Se conocieron en un negocio de MLM y ocho años después lideran una de las organizaciones más grandes de Valentus

Julián Alcántara y Altagracia Jiménez desarrollan su negocio de mercadeo en red en Valentus. En esta entrevista nos cuentan sobre su vida.

5 de diciembre de 2019
Foto: Julián Alcántara

Julián Alcántara fue el primer Diamante hispano de la compañía americana Valentus.

En menos de un año Julián y su esposa Altagracia han logrado construir el equipo de habla hispana más grande de Valentus.

Durante el primer año en la compañía, esta pareja de origen dominicano, lograron, junto con su equipo, llevar la facturación de Valentus de cero a treinta mil dólares por mes durante el primer año, y de treinta mil a cerca de dos millones de dólares en facturación durante el segundo año en España y en otras zonas de América Latina.

Actualmente, la organización de Julián y Altagracia, tiene más de treinta diamantes, entre los cuales ya hay dos Diamantes Azules, los primeros de Europa, Jola Valle y Lídia Juarez, una de las posiciones más altas de Valentus.

Julián y su esposa Altagracia nos concedieron una entrevista exclusiva en la que nos hablaron sobre la forma en la que se conocieron, sobre cómo desarrollan su negocio en pareja y sobre el equilibrio que manejan entre negocio y familia.

A continuación la entrevista:

¿Cómo se conocieron?

Altagracia: Yo soy médico de profesión. Así que viajo a España para desarrollar mi carrera y estudiar una especialidad en medicina. Después de trabajar muchas horas y generar buenos ingresos, me di cuenta que necesitaba algo más, necesitaba libertad de tiempo para cuando tuviera hijos, poder dedicarles tiempo de calidad. Entonces encontré las redes de mercadeo.

Julián: Nos conocimos en la primera compañía en la que ambos coincidimos, fue la mejor experiencia que encontramos juntos.

¿Cuáles fueron esas primeras metas que tuvieron como pareja?

Julián: Primero, la libertad financiera, y segundo tener hijos y ser padres a tiempo completo.

Altagracia: Hoy tenemos dos pequeños: Liam de 5 años y Dylan de 3. Somos muy afortunados porque son dos niños sensacionales.

¿Por qué eligieron el mercadeo en red?

Julián: Después de probar en el mercado laboral tradicional, nos dimos cuenta que la forma de salir de “la carrera de la rata”, era desarrollando una fuente de ingresos ilimitados, y nos dimos cuenta de que la forma más poderosa era el mercadeo en red.

¿Cuáles son los retos más grandes de trabajar en pareja un negocio de MLM?

Julián: Para nosotros ha sido muy fácil compenetrarnos con los criterios de la industria. Ambos somos grandes soñadores, tenemos unos principios y valores muy comunes y nos apoyamos mutuamente.

Altagracia: Sabemos que hay muchos desafíos en las parejas, el más común es la falta de creencia por parte de uno de los dos. Nosotros pensamos que una pareja tiene que impulsar los proyectos e ideas del otro.

El hecho de que desconozca el potencial del proyecto que desarrolla tu pareja, no significa que no desees que salga adelante con ello.

Altagracia y Julián con sus hijos
Altagracia y Julián con sus hijos

¿Quién es el racional y quien es el emocional?

Altagracia: Yo soy la más racional, me gusta ser precavida.

Julián: Yo definitivamente soy el emocional.

¿Cuál ha sido el momento más gratificante en todo el tiempo que han estado en el MLM?

Julián: Cuando despedimos al jefe de Altagracia. Cuando empezamos a trabajar en VALENTUS, nuestro objetivo era la Libertad económica total, así que teníamos una meta de ingresos para poder desprendernos del sueldo fijo.

Cuando viajamos a las Vegas, recuerdo que le dije a Altagracia, ¿cuánto necesitas que ganemos al mes para que despidas a tu jefe? Me dijo una cifra así que le dije: “Ve preparando la carta y dale el tiempo que sea necesario”.

Cuando regresamos le dio 15 días a su trabajo y allí ambos fuimos muy felices.

¿Cómo es un día normal de la familia Alcántara Jiménez?

Altagracia: Despertamos a las 8:20 de la mañana. Liam nos despierta para ir al Cole, vamos y dejamos los pequeños, luego vamos al gimnasio, entre 9:15 y 10:30, luego tenemos llamadas con nuestros líderes y empezamos la mañana.

Julián: Hacemos llamadas de tres vías y algunos Zoom de presentación. Al medio día comemos juntos casi siempre, luego recogemos los niños en el Cole a las 16:00, compartimos con ellos unas horas y luego seguimos atendiendo reuniones por la tarde y gestionamos el equipo.

Por la noche tenemos reuniones virtuales tanto de puesta en marcha de nuevos distribuidores, como organizando junto a los líderes las llamadas de oportunidad.

Los fines de semana por lo general viajamos a otras ciudades a hacer eventos  presenciales.

Julián Alcántara
Julián Alcántara

¿Cuál es su próxima meta en el negocio?

Julián: Nuestra meta es ayudar a mil personas a conseguir la libertad financiera absoluta en diferentes países y duplicar esas cifras cada seis meses o menos.

Conoce más sobre Valentus haciendo clic aquí.

¿Qué consejo le darían a una pareja que quiere desarrollar un negocio de MLM juntos pero que le temen a que afecte la relación?

Altagracia: Este modelo de negocio te puede dar libertad financiera absoluta. Así que nuestra recomendación es que se sienten a planificar juntos su futuro, definan sus sueños en común y le pongan fecha a los logros del negocio. Asegúrense de que cada paso que dan vaya en la dirección de sus sueños y celebren cada pequeña victoria.

¿Cómo ven su negocio en diez años?

Julián: La velocidad  que está teniendo nuestro negocio en el corto plazo es increíble y el potencial es brutal, así que me imagino los próximos tres años, sin embargo, no se lo que va a ocurrir en diez años. Este negocio tiene una fuerza increíble, somos el primer grupo de habla hispana así que vamos a tener tantos Diamantes Azules en 10 años como ninguna otra compañía de MLM ha soñado jamás.

¿Cuál es la canción que los pone a bailar?

Altagracia: “Viva la vida” de Coldplay.

¿Cuál es su película favorita?

Altagracia: “Rudy” o “Reto a la Gloria”.

Julián: “The Founder” o “Hambre de poder”.

¿Cuál es la frase con la que se empoderan todos los días?

Julián: “Es parte de lo que tenemos que hacer para ganar un millón de dólares al año”.

Altagracia: Esta frase la repetíamos una y otra vez, cada vez que teníamos un pequeño desafío.

Liam y Dylan, hijos de Julián y Altagracia
Liam y Dylan, hijos de Julián y Altagracia

Conoce más sobre Valentus haciendo clic aquí.

Sigue a Julián Alcántara en:

Página web
Facebook
Instagram

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close