Las 6 frases de correo electrónico más pasivo-agresivas que usas sin pensar, según un estudio

4 de septiembre de 2019
|

Una pizca de prevención evitará que entregues el mensaje incorrecto cuando presionas ‘enviar’.

Ahh, el arte del correo electrónico. Siempre he encontrado que es un medio terrible para la comunicación: muchas cosas pueden ser mal interpretadas a partir de una frase cortada involuntariamente, una mayúscula incorrecta, diablos, incluso un emoji que no transmite tu idea de la manera que quisiste decir.

Estos son los tres mayores problemas que creamos para nosotros mismos con el correo electrónico:

1. No nos comunicamos lo suficiente como para entender (el mayor problema con la comunicación en general es la ilusión de que realmente ha tenido lugar)

2. No somos lo suficientemente claros con la comunicación.

3. Nuestra comunicación se toma de la manera incorrecta (con irritación u ofensa)

Esto último ocurre con mayor frecuencia cuando usamos términos en el correo electrónico que, en realidad, el destinatario considera pasivo-agresivos. Un reciente estudio de 1,000 personas realizado por la plataforma de correo electrónico GetResponse reveló las 6 frases principales que el receptor percibe como las más pasivo-agresivas.

Las revelaré de la menos ofensiva a la más insultante. Puedes decidir utilizar esta información para evitar ser pasivamente agresivo o lo contrario, dependiendo de tu estado de ánimo.

6. “En adelante preferiría…”

¿Adivina qué? En adelante, la persona que lea esta línea preferiría que no la vuelvas a usar. La parte de “avanzar” es súper pasiva agresiva porque supone que lo que sucedió en el pasado no funcionó. Lo que el lector lee es: “Mira, lo que sucedió en el pasado es el pasado, pero puedes corregirlo y lo corregirás en el futuro”. Es una frase supuesta y despectiva. Incluso la parte “preferiría” es débil; es el lenguaje que alguien usa cuando anda por las ramas en algo.

Una alternativa: (Una vez más, todas las alternativas que siguen se basan en la suposición de que en realidad no quieres mostrarte pasivo-agresivo, pero si esa es realmente tu intención, adelante). La alternativa aquí es un buen estilo de conversación cara a cara. Cuando se trata de cambios de comportamiento que deben ocurrir, no lo hagas por correo electrónico. Pedirle el cambio a alguien implica emociones, que siempre se manejan mejor en persona.

5. “Según mis registros…”

Ugh, eso suena tan formal y tenso. ¿Es esto un interrogatorio o un correo electrónico?

Una alternativa: “Sinceramente, podría equivocarme, pero por lo que creo que sé…” o “La forma en que lo veo es…” La columnista Carmine Gallo escribió una gran pieza sobre cómo Tim Cook usa el poder de estas 6 palabras“La forma en que lo veo…”

4. “¿Alguna actualización sobre esto?”

Cuando leo eso, no puedo evitar imaginar al remitente parado allí junto a mi cubículo, mirando por encima de él con los brazos cruzados, los pies golpeando y con una cara de idiota descansando. Prueba este test: di “¿Alguna actualización sobre esto?” en voz alta para ti mismo sin sonar irresponsable. Es imposible.

Una alternativa: “Supongo que estás abrumado, así que lamento molestarte, pero qué es lo último sobre… Sería útil saber porque…” Ser breve en el correo electrónico es clave, así que no estoy predicando verbosidad aquí, pero esto requiere un poco más de cortesía.

3. “Avísame si he entendido mal”

Lo que realmente estás diciendo aquí es “Ambos sabemos que te has equivocado”. Esta frase es la más falsa del grupo porque el destinatario sabe que no crees que se haya equivocado de ninguna manera o forma.

Una alternativa: Si realmente sospechas que algo está mal, levanta el teléfono para este punto. Los malentendidos tienden a enredarse más cuando no se resuelven en persona. Pero si usas el correo electrónico, considera: “Sinceramente, podría equivocarme, pero…”

2. “Solo un recordatorio amistoso…”

No es amigable. Tú lo sabes y yo lo sé.

Una alternativa: “Sinceramente odio cuando la gente me molesta por algo, pero me veo obligado a ser ‘ese chico / chica’ aquí para recordarte que…porque…”

1. “Según mi último correo electrónico…”

También puedes decir: “Obviamente no leíste mi último correo electrónico, así que déjame intentarlo de nuevo”. Esta frase es simplemente grosera y huele a la suposición de que el destinatario no tiene nada mejor que hacer que quedarse sentado esperando que su correo electrónico fluya a su bandeja de entrada como un hermoso salmón nadando río arriba.

Una alternativa: “Si no te interesa que refuerce un punto que hice antes, solo porque es tan importante…”

Todos recibimos suficientes correos electrónicos. Nadie quiere más de lo que necesita, ni tampoco que estén salpicados de lo que más o menos equivale a un diálogo con descaro. Aún puedes transmitir tu punto de vista utilizando alternativas.

Entonces, antes de presionar enviar, piensa en el mensaje que estás enviando.

Vía | Inc

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close