La mejor lección de Mark Yarnell para networkers que aun no han logrado el éxito

31 de mayo de 2017

He sido bendecido por tener grandes mentores durante los últimos 15 años. Aunque a la mayoría de estos mentores nunca los he conocido en la vida real. Simplemente he estudiado sus libros, cursos o videos.

De todas las personas que me han influenciado en mi negocio de mercadeo en red, la persona que realmente se destaca es Mark Yarnell. Aunque ya falleció, sus libros y vídeos de capacitación me enseñaron todo lo que he necesitado para tener éxito en la industria.

Mark Yarnell me enseñó un montón de grandes lecciones, pero la que realmente resuena conmigo es esta:

Cada gran networker fue un mal networker al principio.

Muchos de nosotros cometemos el error común de compararnos con otras personas. Miramos a la gente siendo reconocida en eventos y caminando por el escenario y pensamos que somos inferiores a ellos.

Los miramos y nos preguntamos “¿qué me pasa?” ¿Cómo es que tienen éxito en el negocio y yo no?

Mucha gente piensa de esta manera. Después de todo, la mayoría de nosotros somos nuestros principales críticos.

Aquí está la verdad: Cuando veas a alguien siendo reconocido como un productor superior, estás viendo un PRODUCTO TERMINADO.

Estás viendo el RESULTADO de todo su crecimiento personal y trabajo duro. No estás viendo cómo era cuando empezó a trabajar en la industria.

No alcanzas a ver todas sus luchas, tribulaciones y dificultades. No sabes lo que ha pasado o lo duro que ha trabajado. No sabes cuánto crecimiento personal ha experimentado.

Lo que descubrirás rápidamente es que la mayoría de estas personas eran un fracaso cuando se iniciaron en el negocio del MLM.

Pero… se tomaron el tiempo para dominar sus habilidades, mejorar su mentalidad y actitud, y trabajar en su desarrollo personal.

Se ocuparon en las trincheras y se quedaron allí hasta que llegaron a ser competentes.

Como resultado, quiénes son AHORA no es la misma persona que eran cuando iniciaron.

Piensa en la primera vez que montaste en bicicleta. ¿Eras bueno en eso? Diablos no.

Piensa en la primera vez que condujiste un automóvil. ¿Eras bueno en eso? No.

Piensa en la primera vez que fuiste entrevistado para un trabajo. ¿Eras bueno en eso? No.

Podría darte miles de ejemplos para demostrarte que cuando empiezas algo nuevo, normalmente no eres muy bueno, pero si practicas, te enfocas, estudias y creces, puedes llegar a ser muy bueno.

Así funciona el mercadeo en red.

Tienes que pagar tus deudas, cometer errores y aprender. No hay atajos ni secretos. Aprendes haciendo.

La mejor lección que aprendí de Mark Yarnell es que todo lo haces horrible cuando te estás iniciando en el mercadeo en red. Sí, puedes tener algunas habilidades, basadas en tu experiencia de trabajo, educación o personalidad. Estas habilidades te pueden dar una ligera ventaja, pero todavía necesitas crecer mucho, si alguna vez quieres tener éxito en este negocio.

Deja de compararte con los demás. Esa es una receta para el fracaso.

Sólo debes darte cuenta de que cuando inicias el mercadeo en red serás un poco desagradable, al igual que todos los demás. Pero, no tienes que quedarte ahí. Puedes trabajar en tu crecimiento personal y mejorar tus habilidades y actitud y EVENTUALMENTE convertirte en un profesional del mercadeo en red.

Las cosas buenas toman tiempo. Las cosas buenas toman mucho trabajo. Las cosas buenas deben estar acompañadas de una DECISIÓN de cometer errores y persistir.

Eso es todo. Esta es la mejor lección que aprendí de Mark Yarnell.

Por Chuck Holmes | Best Lesson I Learned from Mark Yarnell

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close