4 pruebas que mostrarán tu LIDERAZGO en tiempos difíciles

Un cambio saludable es crecimiento y, como líderes, debemos estar atentos a las oportunidades de desarrollo y las lecciones de progreso.

25 de agosto de 2020
Foto: Almuerzo de Negocios

Ya estamos a mediados de agosto, y a medida que el calendario se acerca al otoño, todavía hay muchos desafíos de coronavirus que debemos enfrentar. Tal vez estés cansado de leer sobre eso, o quizás te hayas aburrido de tener que vivirlo; de cualquier manera, esta es ciertamente una temporada que nos pone a todos a prueba.

Especialmente a los líderes.

Si alguna vez me viste hablar en persona o escuchaste mi podcast, entonces es probable que me hayas oído decir esto antes:

“No hay dos buenos días consecutivos en la vida de un líder”.

Eso es evidentemente cierto en estos días. Si bien los líderes están acostumbrados a ser evaluados, no necesariamente deben estar habituados a que se les califique tanto. Diariamente, parece que los líderes son llevados al límite, y he notado que muchas de estas pruebas se clasifican en uno de estos cuatro tipos:

1. Manejar los desafíos

Si eres un líder, pocas cosas requieren tu tiempo tanto como las personas que lideras. Si bien el impacto más obvio de la pandemia ha sido en la salud física, los líderes también deben considerar la salud emocional y mental de su gente. Agrega a eso tratar de manejar los desafíos logísticos de permitir que las personas trabajen en la oficina o desde casa, o los retos económicos que implican mantener al personal o tener que hacer recortes, y así podrás ver cómo, donde sea que te lleven los próximos meses, vas a ser puesto a prueba ante todo en tu capacidad para dirigir bien a tu gente.

2. Administrar el tiempo

Todos los líderes saben que administrar el tiempo puede ser un desafío en un buen día, pero ahora es aún más difícil. Si trabajas desde casa, sin duda habrás notado que puede ser fácil dar tiempo para volverte flexible, y si es cierto para ti, es cierto para tu gente. O tal vez estés de regreso en la oficina pero no puedes celebrar reuniones u otras asambleas como solías hacerlo, lo que significa que necesitas encontrar nuevas formas de maximizar tu tiempo. Hacer el uso más eficiente y creativo de tu tiempo, y el de tu equipo, es definitivamente una prueba que debes tener en cuenta.

3. Concentrarte en las posibilidades

Por lo general, no hablo de problemas o dificultades, ¡normalmente hablo de oportunidades! Dentro de cada desafío que se te presente, hay una oportunidad incorporada. Pero durante una temporada en la que surgen tantos problemas tan rápido, es fácil perder esa mentalidad; es fácil concentrarte únicamente en los problemas e ignorar las posibilidades. Como líder, debes proteger tu mentalidad para no permitir que se acumulen problemas y que las oportunidades se te escapen.

4. Afrontar la presión del cambio

Ya sea que se trate de personas, edificios o sistemas, la última prueba que un líder enfrenta regularmente es la del cambio. Todos hemos sentido la presión de este desafío, en particular durante los últimos meses, y las señales apuntan a que ese estrés continuará, si es que no aumenta. Si bien el cambio es natural, no siempre es saludable. Un cambio saludable es crecimiento y, como líderes, debemos estar atentos a las oportunidades de desarrollo y las lecciones de progreso dentro de esta temporada de pandemias. Necesitamos aprovechar nuestras fortalezas personales, así como las de nuestra gente, porque este es un momento en el que la innovación, la creatividad y el coraje gobiernan el día.

En momentos como estos, me gustaría poder guiar personalmente a cada líder. Ojalá pudiera pasar un día contigo, escuchando tus desafíos, haciéndote preguntas y compartiendo ideas de lo que estoy aprendiendo. Es útil tener un mentor que te guíe durante los momentos difíciles, así que te animo a que no lo hagas solo.

Coronavirus o no, aún quedan más pruebas de tu liderazgo por venir. Tu gente te está buscando como ejemplo durante estos días difíciles, así que espero que te estés preparando a diario.

Mantente alerta, flexible y humilde: estos son tiempos difíciles para los líderes, pero no durarán para siempre.

Vía | John Maxwell

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close