¡Deja ir tu historia!

A la gente le encanta aferrarse a su “historia”. Tú sabes cuál. La historia que explica por qué no puedes mejorar, lograr algo alucinante o tener éxito en la vida en general.

Algunas de las historias que escucho mucho…

  • Soy demasiado joven (o viejo) para hacer eso ahora.
  • Mi ex mujer me quitó todo.
  • Fui maltratado cuando era un niño.
  • Mi deuda de préstamo estudiantil me está paralizando.
  • Tengo problemas de intimidad.
  • Necesitas dinero para ganar más dinero.
  • No tengo las conexiones correctas.
  • Mi esposo no me apoya.
  • No puedo renunciar a mi trabajo.
  • Mis padres nunca creyeron en mí.
  • Nadie ha hecho eso.

De hecho, podría escribir alrededor de 4,000 más, pero entiendes el punto…

Publicidad

¿Sabes cuál es el problema con tu historia? La estás usando para ser una víctima. Te estás apegando psíquicamente a tu historia con un agarre mortal con nudillos blancos, porque crees que te absuelve de responsabilidad personal.

Aquí está el otro gran problema con todas esas malditas historias…

Siempre hay alguien más que tiene la misma historia. Y en lugar de usarla como excusa de por qué no pudo lograr algo, lo usa como motivación para hacerlo de todos modos.

¿Cuál es la historia a la que te estás aferrando y que debes soltar?

Vía | Randy Gage Blog

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close