¿Qué tuvo que ver Amway con las bombas nucleares y la guerra fría?

Un artefacto de la Guerra Fría conservado debajo de la casa de Michigan de 120 años.

Caminando por los estrechos escalones debajo de una granja de 120 años en Michigan aprenderás algo sobre un capítulo casi olvidado en la historia de EE.UU. y el papel de Amway en ello.

Lo que se asemeja a un pequeño cuartel es un refugio de supervivencia subterráneo diseñado para proteger a una familia de las consecuencias nucleares. Este raro producto de Amway se fabricó hace casi 60 años, durante el apogeo de la Guerra Fría.

Es un recordatorio de que antes de que Amway se convirtiera en un nombre familiar en todo el mundo para productos innovadores de salud, belleza y cuidado del hogar, la compañía experimentó con diferentes maneras de satisfacer las necesidades de los clientes con una amplia gama de productos, desde un centro de clima para el hogar hasta un silla de cinta adhesiva.

Cápsula del tiempo bien conservada

A pesar de los pisos y paredes oxidados, el refugio debajo del sótano de la casa es una cápsula del tiempo bien conservada. Entre los 50 refugios Amway instalados a principios de la década de 1960, el búnker estaba equipado con cuatro literas, sistemas de purificación de aire y agua y un baño portátil.

Publicidad

“Es una forma de huevo, porque lo que hace es permitir que la lluvia caiga en la parte superior, y mantiene el hueco por debajo. En realidad está sobre pilotes, de esa manera la lluvia se lava debajo”, explicó Dana Macklin.

La casa en Edmore, aproximadamente una hora al norte de la sede mundial de Amway en Ada, Michigan, había estado en la familia de Macklin durante décadas.

Las bombas de aire y agua, junto con el detector de radiación, aún funcionan.

Sencillo, pero sofisticado

La bomba de aire fue diseñada para purificar el aire del exterior a través de seis filtros de radiación, con la capacidad de cambiar el suministro en siete minutos, extrayendo y expulsando el aire de las tuberías que van al patio. Si la energía se apagara, se podría usar una manivela para aspirar aire.

“Es un sistema muy simple, pero sofisticado. Pensaron en todo cuando construyeron esto. Realmente hicieron un gran trabajo de ingeniería”, dijo Macklin, demostrando aspectos del bunker.

Publicidad

Importancia histórica

Aunque Macklin recuerda haber usado el búnker subterráneo como un lugar de reunión cuando era un niño, no entendió realmente su importancia o conexión local hasta hace cinco años, cuando descubrió una caja en el kit de sobrevivientes con “enviar a Amway” en un costado.

Se acercó a Amway, que le proporcionó folletos y fotografías sobre el producto. Incluso le enviaron una lista de precios, mostrando el refugio de 14 pies, lo suficientemente grande como para albergar a ocho personas, vendido por $1,750 dólares, más otros $160 para el túnel de conexión. Este último fue tallado a través de la base de piedra gruesa de la casa para crear una ruta de escape alternativa.

Macklin, quien recientemente vendió la casa, espera que los nuevos propietarios continúen preservando esta parte de la historia local. Él está haciendo su parte donando el contenido del kit de supervivencia original a los archivos de Amway.

Vía | Amway Newsroom

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close