Jenna Zwagil, la top líder mundial del MLM, tiene un mensaje para todos los networkers

Conoce la impresionante historia de éxito de Jenna Zwagil y su mensaje para todos los networkers que tienen dudas sobre sus capacidades en el marketing en red.

27 de enero de 2020
Foto: Facebook Jenna Zwagil

Jenna Zwagil es actualmente la número uno de las mujeres con mayores ingresos en la industria del network marketing junto con su esposo, Josh Zwagil, CEO y Fundador de MyDailyChoice.

Jenna fundó HempWorx y formó un equipo masivo como distribuidora después de que la empresa se fusionó con MyDailyChoice en 2017. Ella es madre de 3 hijos y reside en Las Vegas, Nevada, EE. UU.

Hace 4 años, Jenna estaba en quiebra, este es su viaje inspirador hacia el éxito, NO llegó de la noche a la mañana …

Por Jenna Zwagil:

“Mi madre casi perdió la esperanza para mí después de que me despidieron de mi” buen trabajo “con beneficios en la compañía de televisión por cable en la que trabajé durante 8 meses”.

Era mi trabajo más largo que había tenido en un par de años y era madre soltera desde hace dos años y estaba recién divorciada de un marine que no estuvo haciendo lo suficiente para cubrir la manutención de los hijos durante la mayoría de los meses.

Fui la única persona que proveía para mi hogar y, sin embargo, asumí tantos riesgos al principio de mi vida porque nunca sentí que pertenecía a ninguna parte. Cada nueva carrera fue una decepción:

  • Probé con la escuela de peluquería.
  • Escuela de asistencia médica.
  • Escuela de Enfermería.
  • Colegio comunitario.
  • Escuela en línea.
  • Ventas telefónicas
  • Venta de cable
  • Ensacadora / impulsadora de supermercado
  • Cajera
  • Conductora de entrega de pizza
  • Vendedora de seguros
  • Diseñadora gráfica
  • Trabajadora de comida rápida
  • Vendedora puerta a puerta
  • Vendedora de coches
  • Soldado del ejército

Prácticamente todo lo que puedas imaginar, lo probé todo, lo odié todo, o lo dejé o me despidieron (o se me acabó el tiempo) porque en cada escenario no tenía el control de mi destino … y esto fue un problema para mí.

No supe lo que quería ser por mucho tiempo. Parecía que todos sabían lo que querían hacer y lo tenían todo resuelto. No sabía lo que quería hacer, pero tenía una lista de miles de cosas que sabía que no tenía.

Tan caótica como era mi vida, sabía que estaba destinada a algo grandioso. En el fondo sabía que tenía mucho que ofrecer y, debido a que tenía tantas experiencias diferentes, podía relacionarme con todo tipo de personas.

Ingresé al mercadeo en red

Al principio … lo hice muy mal. No me malinterpreten: mis habilidades de ventas no se tradujeron en mis habilidades relación con las personas. Estas estaban subdesarrolladas.

Lo único en lo que era buena en mi vida era en huir cuando las cosas se ponían incómodas. Huí de dos matrimonios y cien trabajos antes de encontrar el mercadeo en red.

Sin embargo, el mercadeo en red no me otorgaría éxito hasta que me tomara en serio el desarrollo personal y ese es el truco, si es que hay realmente un truco en este negocio.

Atraes lo que eres

Esta industria te cambia si la dejas. Te reta a competir contra ti mismo y contra quien solías ser. Te perdona tu pasado y te brinda la oportunidad de reinventarse independientemente de tu procedencia.

Por eso, estoy eternamente agradecida. Alcanzar el éxito fue más sobre la persona en la que me convertí cuando lo imposible se hizo posible. Fueron las lágrimas en mi almohada todas esas noches en que juré que había renunciado. Era la lucha dentro de mí misma para quedarme cuando cada impulso en mi cuerpo me decía que huyera.

Estaba superando cada prueba que el universo me lanzó porque le dije que esto era lo que quería. Fue una aceptación total de cada momento por el que pase y permitirme sanar de cada trauma que alguna vez me mantuvo cautiva.

Hace 4 años, conduje a Las Vegas desde Baltimore con nada más que mis pertenencias personales y un poco de esperanza.

No sabía dónde terminaríamos o en qué nos convertiríamos en el camino, solo sabía que era un viaje que debíamos emprender. Hoy, soy considerada una de las mujeres más exitosas en el mercadeo en red.

No estaría aquí sin Josh Zwagil, quien vio mi futuro antes que yo lo viera … Confié ciegamente en este hombre contra toda lógica y contra el sentido común.

Él creía en mí cuando yo no lo hice. Me animó cuando estaba desanimada. Me despertó de la vida inconsciente que había estado viviendo y cumplió con cada promesa que hizo cuando dijo que todo saldría bien.

A veces tienes que tomar prestada la creencia de alguien que puede ver tu grandeza antes que tú. Cuando es difícil creer que eres capaz de conquistarlo todo …

Decidí pasar la antorcha a unas pocas personas a las que tuve el honor de guiar. Creí en ellos cuando no creían en sí mismos y vi su futuro antes que ellos lo vieran.

No tengo todas las respuestas para ser un gran líder, pero lo que sí sé es lo importante que es ser la convicción de quienes dudan y la visión de quienes no pueden ver.

Una persona puede cambiar tu realidad. Conviértete en esa persona y observa el efecto dominó del cambio positivo en el mundo.

Con información de Business For Home.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close