3 técnicas de ATENCIÓN PLENA para aprovechar al máximo tu presente

Las técnicas de atención son excelentes para practicar la concentración, restaurar la fuerza mental y física y conectarte con el momento actual.

25 de junio de 2020
Foto: Envato Elements

La vida en la Tierra es una expresión del momento presente y un viaje con un principio y un fin. Vivirlo y crearlo da forma a los conceptos de pasado y futuro. Mientras lees esto, construyes una nueva comprensión y creas tu próximo movimiento. Estamos a punto de abordar dos de los conceptos más complejos de todos: la atención plena y la presencia.

Para utilizar las técnicas de atención plena de manera efectiva y eficiente, primero debemos comprender los conceptos básicos de la energía mental. Las técnicas no te servirán si no eres capaz de manejar tus fluctuaciones mentales y las emociones producidas por ellas.

Sabiendo esto, podemos aplicar de manera efectiva y eficiente una técnica de atención plena y aprovechar al máximo el momento presente.

Coordinar la información en el presente

El cerebro naturalmente está recolectando y procesando información de manera constante, por lo que siempre se mantiene ocupado. Lo estamos llenando, y lo hemos estado haciendo desde que nacimos: recuerdos infantiles, imaginaciones, hábitos, traumas, ideas, etc. Nuestra mente está llena de información, pero no siempre es consciente de una manera que nos hace responsables de esa información.

Entonces, ¿cómo las técnicas de atención plena coordinan toda esta información en el presente?

Dado que la mente procesa los pensamientos a una velocidad increíble, a veces hay conciencia de lo que está sucediendo, y otras no. A menudo carecemos de conciencia cuando tratamos con múltiples emociones, pensamientos o eventos a la vez. El pensamiento siempre ocurre en el momento presente, pero eso no significa que estemos conscientes de lo que ese pensamiento está produciendo.

No es suficiente decir: “Sí, no hay nada más que el momento presente, y sí, soy plenamente consciente de aquí y ahora”. ¿Y entonces? ¿Qué sucede cuando tienes que lidiar con conflictos complejos y emociones negativas aquí y ahora?

Puedes estar muy consciente de tus recuerdos, ideas y conocimientos, pero si no comprendes cómo crean energía mental, tu momento presente puede terminar ocupado con el pasado y el futuro.

Los fundamentos de la energía mental

Nuestra energía mental se desarrolla a través de cinco fluctuaciones mentales.

En pocas palabras, un pensamiento es una construcción mental que produce ciertas emociones, como entusiasmo, tristeza, frustración y felicidad. El sentimiento, o energía mental, es la salida o la capacidad de la mente que obtienes como resultado de tu pensamiento. Ten en cuenta que las cinco fluctuaciones mentales se pueden aplicar de manera positiva y negativa:

1. Conocimiento Justo: Cognición del nivel de valores de calidad vividos en el momento presente.

2. Conocimiento falso: Tomar lo incorrecto por correcto; percepción errónea o concepto equivocado.

3. Imaginación: El origen de una idea y el poder de la creación.

4. Memoria: Una capacidad para recordar cómo se vivía la presencia.

5. Sueño: Un estado de restablecimiento de las fluctuaciones; la reposición de la energía mental, el descanso de la mente y el cuerpo.

Estas fluctuaciones y cómo se aplican te configuran como individuo: tu energía mental (emociones) se desarrolla a partir de la coordinación de estas fluctuaciones.

Conocimiento + recuerdos + imaginaciones + conceptos erróneos = emociones

El momento presente

La presencia, que es la realidad última de la existencia a escala cósmica, al margen de cualquier concepto humano, se ve interrumpida por nuestra capacidad de pensar y utilizar la inteligencia, que puede memorizar o imaginar un momento presente. Estas actividades mentales, recordar y construir pensamientos, han creado los conceptos de pasado y futuro.

Aquí también es donde el “tiempo” entra como una invención para los medios de medición y comunicación en nuestro mundo consciente. Usamos el tiempo para etiquetar nuestro pasado, presente y futuro, pero a menudo estamos más preocupados por el pasado y el futuro a medida que intentamos reelaborar recuerdos pasados ​​o planificar eventos futuros.

Es difícil aprovechar el momento presente porque se siente muy fugaz. El pasado y el futuro se sienten largos, tangibles de alguna manera. Es mucho más difícil llegar a un instante que sabes que pronto pasará. Sin embargo, es importante hacerlo si deseas mejorar tu enfoque y tu salud mental.

La duración del momento presente

El momento presente es tan largo como quieras que sea. Puede ser tan largo como una bella melodía, como el sonido de las olas rompiendo en la orilla, o como el sonido de una puerta que se cierra de golpe. Tu percepción decide. Y la técnica a continuación puede ayudarte.

Para vivir el momento presente, necesitas una experiencia continua y tangible. Esa experiencia constante es tu respiración. La respiración es muy poderosa porque siempre podrás encontrarla en el momento presente.

Cuanto más seas consciente de tu respiración, más tiempo vivirás en el momento presente y más actualizada estará tu atención. Aquí llegamos a las técnicas de atención plena.

Técnicas de atención plena

Las siguientes son técnicas para llevarte al momento presente. Experimenta con cada una de estas y descubre cuál se identifica contigo.

1. Respiración consciente

Esto implica cerrar los ojos y concentrarte en el sonido y el movimiento de tu respiración. Encuentra en qué parte de tu cuerpo sientes más tu respiración. Algunos dicen que está en su pecho, otros en su estómago. A otras personas les resulta útil concentrarse en el movimiento del aire dentro y fuera de la nariz. Donde más lo sientas, concéntrate en eso.

Si tu mente divaga, está bien. Simplemente practica volver a la respiración una y otra vez.

Algunos de los beneficios de esta técnica incluyen:

  • Fluctuaciones de calma mental
  • Permitir la identificación y distinción de las emociones.
  • Desvanecimiento de las emociones (negativas)
  • Mayor atención y concentración.
  • Mejora de la auto investigación y el autoconocimiento
  • Mejora de la calidad de la imaginación, la memoria y el conocimiento.

Un extracto del libro “Acerca del Poder de la Respiración”, explica la conexión entre la respiración, la conciencia y la presencia:

“La respiración es la única conexión natural de la mente con la presencia. Y esta conexión entre la respiración y la mente es constante, permanente, no se puede interrumpir, no se puede dejar de lado mientras el proceso de la vida está sucediendo”.

Respira conscientemente y observa que tu atención está dada. Con esta técnica, puedes estirar la duración de tu momento presente y todas las cualidades mentales que deseas adquirir se desarrollarán como resultado en tu propio tiempo.

2. Mira un determinado objeto

La técnica de atención plena de mirar es simple de realizar y tiene un efecto inmediato. Apuntar tus ojos a un objeto determinado por el mayor tiempo que puedas, traerá tus pensamientos a un solo lugar.

Elige una flor, una luz de vela o cualquier objeto interesante que te guste y solo míralo. No analices el objeto; solo míralo todo el tiempo que puedas, y notarás la mejora de tu concentración, la conciencia de ti mismo, tu estado de ser y, finalmente, tus pensamientos.

Durante la fijación serás capaz de analizar un pensamiento sin interrumpir esta técnica de atención plena, que indica el nivel de tu conciencia.

Repite este ejercicio al menos tres veces al día durante unos minutos y toma nota del progreso de tu concentración y conciencia.

3. El tarareo

La técnica del tarareo es otra forma de mejorar la conciencia y enfocar la mente.

1. Cierra los ojos, mira el lado interno de tus párpados e inhala lenta y profundamente por la nariz.

2. Cúbrete las orejas con las palmas de las manos para sentir el zumbido más intensamente.

3. Exhala, creando un zumbido que resuena en tu vientre.

4. Justo después de que termine el zumbido, antes de tu próxima inhalación, contén la respiración durante unos segundos y observa la concentración de tu mente.

Repite esto durante al menos diez respiraciones y aumenta esta práctica como mejor te parezca.

Personalmente amo esta técnica, ya que instantáneamente enfoca mi mente en el momento presente y tiene un efecto calmante inmediato en todo mi cuerpo y mente. Cada vez que me siento estresado, hago el ejercicio de tarareo, y al instante alivio toda la presión.

La vibración sutil del zumbido es un masaje interno de tu cuerpo, mente y alma, y ​​te hace uno (consciente) con el momento presente.

¿Por qué es importante la atención plena?

Una vez que tu conciencia se aleja de la respiración, te vuelves consciente de las cosas y actividades dentro y fuera de ti. Podría ser que estás adquiriendo conocimiento, pero la investigación de tu verdadero ser y tu evolución psicológica a menudo no puede tener lugar.

La atención plena, con práctica, te ayudará a concentrarte en lo que es importante y a deshacerte de la negatividad y los patrones de pensamiento dañinos. Descubrirás que capturas más de las cosas importantes que suceden en la vida y que puedes construir recuerdos positivos basados ​​en lo que está sucediendo aquí y ahora.

Pensamientos finales

Las técnicas de atención son excelentes para practicar la concentración, restaurar la fuerza mental y física y conectarte con el momento actual. Te preparan para estar lo más presente posible en el mundo exterior. Sin embargo, a pesar de lo grandiosas que son, su aplicación es limitada, ya que no puedes mirar ni tararear mientras te comunicas con las personas o realizas actividades diarias.

Es solo la técnica de respiración consciente que se puede utilizar en cualquier situación, en cualquier momento. Aplicarla no requiere una configuración tranquila como un estudio de yoga o centro de meditación. Puedes aplicarla en todas partes, en cualquier momento. Al hacerlo, permaneces en el momento presente, y atento, durante el tiempo que desees.

Vía | Life Hack

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close