¿Por qué es tan importante manejar una AGENDA en tu negocio de MLM?

Llevar una agenda y preparar tus citas de presentación de negocio puede ser una gran forma de mostrar a tus prospectos profesionalismo en cada una de las tareas que realizas y hacer presentaciones de alto nivel.

16 de septiembre de 2021
Foto: Envato Elements

*El presente artículo fue escrito por Chuck Holmes y apareció originalmente en su blog Online Mlm Community. El artículo ha sido editado y ampliado por el equipo editorial de Viva El Network Marketing para mayor claridad de los lectores de habla hispana.

Seamos realistas, muchas empresas y la mayoría de los profesionales del mercadeo en red trabajan con cita previa. Lo más lógico es que si quieres optimizar tu tiempo y el tiempo de los demás, de aquellos que escuchan tus presentaciones, es que programes todos los eventos de manera ordenada y lleves una agenda para recordar en qué fecha y a qué hora se llevará una determinada reunión.

¿Cuándo los líderes, profesionales y las personas llevan una agenda? Aquí podemos ver unos ejemplos sencillos:

  • Cuando te estas arreglando el pelo, haces una cita.
  • Cuando vas al médico, pones una cita.
  • Cuando vas a arreglar tu carro, haces una cita.
  • Cuando visitas a un amigo, estableces una cita.
  • Cuando vas al dentista, haces una cita.
  • Cuando deseas consultar a un abogado haces una cita.
  • Cuando quieres hablar con un político, te programan una cita.

Podría darte otros innumerables ejemplos, pero espero que veas el punto. Las citas nos indican un manejo del tiempo para relaciones específicas y buscan optimizar los tiempos y las tareas de personas que pueden encontrarse altamente ocupadas.

Debes trabajar con citas en tu negocio de mercadeo en red. Esto establece tu profesionalismo y la seriedad con la que tomas tu trabajo y sigue siendo la mejor manera de mostrar tu negocio.

Esto te da cierta credibilidad adicional y te permite mostrarte ante la gente como alguien serio acerca de lo que haces y de tu agenda. Muéstrale a la gente que valoras su tiempo, y lo más importante, que valoras tu propio tiempo. Las personas sentirán así que tu negocio no es en sí una oportunidad formal, sino algo que demanda un orden, una disciplina y un compromiso concreto tanto por parte de ellos como de parte tuya.

Las citas y el agendamiento de las mismas también tienen otros efectos beneficiosos para tu negocio. Veamos:

Cuando hablas con tus clientes potenciales sobre lo que haces, tu objetivo principal es establecer una cita con ellos para que puedas darles una presentación COMPLETA en una fecha futura. Deseas que vean una presentación completa para que puedan tomar una decisión informada.

De esta manera, puedes ordenar los tiempos en los que vas a realizar la presentación, todo lo que vas a decir y no estarás improvisando. No es lo mismo cuando agendas una presentación de negocios y llevas toda la información preparada que cuando simplemente te encuentras con alguien y decides hacer una presentación improvisada en ese mismo momento y lugar.

Lo que la mayoría de la gente en nuestra industria hace, es tirar la información de su compañía por todos lados. Tratan de explicar todo lo que saben sobre los productos y la oportunidad de inmediato. Esto puede resultar fatal para tu negocio.

Eso es un gran error. Esa sobrecarga de información lanzada sobre el prospecto te hace ver como un networker sin experiencia. Lo que haces aquí en una presentación improvisada es lanzar demasiada información, sin una estructura ni un orden claro, además te desvinculas de la seriedad y el profesionalismo que imprimen a tu presentación una cita formal en la que cada uno de los aspectos de la exposición está planeado y es presentado de forma consistente y ordenad.

Hay otro elemento adicional de las citas que puede ayudarte a vender de una manera mucho más fácil tu negocio, tu producto y toda la oportunidad que rodea a estos dos elementos. La cita crea expectativa y prepara a tu prospecto para que llegue a la presentación en un estado mental mucho más receptivo del que estaría en una presentación improvisada y que se desarrolla en un encuentro ocasional.

Tu trabajo es vender la cita, y luego durante la cita, vender la oportunidad de negocio. En este sentido, empiezas a jugar con las emociones de expectativa y las posibilidades de asombro respecto a tu negocio y oportunidad. Las personas no tienen que pensar en un primer momento que deben entrar al negocio, simplemente van a la cita con la expectativa de aprender algo nuevo y de ver qué sucede. Esto puede ser perfecto para que tus prospectos vayan procesando la información de una manera más pausada y con un mayor grado de receptividad a lo que les vas a decir.

Si intentas vender tu negocio y la oportunidad que hay detrás del mismo en un solo momento, en un cita improvisada y en la que no se ha generado expectativa ni preparación alguna, lo más seguro es que la presentación sea un desastre y haya muchas reservas por parte de tu prospecto que no puedas superar de forma efectiva. En una cita improvisada no tienes claridad de los temas que vas a exponer y puedes dejarte llevar por la emoción y el deseo de firmar a tu prospecto de forma inmediata, lo cual puede conducir a una fuerte presión sobre él y a que este se sienta intimidado rápidamente.

Tener un planificador semanal y establecer citas durante toda la semana es vital. Esto te permite trabajar con inteligencia, dirigir tu negocio enfocado y en la pista, y te permite administrar tu tiempo sabiamente. Además es algo que te dará la disciplina necesaria para avanzar en tu negocio. Simplemente te planteas metas de citas de presentaciones semanales y vas avanzando en tu negocio en la medida en que las vas desarrollando. Sin un planificador o agenda de citas simplemente puedes caer en la procrastinación esperando cuando será tu próxima oportunidad para hacer una presentación de negocio. Con una agenda, sabes que tú mismo es quien tiene la tarea y la responsabilidad de llenar la agenda con citas por cumplir y con presentaciones que harás en un momento determinado.

Trabajar con citas en tu negocio de MLM puede ser la única manera o la manera más efectiva de hacer avanzar tu negocio, especialmente si tienes un trabajo de día y una familia. Administra tu tiempo sabiamente, o estarás fuera de control. Con una agenda esto se convierte en una tarea mucho más fácil, en la que las cosas se van ordenando en cada lista y cada fecha y en la que ninguna de tus presentaciones será improvisada.

Las citas y los agendamientos no son solo herramientas cruciales para las presentaciones. No es como que realizas una presentación y ya te olvidas de ese prospecto esperando a que te diga si quiere unirse a tu negocio o no. Con un cuaderno de agenda puedes realizar también un seguimiento mucho más eficaz a tus prospectos, determinando en que etapa se encuentra cada uno, en qué momento debes hacer llamadas y si la persona en cuestión necesita más información para tomar una decisión. Con tu cuaderno de agenda o de citas puedes hacer que tu proceso de prospección, firma y seguimiento de prospectos sea mucho más metódico y tenga una probabilidad mucho más alta de tener éxito.

Mantén siempre el orgullo por lo que haces. No le des tu información sobrecargada a tus prospectos antes de hablar primero con ellos en una presentación sobre los productos o el negocio. Y siempre, programa una cita para dar una presentación, para seguir, para hablar con un miembro del equipo, o para ayudar a alguien a empezar en el negocio.

Recuerda que el Network Marketing en una profesión, tanto como lo es la abogacía o la medicina. En cada parte de tu trabajo desarrolla cada tarea con el más alto nivel de profesionalismo, no improvises, genera tu mejor impresión en cada cita y sé metódico en el seguimiento de tus prospectos. De la disciplina y una metodología clara de trabajo se seguirá el éxito de manera inevitable.

Con mis mejores deseos,

Chuck Holmes.

Vía | OnlineMLMCommunity

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.