¿Qué puedes hacer si sientes que eres un desastre firmando nuevos prospectos? Por Erick Gamio

Si sientes que eres un fiasco a la hora de firmar nuevos prospectos para tu red de negocio, aquí hay algunas acciones que puedes emprender para mejorar seriamente tus posibilidades.

22 de septiembre de 2021
Foto: Instagram Erick Gamio y Envato Elements

¿Te ha pasado? Llegas a una presentación con mucho entusiasmo, hablas con mucha determinación de tu negocio, cuentas todos los detalles de la empresa, muestras los productos, hablas de tus resultados y de grande que será el futuro y de repente el prospecto que tienes al frente con cara de “no quiero estar aquí” te dice que no está interesado. Tal vez te ha pasado muchas veces, pero, qué es lo que realmente sucede, cuáles son las razones que se esconden detrás de estos fracasos, por llamarlos de alguna manera.

La pregunta sobre qué es lo que está pasando en tu negocio y en tus presentaciones es esencial para poder determinar cuáles son los pasos a seguir y transformar tu pequeña iniciativa en un proyecto realmente transformador.

Si no estás teniendo resultados y acuerdos de ventas en los que firmes nuevos referidos hay algunas cosas que pueden estar sucediendo y a las cuales necesitas prestarle la debida atención. Algunas de estas cosas son:

1. No estás atrayendo a las personas y en lugar de eso las estás repeliendo con tu forma de vestir y de actuar. Si estás intentando promover un negocio de mercadeo en red que es en sí mismo un referente de éxito y realización para las personas que te escuchan, debes vestirte como una persona de éxito. Acá lamentablemente tus gustos personales y tu comodidad no son lo más importante. Las personas tienden a juzgar lo que ven por su apariencia externa y esto es algo a lo que debes prestar mucha atención. ¿Te estás vistiendo como una persona que va de vacaciones a la playa un viernes en la tarde o te vistes como el ejecutivo de un negocio altamente rentable? Tienes que tomar una decisión respecto a esto porque la forma en la que te vistes va a determinar a cuántas personas puedes atraer dentro de tu contexto social.

2. Estás colocándote excusas para avanzar por el hecho de que no has firmado a tus primeros prospectos. Algunas personas pueden caer en esta paradoja y esta consiste en que sienten que no pueden atraer a nuevos distribuidores a su equipo por el simplemente hecho de que nunca lo han hecho. Para esto un networker deber desembarazarse de su pasado y proyectarse correctamente hacia su futuro, presentando su oportunidad de negocio como lo que es, algo en lo que debe trabajarse y en la cual estás buscando a un equipo de personas que deseen construir su propio camino al éxito.

3. Estás hablando demasiado y no estás creando conexiones de forma correcta con tus prospectos. Un error en el que suelen incurrir muchos networkers es que comienzan a hablar de forma constante sobre lo que el mercadeo en red significa para ellos mismos y empiezan a vender el canal como una oportunidad extraordinaria. Esta perspectiva no crea conexión con nadie. Necesitas saber qué es lo que motiva a las personas, cuáles son sus preocupaciones, deseos e intenciones. Una vez que has comenzado a identificar las necesidades de los demás puedes empezar a crear conexiones entre esas necesidades y tu negocio de mercadeo en red. Debes volverte un consultor y solucionador de problemas en lugar de ser simplemente un vendedor más. A la gente no le gusta los vendedores.

4. No estás pasando a los acuerdos de cierre después de tus presentaciones. Una vez que realizas una presentación de negocio debes crear el espacio adecuado para que tus prospectos puedan tomar una decisión respecto al negocio del cual les has hablado. Si las personas no se sienten seguras sobre el negocio y tienen dudas, promueve el material que quieres que vean para que se informen más y programa de forma inmediata una segunda reunión para esa persona o para esas personas que manifestaron dudas. En el caso de que las personas mantengan y demuestren su interés en el programa y en la compañía que les has presentado debes tener un plan de seguimiento en marcha para que puedas hacer un cierre efectivo a futuro. Pasar a los acuerdos de cierre y saber cómo hacerlo es esencial, no te puedes quedar en presentaciones grandilocuentes que no llevan a nada. No tengas miedo en preguntar a tus prospectos si están listos para iniciar el negocio y de decirles cómo pueden ingresar y qué necesitan para hacerlo de forma inmediata.

Siguiendo estos cuatro elementos de acción, tus posibilidades de crear cierres efectivos de negocio pueden incrementarse de manera sustancial.

En el siguiente vídeo Erick Gamio, nos explica en más detalle cómo llevar a la práctica estos cuatro elementos y qué otros recursos podemos empezar a usar para hacer que nuestras presentaciones de negocio sean mucho más efectivas. Disfruta el vídeo y no olvides compartirlo con tu equipo dentro de la industria, así como con tus amigos y conocidos para que más personas se beneficien de esta capacitación.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.