8 razones por las que los INTROVERTIDOS son los mejores vendedores

Si eres una persona introvertida tal vez es hora de que replantees estas características y las asumas como una ventaja al momento de cerrar ventas.

27 de diciembre de 2019
Foto: Alexandru Zdrobău en Unsplash

Existe una idea errónea común: que los introvertidos son solitarios tímidos que no pueden sobresalir en situaciones sociales, y mucho menos prosperar como emprendedores o vendedores.

Siendo un introvertido, es posible que te guste quedarse solo, puede que te agotes socialmente después de los eventos o que tengas un pequeño círculo de amigos. También puedes ser considerado como un innovador y tus habilidades para escuchar tienden a estar más desarrolladas que tus contrapartes extrovertidas.

Entonces, ¿por qué la gente piensa que los extrovertidos son los mejores vendedores? La primera impresión de las ventas es que debes ser franco, carismático y tener un montón de amigos. Sí, estas cosas pueden ser útiles en el proceso de ventas. Sin embargo, no son los únicos atributos que se tienen en cuenta al momento de cerrar una venta. De hecho hoy estoy aquí para decirte que ser introvertido es en realidad una superpotencia de ventas.

Aquí hay ocho razones por las cuales los introvertidos pueden ser excelentes vendedores:

1. Eres observador

Solo el 7% de tu comunicación son las palabras que dices. El otro 93% de tu comunicación es tu lenguaje corporal. Ser observador y receptivo es una de las habilidades más importantes de un vendedor de alto nivel.

Los introvertidos tienden a ser más observadores del lenguaje corporal, el cambio en el tono de voz y otras señales no verbales, que son superpoderes en las ventas. Cuando estás en una reunión con un cliente potencial, esto no solo puede ayudarte a comprender mejor a tu cliente, sino que puede ser la diferencia entre ganar o cerrar un trato porque puede pivotar según sea necesario, para servir al cliente y crear una mejor experiencia de compra.

2. Tienes un plan

Mientras que los extrovertidos tienden a crear un plan después de saltar de un avión, los introvertidos suelen crear un plan concreto con una estructura sólida mucho antes de empezar. Esto puede marcar la diferencia en el proceso de ventas.

Un plan proporciona consistencia y seguridad a tus posibles clientes / usuarios /consumidores. Los mejores vendedores tienen un sistema probado que usan cada vez para cerrar ventas, que no deben confundirse con un guión de ventas.

Al no prepararte, te estás preparando para fallar”. – Benjamin Franklin

3. Escuchar es tu segundo nombre

Vender es tanto escuchar como hablar. Como vendedor, debes comprender los puntos débiles, las necesidades y los deseos de tus clientes. Los introvertidos tienden a sobresalir en la escucha y pueden adaptarse a las necesidades de sus clientes. Puedes usar esto para tener una ventaja en cualquier parte del proceso de ventas.

4. Valoras las relaciones profundas

A los introvertidos no les gusta tener una lista de conocidos. En cambio, prefieren tener relaciones profundas con otras personas.

Cuando trabajas con un cliente potencial, una relación genuina y profunda te llevará más allá de una conexión a nivel de superficie. Las ventas tienen que ver con la confianza y las relaciones. Como introvertido, tienes ventaja porque naturalmente tiendes a crear estas relaciones.

5. Eres realista

Los extrovertidos tienden a inclinarse hacia las emociones durante el proceso de ventas, sin tener necesariamente la información sobre los resultados para respaldar lo que están diciendo. Sin embargo, los introvertidos se inclinarán por la realidad de los resultados / y e sus productos, lo que les proporciona ideas más concretas antes de que el cliente haga una compra.

Este enfoque minimiza los reembolsos y los clientes insatisfechos, lo que significa no solo que los introvertidos pueden vender más, sino que su porcentaje de clientes habituales también puede ser mayor debido a la forma en que venden a sus clientes.

6. Eres más reservado

Los extrovertidos tienden a tener grandes personalidades y no tienen miedo de presentarse, mientras que los introvertidos son más conservadores y tranquilos. Nuevos estudios muestran que el estereotipo de vendedor extrovertido y encantador en realidad hace que los clientes potenciales se desconecten de la venta. De hecho, algunas personas ponen una barrera entre ellos y el producto cuando se encuentran con este tipo de vendedor.

Este nuevo cambio en la forma en que las personas reaccionan ante los vendedores puede ser una ventaja para los introvertidos. Su personalidad reservada puede ser exactamente lo que los ayuda a relacionarse con un cliente potencial porque sienten que están teniendo una conversación real en lugar de ver cómo una contraparte les establece una agenda sobre un producto.

7. Prefieres no hablar en absoluto

En el pasado, los extrovertidos a menudo eran vistos como los vendedores más calificados debido a su capacidad para las llamadas en frío. Para participar en llamadas en frío, debes ser enérgico y tener habilidades sociales refinadas.

Hoy en día, la mayoría de los clientes y consumidores están haciendo que sea más difícil llamarlos por teléfono. Confiamos mucho más en el cuidado y la comunicación a través del correo electrónico antes de salir a comprar. Aquí es donde los introvertidos pueden sobresalir, incluso cuando no son tan sociales o habladores como los extrovertidos.

“El mayor problema en la comunicación es la ilusión de que ha tenido lugar”. – George Bernard Shaw

8. Cómo vender siendo un introvertido

Para ser efectivo, asegúrate de investigar y estar preparado. Esto aumentará tu confianza y te permitirá pasar menos tiempo pensando en qué decir. Así, simplemente puedes conversar con confianza.

Date tiempo para recargar energía. Los eventos de red o las llamadas de ventas consecutivas pueden agotar físicamente a los introvertidos. Los introvertidos se cansan fácilmente de las actividades sociales, lo que puede dificultar la interacción. Haz espacio para el tiempo a solas en tu horario, o prueba otros métodos energizantes tradicionales, como el café.

Por último, no uses el hecho de ser introvertido como excusa para no intentar salir a vender. Hay muchos introvertidos que se destacan en los negocios y el emprendimiento, como Elon Musk, Mark Zuckerberg y JK Rowling. La clave es comprenderte a ti mismo y desarrollar tus habilidades.

En general, el valor que los introvertidos aportan a la mesa de ventas es muchas veces pasado por alto, y eso en el mejor de los casos. Ser introvertido no te descalifica para ser un vendedor excepcional. De hecho, puedes rivalizar y superar a tus contrapartes extrovertidas si perfeccionas tus habilidades y te abrazas como un introvertido, aceptándote.

Con información de Addicted 2 Success.

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close