8 factores clave que debes tener en cuenta para mejorar tu INDICES de RECLUTAMIENTO

A veces, la diferencia entre reclutar a alguien para tu negocio y perder la oportunidad de cerrarlo está en los detalles. Aquí algunas estrategias de reclutamiento que pueden impulsar tus promedios.

27 de enero de 2021
Foto: Envato Elements

Hay muchos consejos de reclutamiento MLM que pueden ser utilizados por los representantes del Network Marketing cuando se trata de patrocinar nuevos miembros.

Luego de permanecer en esta industria durante casi un año puedo emplear la siguiente frase, “esta industria es un juego de números”. Cuanta más gente adentres a esta industria, más éxito pecuniario tendrás. Sin embargo, cuando se está cara a cara con la perspectiva tangible hay algunas cosas importantes en las cuales enfocarse.

Lo que compartiré a continuación son algunas de mis propias experiencias personales.

1) Que beneficios trae el reclutamiento

No importa lo emocionado que estés con tu plan de negocios y con tus productos, la persona a la que haces la presentación de negocio siempre se preguntará, ¿y a mí en qué me beneficia unirme a este negocio? Esta forma de pensar es totalmente comprensible, por lo tanto hay que tenerla en cuenta. Probablemente cuando no te preguntan por el plan de negocio es porque no saben qué es eso o porque sencillamente no les interesa.

2) Dirígete a ellos por su nombre

Cuando estés preguntando o respondiendo algo, asegúrate de hacer la conversación amena y personal, para ello emplea su nombre. Cuando les muestras respeto y amistad, siempre los resultados serán favorables.

3) Utiliza preguntas frecuentes

Haz preguntas sobre una base regular cuando estés entablando una amistad de negocios con alguien, esto te ayudará en el desenvolvimiento de la conversación. En primer lugar, si haces buenas preguntas obtendrás buenas respuestas que te ayudarán en el proceso de reclutamiento; hacer preguntas no es malo, pero depende del tipo de preguntas que hagas, lo que determinará que la otra personas se sienta cómoda o no.

Una segunda razón por la cual hacer preguntas podría ser de utilidad se debe a lo emocional, financiero, social o cualquier otro aspecto del tipo de preguntas que realices. Las preguntas se pueden mezclar como por ejemplo la parte emocional con la financiera, así: “¿Te gustaría trabajar en una industria donde tendrás libertad de tiempo para dedicarle a tus hijos y además mejorar considerablemente tus ingresos?”

4) Háblales con claridad

Esto es algo que yo estaba haciendo mal al comienzo de mi carrera en el MLM. Yo solía pensar, “Es difícil tener que usar incentivos para que la gente acepte una idea de negocio o un producto”, yo solía pensar en lo sensible que este tipo de afirmaciones son en las demás personas, sin embargo me estaba anticipando a lo que finalmente escogerían las personas y sus gustos, preferencias y/o prioridades para aceptar cualquier propuesta.

No es fácil de hacer, pero es necesario hablar con la mayor claridad posible a las personas que queramos reclutar, por supuesto no todo el mundo tiene el mismo carácter y la capacidad para comunicarse con los demás, por lo que puede parecer una tarea compleja. Pero cuando lo hagas sabrás a lo que te enfrentas y tendrás bases para llegar a más personas, añadiendo más patrocinados a tu equipo de trabajo.

5) Respuestas claras

Es natural que cuando estés hablando, tus espectadores tengan preguntas que hacer. Es necesario ser claro al momento de responder y aclarar que las respuestas se harán cuando termines de hablar. Una buena presentación generará dudas que deberás responder para no dejar vacíos en la gente y para promover el reclutamiento tan fácil como sea posible. Deja que una presentación de 15 minutos haga todo por ti, es lo que debes hacer en primer lugar.

Una pregunta que personalmente suelo usar cuando termino alguna presentación es, ¿qué te ha gustado más de todo lo que te he dicho? Esta pregunta hará que la conversación se vaya por un cauce positivo.

6) Muestra discreción y seriedad por el negocio

En otras palabras, no muestres desesperación. Como la mayoría de la gente me uní a esta industria por el dinero extra que podía ganar de forma sencilla a razón de que quería trabajar en algo diferente pero rentable. No importa lo desesperado que puedas estar por tener más patrocinados, JAMÁS debes transmitir tu mensaje con mendicidad a alguien que quieres que se una a tu negocio.

Si muestras discreción y seriedad con tu negocio, al final el reclutamiento saldrá exitoso. Siempre he sabido que “persuadir” a alguien termina en fracaso. La simple razón es que cuando persuades intentas tomar la decisión que ellos deben por su propia cuenta tomar.

Lo que hay que hacer es dejar que ellos se convenzan de que necesitan lo que tu tienes y que son capaces de generar más dinero y tener más tiempo libre. Si haces esto, mantienes la motivación, el impulso fluye y tú te convertirás en un ganador, una joya valiosa de tu equipo.

7) Se concreto

Si enseñas tu presentación a otra persona, asegúrate de que sea mentalmente clara. A pesar que podrías haber visto cientos de veces la misma presentación, se necesita concentración y entusiasmo para mostrarla. Lo último que quieres es aburrir a la gente con tu presentación a tal punto que tu prospecto resulta hablando por teléfono o haciendo otra cosa en vez de prestarte atención.

8) Nunca discutas

Los comentarios que he escuchado después de las presentaciones, o incluso antes de las presentaciones, desde las perspectivas humanas, varían en diferentes maneras. Algunos son muy positivos, otros son neutrales, pero algunos pueden ser ofensivos. Otro aspecto que cabe resaltar, es que todo el mundo tiene su propia opción y que todos vemos las cosas de una manera diferente. Si alguien te hace una afirmación, dile “estoy totalmente de acuerdo contigo”.

Si alguien es neutral contigo con lo que dices, entonces plantea preguntas para saber su punto de vista, si alguien es muy negativo, y a veces, incluso grosero, tu puedes responder, “por supuesto, tienes derecho a dará a conocer tu opinión, sin embargo, veo las cosas de forma diferente”. Así nunca volverás a discutir con ellos, o tratar de demostrar quién tiene la razón. Yo prefiero darles las gracias por su tiempo y seguir adelante.

Finalmente, recuerda siempre que el reclutamiento MLM es un juego de números, donde algunas veces se gana y otras se pierde.

Nuestra mayor gloria nunca consiste en caer, sino en levantarnos cada vez que caemos” – Oliver Goldsmith.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close