Las 3 cosas que harán que tus SOCIOS se QUEDEN para siempre

Hace algunos años contacté a una persona que tuvo mucho éxito en una empresa de redes que vendía paquetes vacacionales. Yo quería prospectarlo y que traiga toda su experiencia a mi equipo, pero su negativa fue tajante: “no quiero volver a hacer redes de mercadeo”.

Entre curioso y preocupado le pregunté por qué decía eso y me respondió que “las redes de mercadeo son un sistema genial, pero la mayoría de la gente que entra no tiene suficiente compromiso y se sale muy rápido… Si los humanos fuéramos más comprometidos, sería un sistema perfecto”. Yo era nuevo en la industria, pero sus palabras estremecieron mi cabeza. ¿Sería cierto lo que ese experimentado ex networker me decía? La lógica me decía que no, pues yo estaba decidido a quedarme y, si yo tenía el compromiso suficiente, seguramente habría muchos más en mi situación. En contraparte, sí había notado que mucha gente había abandonado el barco, así que me obsesioné con el tema: ¿Qué hace que la gente se quede?, ¿Qué hace que la gente se vaya? y lo más importante, ¿cómo hacer que haya más gente decidiendo lo primero ante lo segundo?

Después de muchos años estudiando el tema y comparando organizaciones con los más altos niveles de retención, he notado que todos los nuevos miembros de las redes de mercadeo pasan por una primera etapa en la que, si bien ya son socios, siguen poniendo a si vale la pena invertir su tiempo en su nuevo negocio o no. En esta primera etapa (que dura entre una semana y tres meses, dependiendo de la paciencia y madurez de la persona en cuestión), debe ocurrir una cosa para que decidan quedarse y cabe destacar que la gran mayoría de la gente que sobrevive a esta etapa, después se queda por años.

¿Qué es lo que debe ocurrir para que decidan quedarse?

DEBEN GANAR

Así como lo escuchas, todos tus nuevos empresarios, deben ver que su negocio vale la pena para decidir apostarle en serio. Suena lógico, sin embargo, la mayoría de nosotros nos enfocamos en entrenar y sobre entrenar a la gente y para el día que creemos que están listos para salir al campo, ya han decidido rendirse.

Publicidad

Por eso es tan importante que logres que todos tus nuevos auspiciados, en su primera semana ganen algo de lo que están buscando en su nuevo negocio.

Pero ¿qué están buscando?

Eso es algo que no sabemos a ciencia cierta, sin embargo, la gran mayoría de la gente está buscando al menos una de estas tres cosas: bienestar, dinero y conexión o –dicho de otro modo- la versión moderna del clásico: salud, dinero y amor.

Si tú logras que tu nuevo auspiciado en su primera semana gane un poco de cada una de estas cosas, aumentarás dramáticamente tu posibilidad de que decida quedarse por muchos años.

Ayúdale a ganar dinero, aunque sea unos pocos dólares, pero que sea de inmediato. La mejor manera de lograrlo es a través de la venta directa. No importa cuál sea tu producto o servicio, seguramente habrá al menos un par de familiares que lo necesiten… Véndeles y ayuda a que tu nuevo socio gane dinero en sus primeros días.

Ayúdales a tener bienestar, es decir, a sentirse o verse mejor. Si tu empresa es de cosmética o nutrición, tienes este punto cubierto, sólo asegúrate que utilice tu producto con mejor y más rápido efecto. Si tu producto no está en la categoría del bienestar, asegúrate de tener algún programa de desarrollo personal muy efectivo y haz que tu nuevo socio pase cuanto antes por módulos que le den resultados express. La salud emocional es tan valorada como la salud física.

Publicidad

Y por último, está el tema de la conexión que –aunque no lo creas- es tu herramienta más importante para lograr retención. La gente necesita sentirse valorada y en armonía con otros seres humanos, es parte de nuestras necesidades básicas, pero también es una necesidad cada vez más dificil de conseguir. En los empleos tradicionales la gente no conecta, compite. Los viejos amigos son cada vez más dificiles de frecuentar. La gente mira mucho sus celulares, pero mira poco a la gente a los ojos. En ese entorno, si tú llevas a tus nuevos socios a eventos donde conozca a otros integrantes del equipo y en estos espacios todos tienen un ambiente de verdadera armonía y hermandad, la gente querrá ser parte de ese grupo, aun si no ha entendido el plan de compensación o los beneficios de tu plan de pagos.

Yo por ejemplo, cuando voy a apoyar algún evento de mis equipos, siempre les exijo que al final vayamos todos a cenar y que durante dicha cena esté prohibido hablar del negocio; es parte de mi acuerdo para viajar a ayudarles. ¿Hago eso porque soy fan de los tacos mexicanos o de los bifes argentinos? También, pero el principal motivo es porque yo sé que ese espacio de convivencia, donde nadie habla de trabajo y se puede interactuar de una forma más relajada es donde la gente realmente conecta y todo mundo quiere pertenecer a un espacio donde hay amistad y cariño. El dinero y la salud son grandes aliados para retener gente en un equipo, pero la conexión es la base del equipo.

Ahí tienes la fórmula de la retención: Salud (bienestar) + dinero + amor (conexión) / la primera semana = equipos que duran toda la vida.

Por Jaime Lokier
Autor del Best Seller de Amazon Redes de Liderazgo
Redesdeliderazgo.com

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close