Las 5 CUALIDADES más IMPORTANTES de un LÍDER

Ser un líder fuerte es una de las habilidades más importantes de un networker. Y el liderazgo comienza en la prospección. Demasiadas personas piensan que aún no tienen que ser líderes porque todavía no tienen a nadie en su organización. Eso no es cierto. Debes ser un líder, o al menos exhibir algunas de las cualidades de un líder, mientras prospectes desde el principio o no obtendrás el éxito que deseas ni atraerás a las personas adecuadas a tu organización.  No puedes decir que vas a construir un negocio y luego convertirte en el jefe. La gente sigue a los que tienen la capacidad de dirigir. Entonces, tienes que mostrar a tus prospectos que eres el líder.

“Espera, Eric. ¿Quieres decir que no tendré éxito en el mercadeo en red o MLM, a menos que ya sea un líder fuerte e influyente antes de registrarme?”

¡No! Eso no es lo que quiero decir en absoluto. Cualquiera que me conozca desde hace 30 años, cuando empecé en el Marketing multinivel, definitivamente no habría dicho que era un líder. Tuve que aprender y practicar para obtener las habilidades que necesitaba para ser un jefe eficaz y atractivo.   Pero debía desarrollar esas cualidades desde el principio si quería que mi negocio viera un crecimiento real.

Entonces, aquí hay algunas cualidades que puedes aprender y practicar para convertirte en un líder más fuerte y que puedas enseñar a tu línea descendente para que también se conviertan en líderes.

1. Aplica la filosofía del liderazgo

Una de mis películas favoritas es Braveheart porque el personaje William Wallace exhibe muchas cualidades de un líder. Una de esas habilidades es una filosofía de liderazgo. ¿Cuál es tu filosofía? ¿Es todo acerca de ti? ¿O se trata de una causa más grande que tú?

En Braveheart, los líderes actuales del país tenían un pensamiento que se trataba solo de ellos. Únicamente les preocupaba su tierra, su título, su nobleza. Pero William Wallace estaba enfocado en algo más grande que él mismo. Para Wallace, se trataba de otras personas, de hacer lo correcto, de encontrar justicia y de obtener la libertad para su país.

Entonces, ¿cuál es tu filosofía? ¿Se trata de ti y tu éxito, tu cheque de pago, tu avance de rango, tu libertad?

¿O se trata de algo más grande que tú?  ¿Estás enfocado en la libertad para otros, haciendo algo bien o difundiendo el mensaje de cómo tus productos y servicios podrían ayudar a cambiar vidas?

Esto marcará una gran diferencia en tu liderazgo, porque cuando tu filosofía sea algo más grande que tú, es más probable que tus prospectos se unan a tu alrededor.

2. Ten una visión

La segunda cualidad que necesitas como líder es la visión. ¿Cuál es el enfoque para tu organización? ¿Qué objetivos deseas lograr y cuáles son tus motivos para hacerlo?

Publicidad

Si tu visión se trata simplemente de obtener dinero, pagar las cuentas o sobrevivir, no vas a entusiasmar a mucha gente con eso. Pero si tu enfoque está alineado con tu filosofía en la que has imaginado algo que tú y todos tus prospectos puedan hacer y que sea enorme, entonces las personas se entusiasmarán al unirse a ti.

Por lo tanto, dedica un tiempo a pensar cuál es la visión para lo que estás tratando de desarrollar en tu negocio de mercadeo en red, y ten esa visión clara en tu mente. Conoce exactamente cómo se verá. Entonces entusiásmate con eso. Conviértete en alguien tan emocionado con tu proyecto que no puedes esperar para contarle esa historia a otra persona.

Tu enfoque es importante porque cuando te centras en eso, el reclutamiento se vuelve menos difícil para conseguir personas y más fácil para lograr la visión.  Si te concentras en el sueño más grande, todas esas pequeñas cosas como obtener los cheques o avanzar en rango, sucederán automáticamente.

3. Comparte tu visión

Ahora, podrías tener la mejor visión de todos, pero no importa si la gente no lo sabe. Como líder, tienes que poder articular tus expectativas. Por eso siempre estoy hablando de tener una historia para compartir con tus prospectos.

Cuenta el relato de lo qué te llevó a determinar tu visión y luchar por ello. O encuentra la historia de alguien más para darla a conocer. Lo importante es articular tu visión a través de un cuento.

Pero no solo debes entender tu historia y luego perder el tiempo articulándola. Encuentra a alguien para practicar hablándole de tu narración. Díselo a ellos, obtén sus comentarios, modifica la historia y repite. Sé el mejor en dar a conocer tu relato.  Llega al punto en el que cada vez que hagas la narración, las personas se emocionen tanto que tomen medidas.

Tu historia comparte tu visión, así que tienes que hacer que la gente se emocione con eso.

4. Sé competente

Es difícil ser un buen líder si no eres competente.  William Wallace en Braveheart no habría sido un gran líder si se lanzaba a la primera batalla y se hubiera cortado la cabeza. Tenía que contar con un cierto nivel de competencia.

William Wallace no era un soldado profesional, y no sabía cómo construir un ejército. Pero tenía fuertes razones, una visión y la capacidad de articular esa visión. Y lo más importante, entendió que la mayor parte del aprendizaje proviene del hecho.

Necesitas salir, ir a trabajar y hacer las actividades.  Al hacer eso, aprenderás las cosas necesarias para ser un buen líder.

Publicidad

Pero en algún momento, tienes que adquirir un nivel competitivo. Debes alcanzar un grado en el que puedas liderar, entrenar, presentar o cualquier habilidad que desees conocer.  Desarrollar tu competencia le da a la gente una gran confianza en ti, y ellos sienten que pueden seguirte con seguridad.

Por eso el desarrollo personal es tan importante. Cuando fortaleces tus propias habilidades, te vuelves competente en esas aptitudes, y le das a los prospectos la confianza de seguir a un líder que sabe lo que está haciendo.

5. Predica con el ejemplo

Por último, pero no menos importante, tienes que dar el ejemplo. Es un requisito. ¿Cómo puedes esperar que la gente confíe en ti y te siga si no estás dispuesto a hacer las mismas cosas que les pides que hagan?

Esto es algo con lo que todos luchan, incluyéndome a mí.

Pero si quieres ser un gran líder, primero debes hacer las cosas que le pides a otras personas que realicen. Y luego, después de hacerlo, puedes mostrarle a tu equipo cómo es que se hace.

No lo olvides, hazlo primero tú, y luego muestra a los demás el camino.

Vía | Network Marketing Pro

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close