4 razones para DESCANSAR mientras te conviertes en un mejor LÍDER

13 de septiembre de 2019

Recientemente, uno de los miembros de nuestro equipo en la Compañía John Maxwell compartió una lucha interesante en su vida: ha olvidado cómo descansar. Parte del equipo se reunió para almorzar y él ofreció voluntariamente sus pensamientos mientras todos hablaban.

“Simplemente siento que, cuando estoy descansando, hay algo más que debería estar haciendo”, dijo. “Siento que mi tiempo sería más productivo si estuviera leyendo, haciendo algo o trabajando hacia un objetivo específico”.

Ahora, este es un miembro del equipo altamente productivo que ama su trabajo y disfruta haciendo la diferencia a través de lo que realiza. Es una persona disciplinada con límites claros para el trabajo, la familia y la comunidad.

Fue sorprendente para él compartir esta lucha, y especialmente irónico teniendo en cuenta que acabamos de celebrar el Día del Trabajo, un día festivo diseñado para honrar a los trabajadores de América dándoles una jornada para descansar. Pero lo que compartió no es tan inusual. De hecho, es algo con lo que luchan muchos líderes.

¿Alguna vez te has sentido así?

¿Alguna vez luchas con invertir tu tiempo para aumentar tu energía?

Porque eso es descansar: una inversión. Es fácil para los líderes pensar que el tiempo dedicado activamente a hacer algo con un resultado medible de inmediato es una inversión; pero les resulta difícil pensar en las horas que pasan descansando de la misma manera.

En una cultura de avance rápido, el descanso parece un lujo que no podemos permitirnos.

Mantengo un horario ocupado, pero entiendo que el descanso es una inversión esencial para mi liderazgo. No puedo superar mis límites todos los días; Debo tener tiempo para descansar. De acuerdo, puede que no descanse demasiado, ¡pero eso no cambia el hecho de que necesito hacer una pausa de vez en cuando!

He aquí por qué el descanso es una inversión tan importante para los líderes:

1. Te permite recuperarte: Tu cuerpo necesita tiempo de recuperación. Si alguna vez has estado en un gimnasio, incluso como un propósito fallido de Año Nuevo, has aprendido que el cuerpo de cada persona necesita tiempo para recuperarse porque ahí es donde ocurre el crecimiento. Cuando haces ejercicio, rompes tus músculos; y cuando descansas, esos músculos se recuperan y agregan la fuerza que te ayuda a empujar aún más la próxima vez. Lo mismo es cierto con nuestros músculos de liderazgo. Si queremos crecer, debemos descansar y recuperarnos.

2. Te permite reflexionar: Necesitas tiempo para mirar hacia atrás y aprender. Pasar de un desafío a otro, o de una oportunidad a otra, puede sonar y parecer emocionante, pero la reflexión es la manera cómo aprendemos las lecciones que nos ayudan a mejorar. Dado que los líderes se separan del grupo al ver más oportunidades, y antes de que otros lo hagan, es una idea inteligente reservar tiempo para reflexionar por qué mirar hacia atrás nos ayuda a ganar claridad para enfocarnos en el futuro.

3. Te permite reavivar: Esta idea proviene de Mark Cole, CEO de todas mis empresas. Mark le enseña a nuestro equipo que dentro del ciclo comercial debe haber un momento para reavivar tu pasión por lo que haces. Descansar te permite redescubrir el entusiasmo y la energía que tienes para el trabajo que realizas y el propósito que cumples. Si la recuperación es para el cuerpo y la reflexión es para la mente, entonces reavivar es para el corazón. Un líder necesita que los tres sean efectivos.

4. Lo creas o no, descansar es una disciplina como cualquier otra cosa. El integrante del equipo que mencioné anteriormente está aprendiendo cómo disciplinarse de esta manera, y está entendiendo (como lo hice yo), que toma tiempo e intencionalidad encontrar el ritmo adecuado que funciona para ti y tu liderazgo. Pero no te equivoques, es una parte esencial de tu trabajo como líder. Tomarte el tiempo para invertir en nuestra salud física, mental y emocional como líderes es solo un buen negocio.

Un líder agotado reproduce a personas agotadas porque reproducimos lo que somos, no lo que queremos. Aprender a descansar es una de las mejores inversiones que puede hacer un líder.

Vía | John Maxwell

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close