Cómo pasar del EQUILIBRIO a la ARMONÍA en tu trabajo

28 de mayo de 2019
|

¿Cómo sueles hacer tu día?

¿Te despiertas por la mañana, te preparas para ir al trabajo y luego pasas todo el día deseando estar en casa y desconectarte?

A menudo escuchamos sobre el  equilibrio entre la vida personal y el trabajo teniendo un buen contrapeso entre la actividad laboral y el tiempo para ti. Si bien esto puede parecer una idea inteligente, también podría implicar que deberíamos dedicar al menos la mitad de nuestro horario al trabajo y sacrificar las horas por nuestra “vida personal”.

Para mí, eso parece… fuera de balance. Porque, la verdad es que es casi imposible dividir el tiempo en partes iguales entre los dos. Y puedes terminar estresándote si no logras cumplir con esa expectativa de equilibrio.

En cambio, ¿por qué no pensar en tener armonía en tu vida laboral?

Con esta mentalidad, realmente puedes integrar el trabajo en tu vida de una manera que se sienta más completa. De este modo, no necesitas ver el trabajo y tener tiempo personal por separado.

Entonces, ¿cómo lograr la armonía de la vida laboral?

Explicación de la armonía de la vida laboral

La diferencia entre el equilibrio del trabajo y la armonía de la vida laboral es bastante simple. Con lo primero, hay una implicación de que tienes que sacrificar tu “vida” por el trabajo. Pero, ¡esta es la peor manera de hacer las cosas! ¿Cómo puedes estar verdaderamente en paz a diario si temes a las 8 horas de tu jornada laboral?

La armonía de la vida laboral, por otro lado, permite que tu trabajo sea parte de tu vida. ¡Esto significa que puedes elegir ser feliz tanto en casa como en el trabajo! Tu actividad laboral ya no necesita ser vista como una acción “mala” o no divertida.

Tener armonía en la vida laboral también garantiza que estés verdaderamente presente en cualquier lugar en el que te encuentres.

Basta con echar un vistazo a Jeff Bezos, CEO de Amazon, por ejemplo.

Utiliza un enfoque no tradicional para trabajar al hacer el tiempo para el desayuno cada mañana con su familia, no pone la alarma antes de irse a la cama, programa sorprendentemente pocas reuniones y aún deja de lado algunos minutos cada día para lavar sus propios platos.

Él cree que todo su personal debe dejar de tratar de lograr un “equilibrio” en su vida laboral y personal, ya que eso implica un intercambio. Por el contrario, él prevé una relación más holística entre los dos.

Como el hombre más rico del mundo, ¡debe estar haciendo algo bien!

Repensar la gestión del tiempo

Ahora, cuando pensamos en lograr un equilibrio, generalmente lo asociamos con el tiempo, ¿no es así? ¿Cuántas horas pasamos en el trabajo en comparación con el tiempo que disfrutamos en nuestras vidas personales? ¿Nos tomamos el tiempo suficiente para estar con nuestros seres queridos, y realizar actividades significativas con otros o incluso para nosotros mismos, o simplemente estamos dedicando todo nuestro tiempo a trabajar?

Este es el llamado equilibrio con el que luchan muchos.

Con la armonía de la vida laboral, aprendemos a repensar la gestión del tiempo. Al reevaluar cómo administras tu horario, tendrás mucho más. Es  increíble cuántas horas puedes desperdiciar durante un día, especialmente cuando no lo estás rastreando con precisión.

Desafortunadamente, a menos que estés haciendo un esfuerzo consciente, tu cerebro no siempre es el mejor a la hora de emitir un juicio preciso cuando se trata de establecer prioridades. Tiende a tener un sesgo hacia los beneficios y los costos a corto plazo.

Como a menudo hay muchas más opciones, nuestro cerebro se vincula con el beneficio a corto plazo; cuando intenta centrarse en una tarea que le brinda una ganancia a largo plazo, esa actividad generalmente se vuelve de baja prioridad. Esto también se conoce como Caos Prioritario.

Para superar esto y tener un mejor control de tu tiempo, identifica las tareas que necesitan más atención para lograrlas. Si es una actividad grande, entonces es bueno dividirla en acciones más pequeñas que te proporcionarán un beneficio más claro a corto plazo.

Al configurar tareas, date un límite de tiempo. El cerebro tiene un sesgo hacia los beneficios a corto plazo, y su capacidad de atención es limitada, por lo que si tus labores demoran un tiempo en completarse, terminarás perdiendo el enfoque… y desaprovechando tus horas.

Una vez que hayas anotado todas tus tareas, es hora de priorizarlas. Dado que tienes un límite de tiempo, tu enfoque debe estar en las actividades de mayor prioridad. ¡Al hacer esto, ya podrás lograr más en menos tiempo en el trabajo!

Tener pasión por lo que haces

Administrar tu horario es importante para lograr la armonía de la vida laboral. Pero, quizás de mayor importancia, es amar lo que haces en la vida. Una de las maneras más efectivas de conseguir una armonía en la vida laboral es disfrutar realmente, o encontrar un propósito, en lo que haces para ganarte el pan diario. A pesar de que no todos tienen la suerte de encontrar una posición que les pague por perseguir su pasión, puedes esforzarte por hallar un significado en lo que ya estás haciendo, ¡o buscar algo completamente nuevo!

Por ejemplo, digamos que trabajas en una oficina que distribuye papel. Si bien mucha gente no consideraría esto como una búsqueda que cambia el mundo, me permito disentir. Piensa en todas las personas que dependen del papel. Desde tipos creativos hasta expertos en física cuántica, tu papel en tu lugar de trabajo aporta un valor increíble a muchas personas en todo el mundo. Sin duda, habrás ayudado a traer una nueva idea a la existencia. Varios planes novedosos para ser precisos.

Así que piensa en lo que estás haciendo ahora. ¿Es algo que te permite abrazar tu pasión?

O tal vez ni siquiera sepas qué es lo que amas o disfrutas hacer. ¿Por qué no explorar y reflexionar sobre lo que te da alegría y satisfacción? ¿Hay un área o industria en la que te puedas ver explorando para experimentar ese cumplimiento?

¿Puedes encontrar un propósito más profundo en lo que ya estás haciendo?

Cuando hallas un significado en tu trabajo, estás mucho más cerca de lograr la armonía de la vida laboral.

No te dejes intimidar por los obstáculos y limitaciones

Crear armonía en la vida laboral también se trata de comprenderte a ti mismo, e incluye tus limitaciones y obstáculos del pasado, ya que te ayuda a ser más resistente.

Si nunca tuviste que experimentar luchas, desafíos o contratiempos, entonces no te verías obligado a adaptarte y madurar. En teoría, tener que enfrentar inconvenientes en la vida es realmente muy necesario.

La mayoría de nosotros piensa que las dificultades e impedimentos son negativos. Sin embargo, si eres capaz de mantener una actitud optimista, casi siempre tendrás una mayor probabilidad de éxito para superar esos inconvenientes y alcanzar tu objetivo final.

Tu actitud hacia los contratiempos definirá el resultado de si te levantas del desafío o te quedas atrapado en él. Por lo tanto, para lograr la armonía de la vida laboral, es importante contar con una  actitud resistente  ya que los desafíos siempre aparecerán en tu camino, especialmente cuando te esfuerzas por integrar el trabajo  en  tu vida, y no como una parte separada o dominante de ella.

Delega cuando lo necesites

Por supuesto, cuando desees aumentar la productividad y minimizar el tiempo o el esfuerzo invertido, ¡una excelente manera de hacerlo es delegar!

Si pasas mucho tiempo haciendo tareas por tu cuenta que podrían delegarse a otras personas (ya sea en el trabajo o en el hogar), estás perdiendo mucho tiempo libre y valioso que, de lo contrario, podrías gastar en otro lugar.

Al final del día, todos tenemos un tiempo limitado. Por lo tanto, todos debemos esforzarnos por crear un trabajo armonioso y una situación de vida en la que podamos encontrar un significado en todo lo que hacemos.

Si bien un objetivo general puede ser significativo, no todos los hitos o tareas necesarios para lograrlo deben ser expresivos. Eso es porque tenemos nuestras fortalezas y debilidades, gustos y aversiones. No todas las tareas serán agradables o fáciles de completar. Ahí es donde entras a delegar.

Delegar simplemente te permite aprovechar el tiempo de una fuente externa, lo que te brinda oportunidades para aumentar tu propia calidad de horario. Ten en cuenta que la acción de delegar debe hacerse con atención deliberada, de lo contrario puedes llegar a depender más  de otros.

Si descubres que te estás topando con el problema de delegar en exceso, entonces puede ser el momento de volver a evaluar tu motivación para hacer lo que sea que estés haciendo.

Acepta el círculo y se más feliz y más productivo

Vivir en armonía se trata de sentirte bien acerca de las maneras en que pasas tu tiempo, a pesar de lo ocupado que puedas estar. Tu cambio del modo de trabajo a uno más personal debería ser sin esfuerzo. ¡Se trata de integrar tu vida personal y las cosas que amas en tu ocupada vida laboral!

Todo comienza con el cambio de criterio. Comprende cuáles son tus pasiones y aprende a ser resistente, antes de adoptar un enfoque diferente de la manera en que administras tus horas y tus tareas diarias.

Estos son pasos que puedes comenzar a tomar para pasar del equilibrio a la  armonía. 

Vía | Life Hack

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close