Cómo ROBERT KIYOSAKI pasó de una MENTALIDAD pobre a un pensamiento de RIQUEZA

Cualquier persona puede empezar a cambiar de una mentalidad de vivir por debajo de sus posibilidades a un pensamiento para expandirlas.

1 de noviembre de 2019
Foto: Rich Dad Blog

El secreto para hacerte rico no es vivir por debajo de tus posibilidades, sino expandirlas

Esta es la cuarta publicación de una serie que estoy haciendo sobre lo que llamo Las Mentiras de Padre Rico, engaños que hemos identificado que los ricos perpetran sobre los pobres y la clase media para mantenerlos sin dinero.

Quizás has escuchado esto antes “Para ser rico, tienes que vivir por debajo de tus posibilidades”.

Vivir por debajo de tus posibilidades es la idea de que no debes gastar más dinero del que recibes cada mes. Es el plan cercano de la falsedad, “Sal de la deuda“.

Como piensan los llamados expertos, la razón por la cual muchas personas son pobres es porque no pueden controlar sus gastos. Tan pronto como reciben su cheque de pago, se van de compras, gastando todo en cosas como ropa, automóviles y más. La única forma de detener este ciclo de destrucción financiera es vivir por debajo de sus posibilidades.

De manera superficial, tiene sentido. No debes gastar tus ingresos en cosas como pasivos. Esa es también una filosofía central de Padre Rico. Pero la idea de “vivir por debajo de tus posibilidades” es todo un engaño. Solo las personas pobres sobreviven con menos de sus medios económicos. Los ricos no viven por debajo de sus posibilidades. Más bien, amplían sus bienes.

Una mentalidad pobre dice: “Vive por debajo de tus posibilidades”

Cuando queríamos algo bueno, mi padre pobre decía: “No podemos permitirnos eso”. Cuando retrocedíamos, preguntando de nuevo, decía: “La lección más importante que puedo enseñarte es vivir por debajo de tus posibilidades”.

Lo curioso es que, según muchos estándares, mi padre pobre estaba bien. Tenía un trabajo gubernamental bueno, estable y de alto nivel como superintendente del sistema escolar de Hawái. Fue muy respetado. Estaba bien educado con múltiples títulos avanzados. Pero él no sabía nada sobre el dinero.

Como resultado, a pesar de que mi padre pobre predicó el engaño de “vivir por debajo de tus posibilidades”, tuvo problemas financieros todo el tiempo. Hacia el final de su vida, se lamentó ante mis hermanos y yo, de que no tenía mucho para dejarnos. Nosotros, por supuesto, le dijimos que lo amamos y que eso no importaba, pero aun así sentía la carga.

El mayor problema para mi padre pobre, y para la mayoría de las personas, es que su mentalidad de “no puedo permitirme eso”, “vive por debajo de tus posibilidades”, le cerró todo un mundo de potencial financieramente hablando. Por eso lo llamo una mentira de Padre Rico.

“Vivir por debajo de tus posibilidades” es una mentalidad deficiente porque te enseña a pensar de manera muy limitada. En lugar de educarte para ser creativo y ganar más dinero, te enseña a ser despiadado en lo que gastas el dinero que te pagan en tu cheque. Equilibra los dólares que traes de tu trabajo con tus necesidades y deseos. Y a nadie le gusta encontrar cosas sin las que pueda vivir para poder pagar otra cosa. Eso es horrible.

Una mentalidad rica dice: “Expande tus medios”

En lugar de decir: “No puedo permitirme eso” o “vivir por debajo de tus posibilidades”, mi padre rico dijo: “¿Cómo puedo permitirme eso?” ¿Cómo puedo ampliar mis medios?

Para mi padre pobre, el mundo era de escasez. Él creía que si había algo que deseaba en la vida, tenía que negarse a sí mismo y ahorrar sus recursos solo para sus necesidades.

Para mi padre rico, el mundo era de abundancia. Él creía que si había algo que deseaba en la vida, había muchas posibilidades sobre cómo lograrlo. No hace falta decir que mi padre pobre se equivocó cuando dijo que la lección más importante que podía enseñarnos era vivir por debajo de nuestras posibilidades. Tomé en serio la visión del mundo de mi padre rico y la hice mía.

Cuando mi esposa y yo queremos derrochar en algo, no miramos dónde reducir los costos para pagarlo, adquirimos un activo para compensar el costo de lo que deseamos. Entonces, en lugar de buscar siempre en que podamos reducir para sacar el pago de lo que ansiamos, buscamos la forma de expandir nuestros medios para cubrir el costo de ese algo que anhelamos. Es una mentalidad completamente diferente que me dio mi padre rico.

Por ejemplo, hace unos años quería comprar un nuevo Bentley. Podría haber pagado fácilmente en efectivo por el automóvil, pero no quería hacerlo por un pasivo. En cambio, invertí en activos que proporcionarían suficiente flujo de efectivo para cubrir mi nuevo juguete. Me tomó un poco más de tiempo, pero seis meses después mis inversiones crearon suficiente flujo de efectivo para pagar mi automóvil nuevo, y algo más. En el proceso, obtuve mi lujoso auto y también construí riqueza.

Este es el núcleo de pensar como mi padre rico en lugar de hacerlo como mi padre pobre. Piensa como un inversor o un emprendedor. Identifica lo que quieres y elabora un plan para llegar de manera inteligente a través de los activos.

Si vives dentro de tus posibilidades, nunca podrás agregar activos, por lo que tampoco romperás la cadena de reducir costos y presupuestar para pagar algo. En cambio, te quedarás atrapado esperando que tus ingresos aumenten por cortesía de tu empleador.

Cambia tu pensamiento y amplía tus medios

Una de las cosas más desafiantes sobre Las Mentiras de Padre Rico que he escrito es lo arraigadas que son. Si no tuviste la suerte de contar con un padre rico que te enseñara sobre ellos como lo hice yo, estos fraudes probablemente afectarán tus ideas y actitudes hacia el dinero. Se sienten integradas. La mayoría de las personas creen que deben ser ciertas porque los han escuchado toda su vida.

Lo que es peor es que estas mentiras siguen reencarnándose en formas nuevas y brillantes con el tiempo. Por ejemplo, hoy un gran impulso es para la vida minimalista. Para ser claros, esto es solo “vivir por debajo de tus posibilidades” disfrazado. El problema es que ahora está ligado a un tipo de moralismo vago. Por lo tanto, está diseñado para hacerte sentir más culpable por gastar y disfrutar de las cosas.

Hace un tiempo escribí una publicación sobre minimalismo donde decía: “[Los minimalistas] tienen un problema con el gasto y la adquisición de pasivos, pero no están seguros de cómo controlarlo. Por lo tanto, toman medidas drásticas para reducir el gasto, deshacerse de las cosas y pretender que tienen algo que ver con la filosofía”. En ese post, en su lugar, abogué por vivir la filosofía del minimalismo si eso es lo tuyo, pero no reducir tu gasto. En cambio, defendí que se invierta en activos con tu dinero extra para aumentar tu riqueza. Luego, puedes hacer lo que quieras con los activos resultantes, incluida la vida mínima y regalar tu dinero. Tendrás un mayor impacto en el mundo de esa manera.

Puede ser difícil recordar que las mentiras de Padre Rico que hemos identificado son engaños (especialmente cuando se vuelven a empaquetar todo el tiempo), pero es vital saber que lo son. Porque una vez que identificas que las formas convencionales de pensar sobre el dinero que te han enseñado toda tu vida son estafas que te mantienen pobre, y realmente lo crees, comienzas a pensar diferente, ya que ahora tienes el poder de cambiar tu vida. ¿Por qué? Porque el conocimiento es poder.

La buena noticia es que puedes comenzar hoy. Cualquier persona puede empezar a cambiar de una mentalidad de vivir por debajo de sus posibilidades a una de expandirlas. Si quieres pensar como mi padre rico en lugar de hacerlo como mi padre pobre, simplemente comienza preguntando: “¿Cómo puedo pagar eso?” En lugar de decir: “No puedo pagar eso”. En el proceso, pasarás de una mentalidad pobre a un pensamiento de riqueza, y también saldrás del patrón establecido por La Mentira # 4 de Padre Rico: Vive por debajo de tus posibilidades.

Vía | Rich Dad

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close