4 maneras de reinventarte y potenciar tu FUTURO

¿Alguna vez has deseado poder cambiar tu pasado?

Todos pasamos por luchas en la vida, cometemos errores y enfrentamos ciertas dificultades y desafíos que nos impiden avanzar. Lo importante es aprender cómo salir más fuertes y llegar a ser incluso mejor que antes.

Sin embargo, esto es más fácil decirlo que hacerlo. Muchos de nosotros podemos encontrarnos con ciertas limitaciones que no nos dejan alcanzar nuestras metas y progresar en la vida.

Esto puede ser muy frustrante, especialmente si te has sentido así durante un tiempo. Cuando no eres capaz de encontrar una solución o una forma de salir de la rutina, puede ser desmoralizante y hacer que caigas en espiral hacia abajo.

Sin embargo,  es posible  liberarte de esas limitaciones o retrocesos, y volver a salir adelante en la vida. De hecho, puedes tomar el control de tus acciones y reacciones para trabajarlas a tu favor. He experimentado esto de primera mano durante mis muchos años trabajando como instructor de estilo de vida.

¡Aquí hay 4 formas de comenzar a reinventarte ahora mismo para que puedas lograr una mejor versión de ti!

1. Verifica tu actitud

Antes de decidir reinventarte, es importante que vuelvas a  verificar tu actitud.

Si has tenido pensamientos negativos acerca de la situación en la que te encuentras, entonces es probable que no vayas a progresar mucho, incluso si has decidido que  quieres  cambiar.

Esto es especialmente cierto cuando has estado enfrentando los obstáculos por un tiempo, y puedes sentirte acostumbrado a aceptar la negatividad. A continuación, se incluyen algunas actitudes negativas para eliminar y otras más positivas que puedes adoptar:

Limita / Elimina: Charla nociva

Reemplázala con:  Afirmaciones positivas como:

  • Confío en la presencia de los demás.
  • Todo funcionará para mí.
  • Las herramientas que necesito para tener éxito están en mi poder.
  • La felicidad está a mi alcance.
  • Diré “No” cuando no tenga tiempo ni ganas de actuar.
  • Si fallo, fallaré hacia adelante.
  • La positividad es una elección que decido hacer.
  • Mi compromiso conmigo mismo es real.

Limita / Elimina: Personas tóxicas  que te derriban en lugar de ayudarte. 

Reemplázalas con: Gente que te inspira, te eleva y te da poder. 

Limita / Elimina: Compararte con otros.  

Reemplázalo con: Compárate con quién eras ayer.

Limita / Elimina: Una abundancia de “debería tener” / de arrepentimientos. 


Reemplázalo con: Una abundancia de ‘podríamos tener’. Aprende de tus errores  y avanza de una manera productiva. ¡Deja de  “hacer”  todo sobre ti!

Publicidad

Con solo dominar una actitud positiva, realmente puedes cambiar tu punto de vista general y ver las posibilidades que no tenías antes.

2. Reconoce el poder del propósito

El siguiente paso importante para superar tus limitaciones es  conocer tu propósito. Sea lo que sea que quieras lograr o hacer, necesitas saber  por qué lo estás haciendo. De esta manera, puedes aprovechar tu actitud positiva y llegar a donde quieres ir.

Tu meta no necesita ser revolucionaria, como superar la injusticia en el mundo. ¡Puede ser tan simple como querer ser más saludable para tu familia y tus seres queridos!

La clave está en saber por qué estás haciendo algo, ya que tienes que darle sentido a tu vida. Muchas veces, nos encontramos perdidos, estancados o nos sentimos desmotivados, y esto es a menudo porque nunca hemos resuelto nuestro propósito. Si no hay un significado concreto o una razón por la cual estábamos persiguiendo algo, ¿cuál es el motivo para hacerlo? ¿Por qué sentirse animado?

“La vida nunca se hace insoportable por las circunstancias, sino solo por la falta de sentido y propósito”. – Viktor Frankl.

Tener un propósito te da dirección y te permite delinear lo que  es  y lo  que no es importante. Al contar con un objetivo, puedes planificar metas que se ajusten a tu motivo y asegurarte de que se cumplan.

Incluso si te encuentras perdido o te enfrentas a un contratiempo, al menos tienes una meta para volver y un nuevo sentido de dirección hacia el que debes trabajar.

3. Entiende cómo alcanzar tus metas

Una vez que hayas identificado tu verdadero propósito, ¡puedes comenzar a establecer objetivos SMART!

El establecimiento INTELIGENTE de objetivos es un método para crear tus propósitos, y que considera ciertos factores sobre una meta en relación con la persona que la establece.

Son:

  • S – Específico
  • M – Medible
  • A – Alcanzable
  • R – Realista
  • T – Tiempo límite

La fortaleza de los objetivos SMART es que establecen un camino claro para alcanzar las metas, y tienen un marco de tiempo definido para lograrlo. Cuando entiendas cómo llegar a esos propósitos, las cosas parecerán menos complicadas y te sentirás más seguro con respecto a ciertas decisiones o acciones.

Específico

Es importante tener una idea clara de lo que quieres lograr. De esa manera puedes enfocar tu tiempo y energía en conseguir tu objetivo. Además, tener un propósito específico te ayuda a mantenerte alejado de las distracciones.

Usemos el ejemplo de querer ser un ‘tú más saludable’. Decir que quieres estar más sano es vago. En su lugar, podrías decir que “quieres perder 15 kg en un año”. 

Medible

Quieres saber cuánto has logrado tu objetivo.

También debes poder decir qué tan lejos has llegado durante el proceso y qué tanto falta para concretarlo. Sé específico con  la cantidad o  la calidad  de tu meta. Al utilizar nuestro ejemplo para explicar el acrónimo específico, puedes hacer que el propósito sea más medible diciendo: “Comenzaré a perder peso haciendo ejercicio 5 veces a la semana”.

Alcanzable

Mira qué habilidades y recursos ya tienes, y compáralos con las cosas necesarias para lograr tu objetivo. Piensa si podrás aprender u obtener lo que te hace falta ahora mismo.

Un objetivo como este no es alcanzable: “Quiero perder 20 libras en una semana”. Mientras tanto, esta persona no se encuentra del todo en forma, y ​​bajar de peso y desarrollar músculo en realidad tomaría meses, incluso años.

Publicidad

Realista

Antes de proceder a comprometerte con ese objetivo, debes pensar en qué tan realista eres. Ser realista significa  que estás dispuesto a hacer todos los compromisos necesarios para lograr tus metas.

Investiga todas las estadísticas, hechos y cifras relevantes para tu objetivo. Luego considera los recursos disponibles para ti, como tu presupuesto, tiempo, ayuda de otros, etc. Pregúntate si tu meta tiene sentido en tu situación. En el caso de nuestro ejemplo, sería poco realista e insalubre, que alguien logre perder mucho peso en tan solo una semana.

Tiempo límite

Cada meta debe tener una fecha de comienzo y una fecha de finalización. El hecho de tener plazos establecidos para tus objetivos es una gran motivación que te ayudará a llevarte a la acción. Sin una fecha límite, no es posible que sepas si estás avanzando con tus propósitos.

“Comenzaré a perder 20 libras haciendo ejercicio 5 veces a la semana durante los próximos 12 meses” es una meta de tiempo limitado.

Recuerda que algunos objetivos son a corto plazo, mientras que otros son a largo plazo. Es importante tener eso siempre en cuenta, ya que esto te ayudará a hacer una estrategia más clara y realista para el establecimiento de metas INTELIGENTES.

4. Conoce el valor de tu tiempo

Reinventarte a ti mismo requiere que sepas el valor de tu tiempo. Este es extremadamente valioso; es algo que nunca podremos recuperar una vez que se haya ido, y es muy limitado en cantidad. Por lo tanto, necesitamos saber para qué estamos usando nuestro tiempo y asegurarnos de darle el mejor uso.

Entonces, ¿qué estás priorizando? ¿Está alineado con tu propósito?

¿Cómo se adaptan tus hábitos a tu presupuesto de tiempo? ¿Pasas más tiempo de una manera despilfarradora que productiva?

Una vez que has descubierto lo que no es importante, ¿qué haces con esas tareas? Una forma es delegar esas labores. 

Avanza hacia una versión mejorada de ti mismo

Estos 4 pasos pueden parecer abrumadores al principio, pero una vez que puedas tomar un tiempo para repasar cada uno, estarás progresando en un lapso muy corto.

Verificar tu actitud te permite salir de tu mentalidad actual para ver nuevas posibilidades. Saber cuál es tu propósito  te permitirá utilizar esa postura renovada que ahora tienes para moverte en la dirección correcta.

Comprender cómo establecer metas  que se ajusten a tu propósito también evitará que caigas en posibles percances o que dediques tiempo a cosas que no le den sentido a tu vida.

Y, por último,  saber el valor de tu tiempo  asegurará que las tareas que realices multipliquen tus horas disponibles y te ayudarán a avanzar hacia los objetivos reales y el futuro que soñaste.

Al implementar estos pasos, pronto descubrirás que es posible superar cualquier circunstancia que estés enfrentando actualmente y estar listo para asumir objetivos que realmente se ajusten a tu propósito.

Vía | Life Hack

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close