¿Cómo funciona la LEY de los PROMEDIOS en el MLM?

La ley de los promedios es jugar con las posibilidades. A continuación los números de la ley del promedio aplicada a tu negocio.

15 de noviembre de 2019

Si haces algo a menudo, aparecerá una proporción. Esto se llama la ley de promedios. En el mercadeo en red, la ley de promedios es de uno de cada diez (1:10). Habla con 10 y tendrás 1. Puedes hacer en los números lo que te falta en habilidad. Una vez que consigas hacerte realmente bueno podrías aumentar este promedio en, de cada 3, 10.

La historia del sembrador

Un día había un sembrador ambicioso que tenía una semilla excelente, salió a sembrar.

Al dispersar la semilla, algunos cayeron por el camino y vinieron los pájaros y lo comieron.

Algunos cayeron en lugares rocosos, donde no tenía mucho suelo. Creció rápidamente, porque el suelo era poco profundo. Pero cuando salió el sol, las plantas se quemaron, y se secaron porque no tenían raíz.

Otras semillas cayeron entre las espinas, que crecieron y ahogaron las plantas.

Otra semilla cayó en buen suelo, donde produjo una cosecha —ciento, sesenta o treinta veces lo que se sembró—.

La lección aplicada a la ley de los promedios

Los pájaros se van a comer parte de la semilla. No corras a perseguir aves porque sales del campo. Algunas personas ni siquiera llegar a tu reunión de presentación de negocio. Esa es la forma como es. La mejor frase para recordar es “no vale la pena”.

El clima cálido también va a llevarse a algunos. Lo que significa que algunas personas comenzarán a prepararse para ir pero no tienen buenas raíces y el sol (un amigo) va a quemarlas. ¿Por qué? Es sólo la forma en que es. No te quejes ni preguntes por qué pasa esto. No hagas eso. Sólo recuerda que el ambicioso sembrador con su buena semilla siguió sembrando.

Finalmente la semilla cae en buena tierra y produce una buena cosecha de 30, 60 y 100 veces lo que se sembró. Siempre es así. También debes tener en cuenta que no debes tratar de hacer que la gente haga más de lo que hacen. Deja que el 30% haga 30% y que el 100% haga 100%.

Por Jim Rohn

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close