9 características que debe tener un verdadero EMPRENDEDOR

7 de junio de 2019
|

¿Alguna vez has pensado en comenzar tu propio negocio? Mira si posees estas características para ser un emprendedor.

Parece que en todas partes, alguien está tratando de ser empresario. Te das un momento de pausa para considerar si tienes o no las características de éxito necesarias para ser un emprendedor.

De hecho, LendingTree realizó una encuesta con Qualtrics de 1,067 estadounidenses en 2018 y descubrió que aproximadamente dos tercios pensaban en iniciar un negocio en los 12 meses anteriores.

Si bien la mayoría de la gente en la encuesta afirma que la falta de capital inicial no es la razón principal para no dar ese gran salto, tengo que preguntarme si eso es cierto o no.

Las verdaderas razones por las que las personas no se convierten en empresarios

En mis más de cuarenta años de experiencia en negocios, he descubierto que no es la falta de dinero lo que impide que las personas persigan su sueño. Más bien carecen de ciertas características requeridas para ser un emprendedor.

Después de todo, si fuera fácil, todos lo harían.

Creo que la mayoría de la gente podría ser un empresario, pero no lo harán. Un gran número de personas no dedican el tiempo, la energía y el compromiso que se requieren para ser un exitoso empresario.

Y eso está bien. No todos necesitan ser dueños de negocios. Pero si te estás preguntando si tienes lo necesario para llegar al éxito en el espíritu empresarial, considera las siguientes nueve afirmaciones.

Si lees estas nueve declaraciones y no sientes que te representan, entonces tal vez es hora de dar el salto.

9 características de un emprendedor

1. Debes tener la piel gruesa

  • Es probable que hayas estado pensando en iniciar un negocio por un tiempo. Es posible que le hayas contado a algunos amigos íntimos acerca de tu “loca idea”, pero en su mayor parte, has elegido mantener este sueño para ti mismo.
  • Eventualmente, sin embargo, necesitarás que el mundo lo sepa. Y no todos van a compartir tu entusiasmo.
  • Cuando Kim y yo estábamos desarrollando nuestro juego de mesa, FLUJO DE EFECTIVO 101, que más tarde cambiaríamos de nombre a FLUJO DE EFECTIVO®, celebraríamos eventos con fines de prueba. Todavía me estremezco ante la respuesta de la gente. “El juego es terrible” y “Lleva demasiado tiempo”, y mi favorito personal, “Es demasiado difícil”.
  • Imagínate si nos hubiéramos detenido en esa primera prueba beta. Ese juego ha ayudado a miles de personas a aumentar su IQ financiero al jugarlo.
  • Y tal vez esa sea la situación en la que te encuentres.
  • Es posible que tengas familiares y amigos que te apoyen todos los días con tus problemas personales, que de repente te mostrarán una parte diferente de su personalidad cuando converses sobre comenzar un negocio: el miedo.
  • Tal vez han tratado de iniciar un negocio y han fallado. O posiblemente viven bajo la falsa sensación de seguridad que proporciona un trabajo y piensan que subir la escalera corporativa es un camino garantizado hacia la jubilación.
  • De cualquier manera, enfrentarás las críticas más rápido, y más áspero, de lo que esperas. La forma como lo manejes hará toda la diferencia.

2. Debes estar “conectado”

  • Si crees que vivir la vida de un introvertido te permitirá convertirte en un empresario exitoso, es posible que desees volver a pensar.
  • Vivirás y respirarás en tu nueva empresa en cada momento del día mientras intentas educar a todas las personas con las que te contactas sobre tu negocio.
  • 24/7 adquiere un significado completamente nuevo cuando abres tus puertas. Ya no son descansos rápidos de 5 minutos que usas para desplazarte por tus feeds de Facebook o Instagram mirando las actualizaciones de tu familia. Ahora, el tiempo empleado en las mismas redes sociales lo dedicarás a responder las quejas del servicio al cliente y a perseguir a tu competencia en busca de formas de mejorar tu negocio.
  • Aunque no será necesario que seas la vida de la fiesta, definitivamente necesitarás sentirte más cómodo en tu propio negocio.

3. No necesitas elogios

  • Ha habido una tendencia perturbadora en las actividades juveniles en los últimos años, donde todos los participantes recibieron trofeos. Estos premios se otorgan a cualquiera que participe en la actividad dada, como el béisbol de ligas menores o el fútbol de pee-wee.

  • Como adultos, sabemos que no es así como funciona la vida. Hay ganadores, y también hay perdedores.
  • Piensa en tu día promedio en el trabajo. ¿Cuántas veces al día escuchas: “¡Eso es increíble!” O “Buen trabajo” o “Eso es tan bueno”?
  • Parece que todos han sido entrenados para dar comentarios positivos casi como si estuvieran en un piloto automático.
  • Desafortunadamente, no recibirás este tipo de elogios como empresario.
  • Al igual que en la declaración número 1 anterior, debes mantener todas las críticas en contexto. Algunas personas amarán tu producto, otras no.
  • Independientemente, si has investigado y has creado un negocio para resolver un problema legítimo, eventualmente recibirás tus recompensas justas.

4. Necesitas motivación externa

  • Otra característica de un empresario es la capacidad de establecer sus propias tareas y cumplirlas.
  • No llegarás al trabajo con una lista de expectativas que deberás cumplir al final de los días.
  • Lo que se haga (o no) depende completamente de ti.
  • Cuando estaba en el campo de entrenamiento preparándome para mi breve carrera en el ejército, recibí toda la motivación externa que podía manejar. Desde compañeros reclutas que se turnaban para dirigir a nuestra compañía a través de nuestro régimen de entrenamiento diario, hasta el sargento de instrucción siempre presente, no faltaba gente que se asegurara de que estaba haciendo lo que debía hacer, cómo debería hacerlo y dónde debería hacerlo. .
  • Tú eres tu propio sargento cuando te conviertes en propietario de un negocio.
  • ¿Tienes lo que se necesita para dar las órdenes y seguirlas?

5. No debes quedarte en tu zona de confort

  • Una característica de un empresario que a menudo se pasa por alto es la capacidad de tener diversos puntos de vista.
  • La mayoría de las personas que sueñan con ser empresarios se centran en el dominio técnico que ofrecen. Sienten que una década de experiencia en escribir, hornear o en la carpintería es la prueba de que tienen todo lo necesario para dirigir un negocio exitoso.
  • Ese nunca es el caso. Un empresario exitoso debe entender la contabilidad, el mercadeo, la protección legal, los impuestos, el servicio al cliente y muchas otras cosas para convertir tu dominio técnico en el éxito empresarial.

6. Necesitas tener razón

  • Nos enseñaron en la escuela que solo hay una respuesta correcta. Hay un lado de la historia, una forma de resolver un problema de matemáticas y una manera de tener éxito en la vida. Y cuando llega el momento de probar tu conocimiento, puedes saber las respuestas en el examen o no. Si intentas buscar esas respuestas en otro lado, se considera trampa.
  • Pero la vida real no funciona así. En la vida real, “hacer trampa” se llama trabajo en equipo. Si no te gusta trabajar en grupo, a menudo se te considera un “sabelotodo” y nadie quiere laborar contigo.
  • Para explicar mejor esto, quiero usar un diagrama que mi padre rico me enseñó llamado el cuadrante de FLUJO DE EFECTIVO®.
  • El cuadrante de flujo de efectivo muestra los cuatro tipos de personas y las diferentes formas en que ganan dinero.
  • En el lado izquierdo están las E (empleado) y las  S (propietario de una pequeña empresa). Ellos valoran la seguridad por encima de todo lo demás. Hay características similares entre E y S, es decir, a ambos se les paga por su tiempo.
  • En el lado derecho del diagrama se encuentran las B (propietario de una gran empresa) e I (inversionista). A diferencia de E y S que ganan dinero a cambio de su tiempo, las personas de este lado del cuadrante obtienen ganancias a través del horario y el dinero de otras personas. Crean activos que generan ingresos pasivos.
  • ¿Qué tiene esto que ver con tener razón?
  • Al igual que en el punto anterior sobre la permanencia en tu zona de confort, el E altamente pagado y el éxito de S siempre tienen que ser correctos. Probablemente fueron las primeras persona en la escuela en levantar la mano con la respuesta correcta, se graduaron con honores y se sacrificaron por la gran promoción en el trabajo.
  • No hay nada de malo en dedicar tiempo para hacer las cosas bien, a menos que seas un empresario.
  • El empresario no tiene el lujo del tiempo. Después de todo, cada hora es dinero. Si pasas horas con las puertas cerradas tratando de que todo esté perfecto antes del lanzamiento mañana, hoy estás perdiendo oportunidades de obtener alguna ganancia.

7. No busques el éxito de la noche a la mañana

  • Mucha gente piensa que me convertí en un empresario exitoso de la noche a la mañana. Un día fui completamente desconocido y al siguiente estoy en el show de Oprah con éxito en lo más vendido del New York Times.
  • La verdad es que me tomó casi una década alcanzar ese nivel de éxito.
  • Primero, estaba mi negocio fallido de billeteras de nylon y velcro. Después de que mi padre rico me mostró cómo mis compañeros me estaban robando, tuve que cerrar el negocio. Esto me dejó más de US$ 800,000 en deudas.
  • Por esa razón, sabía que la única manera de salir de ese agujero financiero era a través del espíritu empresarial.
  • No había manera de pagar una cantidad tan monumental de la deuda con un día de trabajo.
  • De una manera tranquila y constante debes ganar la carrera. No hay atajos.

8. Debes tener la capacidad de actuar rápidamente para no retrasar las cosas

  • Con casi US$ 800,000 de deuda, Kim y yo sabíamos que no íbamos a liberarnos de nuestra situación financiera en el corto plazo. Entonces, desarrollamos un plan. Requiere un tremendo sacrificio, pero sabíamos que eventualmente llegaríamos al final de la deuda.
  • Todo comenzó con una dedicación a aumentar nuestra educación financiera. Primero trabajamos para aprender, luego para ganar.
  • Estudiamos inversión inmobiliaria y creamos nuestros propios negocios. No importa cuán mal se pusieron las cosas y cuánto queríamos detenernos, no lo hicimos.

  • Mantuvimos nuestros ojos en el premio y buscamos cualquier oportunidad para aprender una nueva habilidad que nos ayudaría a convertirnos en dueños de negocios exitosos.
  • La capacidad de actuar es una característica vital de un empresario.

9. Debes ser buen comercializador

  • Mi padre rico a menudo me decía que aprender sobre la distribución es la característica más importante de un empresario.
  • Después de ser empresario en múltiples industrias durante las últimas tres décadas, tengo que estar de acuerdo.
  • Si no puedes comercializar, no puedes ser un empresario.
  • Después de regresar de Vietnam, tuve que tomar una decisión. Podría conseguir un trabajo en la industria del envío con muy buen dinero o aceptar un puesto de vendedor de nivel inicial en Xerox.
  • Mi padre rico me recomendó que aceptara el trabajo en Xerox. Lo tomé y no tardé en darme cuenta de que no era un vendedor nato. Hablé con mi padre rico acerca de mis luchas y él sugirió fallar más a menudo.
  • En lugar de encontrar otro trabajo de ventas por la noche, recordé algunos otros consejos de mi padre rico, a saber, que es más fácil hallar una actividad laboral si estás dispuesto a hacerlo de forma gratuita.
  • Encontré una organización benéfica que necesitaba que las personas llamaran en horas de la noche para conseguir aportes. Por lo tanto, dejaría mi trabajo en Xerox y dedicaría algunas horas a llamar a la gente para obtener donaciones. Pude aumentar mi tasa de fallos de tres a siete llamadas por día en Xerox a más de 20 llamadas en unas pocas horas por la noche.
  • Aunque mi tasa de fracaso aumentó, irónicamente también lo hizo mi tasa de éxito. Cuantas más llamadas hice, mejor me puse a manejar las objeciones. No tuve más remedio que adaptarme, y tú también.

Resumen de las características que se necesitan para ser un empresario

Si crees que esas características no te retratan con precisión, no es el momento, y es posible que algún día tengas la oportunidad de ser un empresario exitoso.

Si descubriste que muchas de esas afirmaciones se aplican a ti, no renuncies todavía a tu sueño de convertirte en empresario.

Tal vez fácilmente te sientas herido por las críticas o pienses que necesitas un elogio constante o si encuentras falta de confianza en todas las áreas de tu vida, comienza a abordar esos problemas. Descubrí que si soy débil en un área de mi vida, a menudo también afecta negativamente a los otros campos.

Si tienes enormes probabilidades en tu contra y no cuentas con otra opción más que tomar el asunto, puede que te sorprendas al descubrir cuántas características de un empresario posees.

Vía | Rich Dad

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close