Por qué pagarte a ti primero es el camino para hacerte rico

Cuando tienes ingresos pasivos provenientes de tus inversiones cada mes, no necesitas un trabajo y no necesitas un salario.

3 de abril de 2020
Foto: Rich Dad Blog

Por qué los ricos no ahorran dinero y la verdadera definición de pagarte primero

Hace un tiempo, escribí sobre por qué los atletas bien pagados se arruinan. En esa publicación compartí cuántos atletas pasan de ser pobres a ricos porque tienen mucho talento, pero desafortunadamente no cuentan con educación financiera.

Esto, por supuesto, no es el caso con todos los atletas. Muchos son lo suficientemente inteligentes como para asesorarse con mentores que los ayuden a tomar decisiones financieras inteligentes. Y muchos entran en el negocio y hacen movimientos de inversión inteligentes con su dinero.

La calidad de este consejo, sin embargo, varía mucho.

El corredor de Dallas Cowboy, Emmitt Smith, compartió con CNBC el mejor consejo de dinero que jamás haya recibido. No sin su parte de errores financieros, incluida la compra de un automóvil de US$ 100,000 a los 20 años, Smith dice que el mejor consejo financiero que recibió fue del propietario de los Cowboys, Jerry Jones.

“Me enseñó acerca de las finanzas con una declaración simple”, manifestó Smith. “Siempre decía: ‘Ten una gran puerta de entrada y una pequeña puerta de atrás. Toma todo lo que puedas y gasta lo menos que puedas”.

En esencia, Jones abogaba por ahorrar, que es el consejo tradicional de dinero que muchas personas reciben. Quizás funcione para los atletas que ganan millones de dólares, aunque sigue siendo un mal consejo, pero no dará resultado para la mayoría de la gente que lucha para llegar a fin de mes.

En resumen, los ahorradores son perdedores, y los ricos no ahorran su dinero. En cambio, practican el primer principio de pagarse a sí mismos primero, que es mucho más que ahorrar. Te lo explicaré mejor.

Si quieres ser rico, no ahorres tu dinero

El consejo financiero tradicional para ahorrar dinero es muy popular. Y, nuevamente, tal vez para un atleta que gana millones de dólares al año, tiene sentido. Pero para la gran mayoría de las personas, ahorrar no es una forma de hacerse rico o mantenerse rico.

De hecho, para la gran mayoría de la  gente, ahorrar es una forma segura de perder. ¿Por qué? Porque la inflación a menudo aumenta más que las tasas de interés que te pagan por tu dinero. Entonces, todo el tiempo que estás sentado en tu cuenta bancaria, tus ahorros en realidad están perdiendo dinero.

Para ilustrar esto, usemos un buen número redondo como US$ 100. Si tienes esa cantidad en ahorros con un 1.5%, una tasa de interés promedio que los bancos dan en estos días, tendrás US$ 101.50. para fin de año. Desafortunadamente para ti, el ahorrador, la inflación es de alrededor del 2.3% a partir de este escrito, por lo que la misma cantidad de cosas que podrías comprar hoy por US$ 100 te costará US$ 102.30. Esa es una diferencia de US$ 0.80. Multiplica eso con el tiempo, y podrías tener una gran pérdida en el poder adquisitivo de tu dinero.

Lo que es peor, el dinero es una moneda. Si no sigue moviéndose, muere. Una cosa triste de los ahorradores es que nunca ponen su dinero a trabajar para ellos, y debido a esto, no se hacen ricos.

Por eso, en lugar de enseñar a las personas a ser ahorradoras, les enseño a gastar, de la manera correcta.

Rico no es cuánto dinero ganas

¿Qué significa ser rico? La mayoría de la gente diría que ser rico es tener un trabajo bien remunerado y muchas cosas buenas como automóviles, casas y ropa de diseñador.

Pero no es la cantidad de dinero que ganas lo que te hace rico. Tomemos, por ejemplo, al ganador de la lotería que tiene mucho dinero pero lo quema con todo tipo de chucherías. Hay muchas historias sobre ganadores de lotería en quiebra. De hecho, casi un tercio de todos los ganadores se declaran en bancarrota.

Y como mencioné al principio de esta publicación, lo mismo puede ocurrir con los atletas jóvenes que llegan a las ligas profesionales. Un día están en la ruina, comen ramen para el almuerzo y la cena, y al día siguiente son millonarios. Muchos de ellos simplemente no saben cómo administrar su dinero.

Pero no solo los ganadores de lotería y los atletas no saben qué hacer con el dinero una vez que lo tienen. Echa un vistazo a los resultados de una encuesta reciente a 7,000 personas sobre sus hábitos de ahorro:

De aquellos cuyos ingresos fueron inferiores a US$ 25,000, el 38% tenía US$ 0 ahorrados y el 35% contaba con menos de US$ 1,000. A las personas que ganaron más les fue mejor, pero aún reportaron bajas cantidades de ahorro en sus cuentas. De aquellos con ingresos de US$ 100,000 a US$ 149,999, el 18% tenía US$ 0 ahorrados en una cuenta de ahorro, y el 26% tenía menos de US$ 1,000. Y para los ganadores de US$ 150,000 anuales o más, esos números cayeron ligeramente a 6% y 23%, respectivamente.

Puede sorprenderte ver que los que se consideran “ricos”, los que ganan más de US$ 100,000 al año en salario, ahorran casi tan poco como los que ganan US$ 25,000. No me sorprende

La realidad es que si no sabes cómo usar el dinero para hacerte realmente rico, generalmente gastarás hasta el nivel de tus ingresos. Esto es lo que yo llamo la carrera de ratas.

Bienvenido a la carrera de ratas

Cuando creé mi juego de mesa CASHFLOW®, lo hice para ayudar a las personas a escapar de la carrera de ratas. La carrera de ratas es el ciclo de malos hábitos financieros que la mayoría de la gente hace para mantenerse al día con los Jonses (¡especialmente los Jerry Jones!). La mayoría de las personas, no importa cuánto dinero ganen, no pueden escapar de la carrera de ratas. En cambio, aumentan su gasto en estilo de vida para que coincida con sus nuevos ingresos.

No hay problema con aumentar el gasto en estilo de vida. Me gustan las cosas bonitas tanto como a todas las personas. Más bien, el problema es cómo se financia ese aumento en el gasto, principalmente a través de un salario.

Como empleado, la mayoría de las personas “ricas” son una mala recesión o una desastrosa decisión del CEO de una compañía por su propia ruina económica. Desafortunadamente, estamos en medio de esto ahora mismo con la crisis de Coronavirus. Goldman Sachs está proyectando que podría haber hasta 2.25 millones de solicitudes de desempleo por la crisis, “un aumento tan grande que, si llega a suceder, arruinará la escala de las tablas de solicitudes de desempleo futuras”.

Un ejercicio que me gusta pedirle a la gente que haga es enumerar todos los gastos que tienen en una columna y luego sus ingresos en otra. Después les pido que cubran la columna de ingresos. “¿Cuánto tiempo?”, le pregunto, “¿sobrevivirías sin tu salario?” Para la mayoría de las personas, este es un momento de verdad… y pánico. Es su primera visión de su carrera de ratas.

La razón por la que la mayoría de la gente no ahorra, incluidos los llamados ricos, es que no entienden cómo hacer que el dinero funcione para ellos. Son pobres cuando se trata de inteligencia financiera.

Los ricos no recortan gastos… los aumentan

Desafortunadamente, la reacción inicial de la mayoría de la gente a la carrera de ratas es reducir sus gastos. Este es el consejo de Jerry Jones que Emmitt Smith encontró tan atractivo: “tener una puerta principal grande y una puerta trasera pequeña”. Esto puede funcionar por un tiempo, pero la realidad es que nunca podrás reducir todos tus gastos. Y seamos sinceros, eliminar las cosas divertidas de tu presupuesto es algo miserable que debes hacer.

Reducir gastos es lo que hacen los pobres. Los ricos no recortan gastos. Más bien preguntan, tal como mi padre rico me enseñó: “¿Cómo puedo pagar eso?

Los ricos, en lugar de recortar gastos, los aumentan. La clave es que aumentan un cierto tipo de gasto que luego los enriquecerá.

El poder del primer principio págate a ti mismo

Te voy a compartir dos historias que ilustran lo que quiero decir.

Aquí está la primera historia:

Aquí está la segunda historia:

Puedes decir: “Pensé que ibas a compartir una historia, pero esas son solo dos fotos”. Pero como dicen, “Una imagen vale más que mil palabras”.

Estudia los diagramas anteriores y mira si puedes distinguir algunas de las diferencias entre las dos historias. Si eres financieramente inteligente, puedes ver discrepancias importantes y podrás observar la historia que comparten.

El primer diagrama muestra las acciones de aquellos que ponen en práctica el primer principio de págate a ti mismo. Cada mes asignan dinero a su columna de activos antes de pagar sus gastos mensuales.

El segundo diagrama muestra las acciones de aquellos que pagan a todos los demás antes de pagarse a sí mismos. Cada mes asignan dinero a su columna de gastos y luego ahorran o invierten con lo que sobra, que generalmente no es nada. Este es el diagrama de aquellos en la carrera de ratas, no importa cuánto dinero ganen, son pobres.

Si comprendes el poder del flujo de caja, entenderás lo que está mal con el segundo diagrama. Es la razón por la cual el 90 por ciento de las personas trabajan duro toda su vida y necesitan apoyo del gobierno como el Seguro Social cuando ya no pueden trabajar. La razón es que se pagan al final.

Para ser rico, debes tener la autodisciplina para pagarte primero. Con esto, simplemente me refiero a usar tus ingresos para invertir en activos que fluyen efectivo antes de pagar tus facturas o comprar algo divertido. Esto a su vez creará más ingresos que puedes usar para invertir en más activos que fluyen en efectivo. Haz eso y tendrás más dinero del que sabrás qué hacer.

Pagarte primero no es fácil. De hecho, puede dar miedo, especialmente cuando las facturas se acumulan. Pero debes desarrollar la autodisciplina para hacerlo.

Ahorrar no es pagarte primero

Es importante tener en cuenta que ahorrar no equivale a pagarte primero. He escrito mucho sobre por qué los ahorradores son perdedores. Si simplemente ahorras dinero cada mes, nunca saldrás adelante económicamente.

Más bien, debes ahorrar con un propósito. Tanto Kim como yo tenemos algunos ahorros reservados en forma de activos líquidos como efectivo, oro y plata, que podemos usar en una emergencia. Pero la mayoría de nuestro dinero se destina al ahorro para invertir en activos que generan efectivo. Son estos activos de flujo de efectivo los que ponen dinero en nuestros bolsillos cada mes. Y son los activos que fluyen efectivo, es decir, el dinero que trabaja para ti, los que te sacan de la carrera de ratas.

Cuando tienes ingresos pasivos provenientes de tus inversiones cada mes, no necesitas un trabajo y no necesitas un salario. Eres financieramente libre, y solo entonces eres verdaderamente rico.

Vía | Rich Dad

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close