LuLaRoe recorta 167 empleos y cierra uno de sus almacenes

LuLaRoe despedirá permanentemente a 167 trabajadores en su centro de distribución Corona cinco días antes de Navidad.

5 de noviembre de 2019
Foto: Vox

Los despidos de LuLaRoe se enumeraron como un cierre permanente de la instalación en una notificación recibida el miércoles 23 de octubre por el Departamento de Desarrollo de Empleo del estado. El estado requiere que los empleadores reporten los despidos pendientes con al menos 60 días de anticipación o de lo contrario deben pagar a los trabajadores por ese período.

Todos los puestos descritos en la notificación eran trabajos de almacén. El centro de distribución de LuLaRoe está en 1375 Sampson Ave.; su sede corporativa se encuentra en Temescal Canyon Road, California.

La compañía de marketing multinivel fue fundada por el esposo y la esposa Mark y DeAnne Stidham en 2013. Las mujeres, muchas de ellas madres que buscan ganar dinero trabajando desde casa, compran los vestidos, tops y leggings con estampados coloridos de LuLaRoe, y luego venden los artículos a través de redes sociales o fiestas en casa, similares a Tupperware y Rodan & Fields.

Lularoe reportó $ 2.3 mil millones en ventas en 2017. Desde entonces, ha estado luchando contra numerosas demandas, incluida una demanda de $ 48.7 millones presentada a fines de 2018 por un proveedor importante que afirmó que no se le pagó por los productos que entregó.

La demanda, presentada por Providence Industries, con sede en Long Beach, el 28 de noviembre de 2018, solicitó el pago de la ropa que había fabricado y entregado. También acusó a los Stidhams de crear compañías fantasmas para ocultar su dinero a los acreedores.

Una de esas presuntas empresas fantasmas es Carolina Pines, propietaria y operadora de un almacén en Columbia, S.C., y que figura allí como una empresa registrada. En una presentación judicial, Providence dijo que la propiedad de Carolina del Sur podría ser una táctica para mover activos fuera de California y retrasar los pagos a los acreedores. Carolina Pines fue incluida como coacusada en la demanda de Providence.

LuLaRoe también fue demandada por más de una docena de consultores que compraron productos al por mayor de la compañía y afirmaron que no se les devolvió el dinero cuando intentaron devolver el inventario no vendido o dañado. La compañía dijo en 2017 que las demandas eran “infundadas… Nos defenderemos enérgicamente contra ellas y confiamos en que prevaleceremos”.

Vía | Direct Selling News

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close