3 simples pasos para ADMINISTRAR adecuadamente tu DINERO

La diferencia más importante entre el éxito y el fracaso financiero es la forma de administrar tu capital.

20 de octubre de 2020
Foto: Twitter

Afrontémoslo, una de las cosas más difíciles del dinero es aprender a manejarlo bien.

En la publicación de hoy, compartiré las estrategias exactas que miles de mis estudiantes y yo mismo, usamos para administrar el dinero y ser financieramente libres. Si quieres aprender más, sigue leyendo.

Tu éxito financiero se basa en gran medida en la forma en que administras tu dinero

La diferencia más importante entre el éxito y el fracaso financiero es la forma de administrar tu capital.

Disponer correctamente del dinero es lo que te permite crear libertad financiera, y con esa libertad viene la capacidad de hacer lo que quieras con tu tiempo, en lugar de estar impulsado por la necesidad de trabajar sólo para mantenerte a flote.

La mayoría de nosotros soñamos con lograr la libertad financiera – ese momento en el que no tenemos que preocuparnos de cómo vamos a pagar las cuentas o el alquiler, cuando todas nuestras necesidades básicas están cubiertas.

Pero la libertad financiera sólo puede ocurrir cuando queda suficiente dinero para reservar y conseguir lo que queremos, ya sea pagar una deuda, recrearnos o ir de viaje a unas largas vacaciones. Y al final del día, eso es lo que deseamos.

Todas las personas con las que he hablado quieren ser financieramente libres. Nunca he conocido a nadie que no desee eso. Solo que la libertad financiera no es posible a menos que manejes adecuadamente tu dinero usando estrategias claves que te ayuden a conseguir esa libertad financiera y construir riqueza a largo plazo.

Para manejar realmente bien nuestro dinero, sigue leyendo y podrás descubrir algunos principios clave a tener en cuenta…

1. Si puedes manejar un poco de dinero, también puedes hacerlo con mucho

No importa en qué parte del mundo esté, si hablo de dinero, siempre me hacen la misma pregunta: “Harv, no tengo mucho dinero, de hecho, no tengo ningún ingreso extra, así que ¿cómo lo manejo?”.

Para responder a esa pregunta, comparto una analogía muy simple:

Imagina que tienes una cierta cantidad de dinero y vas al supermercado una vez a la semana. Digamos que gastas 200 dólares para comprar la comida semanal. Cuando llegas a casa al mediodía, decides almorzar. ¿Te vas a comer toda la comida? Por supuesto que no te la vas a comer toda de una sola vez, ¡la has comprado para toda la semana! En cambio, vas a manejarla de manera que te dure los siete días. ¿Cierto?

El mismo principio se aplica cuando se trata de tu dinero:

Tienes que administrarlo y manejarlo adecuadamente para que dure. 

Esta es la cuestión, no importa cuántos ingresos tengas, tienes que manejarlos. Y aquí está el por qué:

Somos criaturas de hábitos

Así que si no tienes el hábito de administrar tu dinero, cuando empieces a tener MÁS ingresos, ¿adivina qué va a pasar? Todavía no vas a manejar bien tu capital. Y todo va a desaparecer, entonces te quedarás preguntándote por qué no te va bien financieramente, ¡y mucho menos te harás rico!

Aunque tengas sólo un dólar de ingresos, debes aprender a administrar ese dólar. Y si lo haces correctamente, fortalecerás el hábito de la administración de tu capital. 

En mi curso intensivo de Mente Millonaria, y en parte de mi libro, “Secretos de la Mente Millonaria”, enseño un método muy efectivo para manejar el dinero, estructurado específicamente para llevarte a la libertad financiera.

Se llama el sistema de administración de dinero JARS.

Básicamente, usando este sistema, fraccionas tu dinero en seis cuentas diferentes, y tienes porcentajes de tus ingresos para poner en cada una de ellas. Puedes usar cuentas bancarias o frascos reales y dividir cualquier capital que recibas usando estos porcentajes como guía.

En resumen: 

Mientras trabajas hacia la libertad financiera, tienes que manejar el hábito de administrar adecuadamente tu dinero

La gestión del dinero es el elemento clave del éxito financiero, tanto si acabas de empezar como si eres millonario, porque el hábito es mucho más importante que la cantidad.

Déjame decir eso de nuevo…

El hábito de administrar tu dinero es mucho más importante que la cantidad. 

Así que, antes de que intentes hacer algo más, es hora de tomar el control de tu dinero. Cuando domines tus ingresos, te pondrás en la vía rápida hacia la riqueza y el éxito.

2. Gana más dinero resolviendo más problemas

Una vez que hayas adoptado la costumbre de manejar correctamente tu dinero, tu objetivo debe ser maximizar lo que puedes ganar.

Cuando era más joven, quería ganar tanto dinero tan rápido como pudiera. Intenté todos los negocios que pude conseguir. Y no importaba cuánto lo intentara, no lograba hacer que ninguno funcionara.

¡Y la razón principal de eso era que estaba centrado sólo en mí mismo haciendo dinero y no en ayudar a los demás!

De hecho, creo que la mayoría del éxito de los negocios se reduce a un factor, y sólo a uno: si tu negocio se centra en resolver problemas para otras personas.

No importa si es un gran problema o uno pequeño. Y no tienes que ser inteligente, único, guapo, o contar con alguna habilidad especial o inusual para conseguir un éxito masivo.

Todo lo que necesitas es un producto o servicio que resuelva los problemas de los demás.

Piénsalo así…

Si resuelves un problema para una persona, ganas algo de dinero.

Si resuelves un problema para algunas personas, ganas más dinero.

Si resuelves un problema para mucha gente, ganas mucho dinero.

¿En qué te gastas el dinero que has ganado con tanto esfuerzo cada mes? Estoy seguro de que verás muchos productos y servicios para resolver tus problemas y hacerte la vida más fácil. ¿Verdadero o falso?

Cuando te concentras en resolver los problemas de la mayor cantidad de gente posible, el dinero es el resultado natural. 

3. Haz que tu dinero trabaje para ti

A menudo me encuentro con estudiantes que tienen algunos ahorros o altos ingresos y que quieren saber cómo maximizar su dinero. Para ellos, y para ustedes hoy, tengo un consejo.

Mucha gente cree que debes hacerte rico rápidamente O trabajar hasta que te retires para ser financieramente libre. 

Pero ser rico no significa necesariamente que seas libre económicamente, es una idea equivocada que cree el 95% de las personas. ¡Y no tienes que trabajar horas incansables y esperar a jubilarte para disfrutar de la libertad financiera!

Si no estás experimentando libertad financiera ahora mismo, no es porque hayas hecho algo malo. Como la mayoría de la gente, probablemente no has dominado el arte de invertir o crear ingresos pasivos – dinero que ganas, estés trabajando activamente o no. 

El objetivo es hacer que tu dinero trabaje para ti – en lugar de que TÚ trabajes para él – creando sistemas de inversiones o ingresos pasivos que resulten en un flujo de efectivo continuo. 

Las oportunidades de generar ingresos pasivos incluyen inversiones como bonos bancarios y del gobierno, bonos corporativos, bonos estatales o ingresos por alquiler de algunas propiedades. También puedes centrarte en construir un negocio que te cause ingresos pasivos.

Asegúrate de establecer un negocio que tenga el potencial de ser sistematizado para que pueda funcionar sin ti. De esa manera, el dinero seguirá fluyendo, ya sea que estés aportando tus horas o no.

Vía | Harv Eker

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close