¿Qué hacer cuando alguien no quiere unirse a tu negocio de MLM?

¿Deberías alejarte de ese tipo de personas que no se quieren unir a tu negocio o deberás continuar insistiendo con llamadas y correos electrónicos?

Apuesto que alguna vez te has preguntado esto o alguien de tu equipo de trabajo te lo ha planteado.

La conversación siempre es algo como…

“Chuck, he intentado hacerle un seguimiento a mi tío Jim, pero no responde. Lo he llamado 10 veces, le he enviado dos correos electrónicos por día. En cada ocasión se comportó indiferente, no se contactó conmigo, ¿qué debería hacer?”

Mi cerebro asimila la información.

Le aconsejo que tome talcos para bebés. Llene sus manos con talcos. Y le dé a su tío Jim un golpe en la cara.

¿Te sentirás mejor? Quizá.

Pero justifico a algunas personas por no querer estar en esta industria.

Así que mi lado racional dice “pasa por alto ese tipo de personas.”

Déjame ser brutalmente honesto contigo por un momento.

Si la perspectiva que brindas, no provoca en tus espectadores la reacción de devolverte la llamada o responderte el correo electrónico, es porque en verdad no están interesados en lo que estás ofreciendo.

Algunas personas simplemente no quieren hacer parte de esta industria, otros creen que no es un negocio apto para ellos.

Sin embargo está en ti, preparar una adecuada presentación acerca de la prospección de tu negocio. Si no estás seguro de lo que ofreces, tampoco lo estarán tus oyentes.

Tú buscas personas que quieran trabajar.

Clasificación

Los fanáticos del MLM son personas que acosan y asfixian a tal punto de mendigar.

Es verdad. ¿Conoces a alguien así?

Publicidad

Por el contrario, los profesionales del MLM tienen la postura de trabajar con excelencia, en este caso, de no perseguir a nadie.

Esta es la verdad…

La mayoría de las personas a las que presentaras tus productos o idea de negocio, no estarán interesados.

La mayoría de los que se unirán a ti, no harán literalmente nada.

Sin embargo, se necesita de más personas para construir una dinastía.

Por lo tanto, tendrás que hacer presentaciones a miles de personas.

Tendrás que patrocinar de 100 a 200 personas para terminar con solo unas pocas que realmente compondrán tu equipo de trabajo.

Tendrás que fallar y volver a intentarlo antes de alcanzar grande sumas de ingresos residuales.

Esa es la gente del Network Marketing.

No te preocupes por las personas que dicen NO.

Mil veces es preferible oír un no, a un tal vez. Es preferible un no definitivo a un “tengo que pensarlo”, cuando ya ellos saben que no aceptarán.

¿No es así?

Al menos un no, te permite seguir adelante sin gastar más tiempo y energía en lo mismo.

Realmente incurrirás en mayores costos y gastos con una persona endeble que tarda hasta seis meses para decir que no aceptará.

Algunos prefieren creer que en algún punto de tiempo la persona aceptará.

Cuando las personas están indecisas, no les des más largas, más bien, bórralas de tu lista.

Publicidad

Respóndele al tío Jim: “Hola tío Jim, no te quitaré más tiempo. He estado tratando de hacerte un seguimiento en varias ocasiones. Los últimos correos electrónicos no fueron respondidos y no te presentaste a nuestra cita programada. Obviamente, o bien, no estás interesado en lo que tengo para ofrecerte, o este es un mal momento en tu vida para tratar estos temas. Lo que haré es guardarte en mi lista. Si en algún momento cambias de opinión, no dudes en colocarte en contacto conmigo.”

Saber actuar así es un tesoro que aprendí durante varios años.

Esta lección me ha hecho conseguir un montón de dinero y la pasión para trabajar.

Los números en el MLM se trabajan día a día.

Algunas personas no quieren estar aquí y simplemente no debemos estar encima de ellos todo el tiempo, rogándoles que se unan a nosotros.

Cuando la gente no está interesada, no devuelve tus llamadas o no te responde correos electrónicos, sácalos de tu lista.

Busca a alguien que esté buscando una opción de salir adelante con mayores oportunidades de éxito y no le des más vueltas a personas que desde el principio saben que no quieren hacer parte de tu negocio.

Confía en mí, mucha gente está buscando esta opción.

Es tu trabajo encontrar a estas personas.

¿En verdad quieres trabajar con personas a las que toca rogarles para que accedan a una oportunidad de éxito?

Saca a las personas que definitivamente no quieren adherirse a ti y lleva tu negocio de Network Marketing hacia adelante.

Deja de perseguir a las personas. Haz que te persigan.

Espero que esto te ayude. Ahora, desplázate a tu negocio. Lo puedes hacer.

Esta es una gran oportunidad.

Por Chuck Holmes

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close