10 habilidades SENCILLAS y prácticas para alcanzar el ÉXITO en el Network Marketing

Practica y desarrolla estas 10 sencillas habilidades para generar una mayor confianza entre tus prospectos y alcanzar a un público mucho más amplio, de manera que puedas llevar tu negocio de MLM al siguiente nivel.

13 de abril de 2021
Foto: Envato Elements

Aparentemente es fácil tener éxito en nuestra industria, sin embargo es necesario desarrollar habilidades y destrezas muy especificas para mejorar la capacidad y la mentalidad.

No se trata de trabajar demasiado tiempo o de contar con suerte y mucho menos de estar dispuesto a hacer cosas sobrehumanas o de estar dispuesto a “hacer lo que sea”, faltando a principios éticos, se trata de conocimiento y de competencias que cualquier persona puede desarrollar si está dispuesta a dedicar su atención para aprenderlas.

En la presente reseña veremos algunas de estas habilidades y competencias necesarias que debe desarrollar el networker de hoy si desea tener éxito en esta industria.

Cuando se trata de desarrollar un negocio de MLM, hay razones por las que algunas personas tienen éxito, mientras que otros luchan para lograr sus metas.

Si tienes dificultades para convertirte en un networker exitoso, aquí hay 10 consejos que te pueden dar una ventaja:

1. Procura dar una excelente primera impresión

Sólo tienes unos cuantos minutos para realmente impresionar a alguien. La primera impresión cuenta mucho porque es la imagen mental que será predominante para tus prospectos de aquí en adelante.

Para esto tienes que cuidar diversos detalles como tu forma de vestir, el trato que les das a tus prospectos y la energía y actitud que despliegas en tus presentaciones. Por lo tanto procura llevar un traje o ropa formal a cada una de tus presentaciones, ser amable y jovial, y mostrar una actitud positiva y enérgica en tus presentaciones.

2. Saber lo que no sabes

La forma más fácil de que tus prospectos huyan de ti es dar la impresión de que eres un sabelotodo.

Presta atención a los detalles, interésate por lo que tu prospecto tiene para contarte, pregunta sobre sus gustos, aficiones o necesidades. No presupongas nada cuando haces una presentación. Permanece en una actitud de escucha.

3. Practica lo que otros enseñan

Encuentra modelos de conducta o mentores en el campo y observa lo que hacen, y luego imítalos.

El camino más fácil para llegar a la cima es aprender de lo que otros han hecho. Un networker experimentado te ahorrará el tener que pasar por una gran cantidad de errores y de pérdidas en tu carrera. Escucha y aprende de los que llegaron a la cima antes que tú.

4. Recuerda los nombres de las personas y las caras

Nunca se sabe cuando recordar a alguien va a significar la diferencia entre lo que las personas oyen y lo que realmente están escuchando.

En su libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas”, Dale Carnegie nos recuerda que llamar a las personas por su nombre es una de las formas más fáciles para conectar con ellas. La palabra preferida de cada persona es su propio nombre. Así que procura no olvidar los nombres de tus prospectos y siempre referirte a ellos utilizando sus nombres.

5. Sé un líder para tu línea descendente

Mientras subes por la escalera del éxito, no te olvides de ser un modelo para los que acaban de empezar. Ellos necesitan que tú pongas el buen ejemplo.

Muchos de tus prospectos serán personas que no tienen idea o nunca han escuchado en su vida sobre el networking. Tienes que ser capaz de orientarlas para que aprendan las habilidades específicas que las llevarán al éxito y para que puedan replicar tu trabajo y tus resultados. Esta es la forma más sencilla de lograr que el poder del apalancamiento del MLM funcione para ti, siendo un ejemplo y un líder que orienta hacia el éxito.

6. Tratar a tu negocio como un negocio

Incluso si el network marketing no es tu trabajo convencional, dale el tiempo y el espacio que se merece, y quizá algún día puedas convertirlo en tu prioridad No.1.

Todos los negocios necesitan que los tomes seriamente si deseas tener éxito con ellos. La forma más fácil de fracasar en cualquier negocio es no tomándote tus tareas en serio. De manera que trata tu negocio como una carrera profesional que merece la dedicación pertinente.

7. Investigación, investigación, investigación

Aprende todo lo que puedas sobre tus prospectos potenciales y tu negocio. No hay tal cosa como saber demasiado.

Cada uno de tus prospectos tendrá un motivo diferente para unirse a tu negocio. Descubre cuáles son sus motivaciones o “disparadores”, esto puede ser aquello que les gusta, les interesa o simplemente las necesidades que quieren resolver.

Una vez que obtienes ese conocimiento, puedes conectar las ofertas y beneficios de la industria para vender de forma exitosa tu oportunidad de negocio. De manera que esfuérzate por aprender todo lo que más puedas acerca de tus prospectos.

8. Sé fuerte en la lectura de señales no verbales

Los prospectos a menudo dicen más con sus expresiones faciales y gestos que con lo dicen con sus palabras.

Presta mucha atención e interés en tus conversaciones. Esto hará que tus prospectos también muestren interés en lo que estás diciendo. Maneja un buen lenguaje corporal y observa atentamente a la forma en que tus prospectos responden, bien sea con la mirada, los gestos o la posición corporal a lo que dices. De esta manera podrás adaptar tu trabajo en consecuencia y cambiar de estrategia o perfeccionarla según sea necesario.

9. Actúa y no vaciles

Cuando una decisión tiene que ser tomada, no la demores. Lo más probable es que alguien más esté buscando la misma oportunidad que tú.

Las personas tendrán a seguirte si eres capaz de demostrar seguridad en cada una de tus decisiones. Si te encuentras vacilando, lo que lograrás será transmitir esa impresión a tus prospectos, lo cual les hará dudar de la oportunidad que le estás ofreciendo.

10. La confianza lo es todo

La creencia en sí mismo es al menos la mitad de la batalla; piensa positivo y obtendrás resultados positivos.

Ofrece una imagen de esperanza y optimismo a los demás. Vivimos en un mundo que tiene demasiados problemas y noticias negativas. Cuando ofreces una perspectiva positiva eres capaz de generar esa chispa de atención y motivación que hará que muchas más personas te sigan, y no solo en cantidad si no de forma completamente decidida.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.