres, pastor, sacerdote etc.)
  • SIEMPRE confía en tus instintos.
  • Ten paciencia.
  • Saca una hoja de papel y escribe todos los pros y los contras de tu decisión.

Una vez que tomes una decisión, sigue adelante y nunca mires hacia atrás. Mantente firme en tu decisión y piensa en las decisiones positivas que tomarás en tu nueva compañía de mercadeo en red o en los nuevos modelos de negocio de los que ahora harás parte.

La hierba no es siempre más verde al otro lado de la cerca.

Es importante recordar este consejo también. Ninguna empresa de mercadeo en red es perfecta. Cada empresa tiene problemas, ya sea la formación de equipos o cualquier otra cosa. A veces, las cosas se ven atractivas a la distancia, pero una vez que echas un vistazo más de cerca, no es lo que pensabas que sería.

Una última sugerencia

No te apresures a renunciar a tu empresa actual de mercadeo en red. Dejar una compañía de MLM que has estado construyendo por algunos años debe ser una decisión MAYOR, no algo que haces en un momento de impulsividad o como un capricho. Reflexiona tu decisión teniendo en cuenta cada uno de las razones que hemos mencionado.

Valora los pros y los contra de manera concienzuda, valora tus capacidades, tu amor por la industria y lo que te ofrece tu actual compañía de mercadeo en red, así como lo que te puede ofrecer una nueva compañía de la industria. Una vez que hayas hecho tu evaluación, toma tu decisión de acuerdo a los factores que evaluaste y siéntete libre de actuar de acuerdo a lo que te dicta tu conciencia.

Vía | Online MLM Community

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.