5 consejos para crear HÁBITOS saludables con tu DINERO

Lograr el éxito financiero no es algo que simplemente sucede. Tal vez si ganas la lotería o algo así, sí. Pero para una persona promedio como tú o yo, se trata de una serie de pequeños pasos que tomas durante un largo período de tiempo.

Con cada paso, tú formas un nuevo hábito de dinero inteligente. Y con cada hábito de dinero inteligente, construyes hacia la independencia financiera.

Entonces, ¿qué tipo de costumbres puedes formar para tomar ese camino? Echemos un vistazo a los hábitos de dinero inteligente que puedes comenzar hoy mismo para acercarte a un futuro financieramente independiente.

1. Evita ser “un centavo sabio pero una libra tonto”

Es tentador intentar ahorrar un par de centavos aquí y allá al comprar artículos pequeños. Sin embargo, ahí no se guarda el dinero real. Estás poniendo un esfuerzo extra por algo que no mueve la aguja.

Tú obtienes el mayor impacto cuando puedes reducir tus cuentas más grandes. Por ejemplo, encontrar una tasa de interés más baja para tu hipoteca podría ahorrarte más de US$ 50 por mes. Y rebajar tu factura de transporte al comprar un automóvil más barato o utilizar el transporte público también puede proporcionar grandes ganancias.

Entonces, mira tus gastos recurrentes, como vivienda, transporte y seguro, y observa dónde hay margen de maniobra. Así logras un mejor uso de tu tiempo y dinero, en lugar de tratar de pellizcar monedas aquí y allá en compras más pequeñas.

2. Cuando quieras algo grande, espera

La impulsividad puede meterte en problemas en la mayoría de los aspectos de la vida. Y en las finanzas no es diferente.

Es la naturaleza humana ver algo y quererlo en ese momento. Comienzas como un niño en la línea de pago en la tienda de comestibles, y continúas hasta la edad adulta.

Tenemos una idea en nuestra cabeza de algo que queremos, y es difícil no salir y adquirirlo en ese momento.

Un buen ejemplo es querer un coche nuevo. Quizás hayas tenido tu auto durante varios años. Ha cruzado la marca de 100k millas. Tal vez necesite mantenimiento, y te molesta que debas reemplazar la correa dentada o comprar neumáticos nuevos.

Entonces, tienes la picazón.

Empiezas a cavar en línea y te das cuenta de que podrías cambiar tu automóvil actual por algo más nuevo y más emocionante… todo por unos pocos cientos de dólares al mes. Entonces te obsesionas.

Aquí es donde tienes que dar un paso atrás.

Tu nueva obsesión está nublando tu juicio. Y en lugar de ceder al impulso, espera.

Establece un plazo para ti mismo. Tal vez vuelvas a la decisión tres meses más tarde. A ver si el deseo perdura.

Podrías, pero generalmente, sucede algo gracioso. A menudo, te olvidas de ello. Y muy comúnmente, encuentras que el nuevo coche no era una necesidad en absoluto.

El impulso se desvaneció. Y acabas de ahorrarte un montón de dinero.

3. Vive más modesto de lo que puedes permitirte

Finalmente obtienes ese gran aumento. Y quieres celebrar, ¿y por qué no?

Publicidad

Has estado esperando esto desde siempre. Y después de todo, eso se debió a tu duro trabajo.

Eso está bien, derrocha un poco. Sin embargo, hazlo de una sola vez.

No te dejes llevar por la trampa de que solo porque ahora estás ganando más dinero, debes gastar más.

Con demasiada frecuencia, las personas obtienen más dinero y sienten que les dan los medios para comprar una casa más grande, un automóvil más moderno… ya sabes el despilfarro… Resiste.

El hecho es que vivir más modesto de lo que puedes pagar es una de las formas más rápidas de ahorrar.

Pero si gastas constantemente a medida que comienzas a ganar más, entonces nunca saldrás adelante. Solo acumularás más deuda en el camino y tendrás tan poco espacio de maniobra como antes.

4. Practica compras inteligentes

Comida… es una de las porciones más grandes de cualquier presupuesto. Y si no tienes cuidado, puede ser uno de los mayores desagües de tu billetera.

Pero afortunadamente, hay algunas cosas que puedes hacer para asegurarte de mantenerte inteligente con tu dinero al comprar comestibles.

Crea un presupuesto de alimentos

Establece un estricto presupuesto semanal de alimentos, y cuando sepas cuánto puedes gastar en comida, podrás planificar tu menú semanal a tu gusto.

Una vez que conozcas todo lo que requieres, puedes ir de compras y mantener una cuenta corriente mientras adquieres lo que necesitas, para asegurarte de que vas por buen camino.

Tiendo a hacer esto en mi cabeza, redondeando para cada artículo. Sin embargo, escribirlo sobre la marcha probablemente funcionará mejor para la mayoría de las personas.

Haz una lista… y nunca te desvíes

Nunca vayas a la tienda de comestibles sin una lista. Si vas al supermercado con una idea de estadio de béisbol en mente, no tienes un concepto verdadero de lo que necesitas.

No estás bien documentado. No sabes cuáles son las necesidades. Como resultado, vas a tomar decisiones sobre la marcha.

Estas determinaciones de impulso conducirán a un gasto excesivo, lo que descarrilará tu presupuesto de alimentos.

Come antes de ir al supermercado

También es importante comer antes de ir a la tienda de comestibles. El hambre es una fuerza poderosa.

Si vas a comprar con el estómago vacío, todo se verá bien. En particular, puedes encontrar una gran cantidad de bocadillos procesados ​​y preparados que se verán muy atractivos.

Después de todo, tienes hambre ahora y esa comida está fácilmente disponible. Así que subconscientemente, puedes inclinarte hacia esos elementos.

Desafortunadamente, no solo esos artículos suelen ser menos saludables, sino que también son más caros. Tú pagas por conveniencia.

Publicidad

Sin embargo, cuando comes antes de mercar, entonces comprarás con una mente más clara. Tu hambre no nublará tu juicio influyendo en ti para tomar malas decisiones, como un demonio de dibujos animados que descansa sobre tu hombro y te susurra al oído.

Esto hace que sea mucho más fácil atenerte a tu plan de compras.

5. Cancela tu membresía de gimnasio

Ahora que estás listo para comer, es momento de ser inteligente en cuanto a la administración de tu presupuesto en términos de aptitud física. Y empecemos por evitar la costosa factura del gimnasio.

La membresía promedio del gimnasio cuesta alrededor de US$ 60 por mes. Eso es US$ 720 al año.

Sin embargo, dos de cada tres membresías en gimnasios no se utilizan. Eso significa que dos tercios de las personas que tienen una membresía en un gimnasio están literalmente regalando casi mil dólares al año. ¡Es una locura!

Recomiendo buscar una alternativa para hacer ejercicio. Una buena opción es mirar en los servicios de transmisión de fitness.

Los servicios de transmisión por secuencias te permiten obtener cientos de entrenamientos como Insanity y p90x, directamente en tu propia casa por alrededor de US$ 10 – US$ 20 por mes. Eso es entre US$ 40 y US$50 menos al mes que la membresía promedio de un gimnasio.

Por supuesto, luego está la opción gratuita. Internet está lleno de entrenamientos gratuitos que puedes hacer por tu cuenta con un mínimo o ningún equipo.

Por ejemplo, está el programa Couch to 5K, que personalmente utilicé hace una década para pasar de la tele al atletismo en mi primera carrera de 5K. Si yo pude hacerlo, cualquiera podría lograrlo.

También hay recursos gratuitos como reddit que tienen información ilimitada sobre los entrenamientos. Fitness subreddit ha realizado toda la investigación por ti, completando consejos de acondicionamiento físico y rutinas detalladas de ejercicios para que cualquiera las use en su wiki.

Hay varias rutinas que no requieren equipo. Y puedes unirte a subreddit para convertirte en parte de la comunidad, haciendo que sea más fácil para aquellos que buscan la camaradería y el aliento en sus objetivos de entrenamiento físico. Todo gratis.

Son pasos de bebé… ¡Y los pasos de bebé pueden comenzar ahora!

Nunca he conocido a nadie que no pueda ser más inteligente con su dinero. Y por otro lado, cualquiera podría ser más inteligente con sus finanzas. Pero recuerda, no sucede todo a la vez.

Comienza luchando contra tus impulsos. Prepárate para la semana y sé inteligente en la tienda. Recorta los gastos mensuales, como las membresías en gimnasios que están sobrevaloradas y probablemente no estés obteniendo el valor de tu dinero de todos modos.

La diferencia está en los detalles. Y los detalles pueden cambiar tu estilo de vida y prepararte para un futuro financieramente independiente.

Vía | Life Hack

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close