5 claves para mejorar tu APARIENCIA y causar impacto en tus REUNIONES de negocio

¿Eres consiente de que requieres menos de diez segundos para causar una buena impresión?

En una situación en la que debes buscar contacto en una reunión, durante esos pocos segundos, la persona que tú ves por primera vez se forma una opinión sobre tu situación económica, educación, credibilidad y confianza.

En el competitivo mercado actual, si estas bien arreglado y vestido apropiadamente y si demuestras la actitud, habilidad social y personalidad correctas, tienes una buena posibilidad de causar una primera impresión positiva. Para ser un maestro del networking, necesitas asegurarte que los mensajes que envías a los demás sean coherentes con tu profesionalismo, la reputación de tu empresa y la imagen elegida. Todo esto tiene que estar presente durante los diez segundos de tus encuentros con personas que no conoces.

Tu imagen juega un papel importante a la hora encontrar contactos de negocio.

La manera en la que uses tu imagen determina como te recibirán quienes influirán en el nivel de éxito. El networking dinámico es un proceso que comienza cuando te encuentras cara a cara con otra persona. Si causas una impresión positiva, el encuentro continúa y una relación basada en la confianza tiene potencial de desarrollarse. Cuanta mas atención prestes a tu imagen, necesitaras menos para convencer a la gente de que eres confiable.

Una vez que estén cómodos con tu ética y capacidad comercial, estarán listos para recomendarte a otros.

Estrategia de Ropero

Tu ropero y tu aspecto debería ser parte de tu plan de negocios estratégico. Es importante conocer las tendencias contemporáneas de ropa, peinado, accesorios y anteojos. Si tu aspecto o actitud reflejan otra era, los demás dudarán sobre tu conocimiento de los temas actuales. Actualiza con regularidad estos factores de imagen, pero nunca seas esclavo de la moda o adoptes ciegamente un estilo que va más allá de lo que te resulte cómodo. Si no estás cómodo con tu aspecto, no te veras sincero y confiado.

Dentro de la tendencia actual de vestirse con menos formalidad, deberías buscar un equilibrio entre la rígida etiqueta de “vestir para triunfar” de la década de los 80 y la vestimenta informal que se relega a los fines de semana. Aprende a vestir sin decaer. En actividades donde todavía es esencial usar traje oscuro, reemplazar la camisa o blusa blanca por una de color, textura o diseño interesante hará que parezcas mas accesible, aunque igualmente profesional. En un ambiente de trabajo mas informal, un saco o un blazer deportivo te mantendrá dentro de la vestimenta profesional. Sacos de diseños delicados con camisas, pantalones y corbatas están a kilómetros de distancia de las remeras y los pantalones de jean.

Ten un blazer a mano para usar sobre ropa mas formal si de repente te encuentras con un cliente importante en una ocasión informal. A medida que subes la temporada y llega la época de las remeras, camisetas o playeras úsalas con pantalones y zapatos mas formales, en vez de pantalones informales y zapatillas.

Publicidad

Vestirse gradualmente

El numero de prendas que se usan por vez, la combinación de colores, el diseño y la textura de la tela y el estilo de las prendas son variables que afectan la formalidad que se percibe en tu vestimenta.

Cuanto mayor sea el numero de prendas que se usan por vez, mayor el grado de formalidad. Un traje de tres piezas es lo mas formal; pantalones y camisetas están en el extremo mas informal de la escala.

Los colores oscuros proyectan una imagen de poder y autoridad, especialmente cuando se usan con prendas de alto contraste. Asimismo, cambiar de colores oscuros a tonos medios, como gris o tostado, te dan un aspecto mas accesible. Combinar saco de un color con pantalones o falda de otro siempre será menos formal que un traje conjunto.

Cuanto mas suave y lisa la tela, mas formal la vestimenta. Las telas de punto son menos formales que las telas tejidas. Las telas de lana peinada y la seda se consideran de mejor calidad y por lo tanto mas formales que la mayoría de los algodones, linos y mezclas sintéticas.

Un traje a medida y con solapa es mas formal que una blusa o camisa sin cuello. La vestimenta totalmente hecha a medida tendrá mas influencia que aquella menos estructurada.

Las mujeres deberían observar que usar un vestido causará menos impacto que un traje, a menos que el traje sea de vestido, o que el vestido se use con un saco formal. La ropa elegante o formal no es apropiada para trabajar, así como un traje formal es inadecuado para una reunión informal.

Indicadores

Una vez que hayas descifrado el tipo de evento y elegido estratégicamente tu vestimenta, también deberás considerar los toques finales que influirán en la calidad de tu aspecto. La ropa deberá lucir impecable, especialmente en la zona del cuello y las solapas del saco. Deberían estar limpias y arregladas.

Gracias a tus zapatos, los demás podrán deducir tu situación económica y la atención que prestas a los detalles. Deberían evitarse los zapatos no lustrados. La parte trasera de los tacos es lo ultimo que la gente ve cuando te vas.

Procura comprar accesorios de calidad. Un portafolio, maletín, cartera o billetera de cuero tiene mejor aspecto. Un cinturón desgastado desmerecen un traje o pantalón nuevos. Es importante un buen lapicero de calidad si vas a escribir frente a socios comerciales. Un paraguas roto nunca causa buena impresión.

Publicidad

Hacer tu entrada

Has llegado a tu destino y estás por iniciar tu tarea. Te detienes ante la puerta para acomodarte la ropa. Has elegido tus prendas con mucho esmero para crear una imagen profesional. Con el reflejo del vidrio, discretamente controla tu peinado y mira por ultima vez tus zapatos. Has preparado lo que vas a decir y estás listo para entrar.

La velocidad y confianza de tu andar deben evidenciar conciencia y auto-control. Cuando ingreses a un salón, no te pares sumisamente cerca de la puerta. Da unos pocos pasos seguros y párate firme y equilibrado mientras analizas a la gente que te rodea. Acércate o bien a una persona que esté sola o a un grupo de más de dos. Sonríe y preséntate. Extiende tu mano para saludar y estrecha dos o tres veces la de los demás con firmeza y luego suéltala.

La imagen del éxito

A la gente le gusta relacionarse con quienes parecen exitosos. Sin embargo, la imagen va mas allá de un pulido exterior.

Comienza por el análisis de tu aspecto y comportamiento para evitar juicios visuales injustos cuando otros te vean por primera vez o se relacionen contigo en contextos sociales o profesionales.

También implica estrategias especificas que, una vez aprendidas, tendrán utilidad social y profesional. Tú quiere una oportunidad para exhibir las cualidades positivas que tienes y para establecer buenas relaciones profesionales. Asegúrate de que tu imagen funcione.

Extraído del libro Maestros del Networking

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close