Por qué tener un PLAN DE TRABAJO definido te puede hacer millonario

Sin un plan, eres como una pelota de ping pong en el océano, flotando sin dirección.

23 de octubre de 2020
Foto: Envato Elements

Imagina solo por un momento que estás cómodamente sentado en la oficina de mi casa tomando una deliciosa taza de café conmigo.

Te miro y te pregunto: “Oye, ¿quieres ser millonario?”

Tú respondes: “¡Si, claro!”

Entonces te miro a los ojos y con un tono más serio te pregunto: “¿Realmente hablas en serio?”

“Sí”, dices tú con un poco de timidez.

“Bien, entonces ponme a prueba… muéstrame el plan de acción exacto que has estructurado para llegar allí.”

Uhhhhhhh bueno”, comienzas a tartamudear, “Realmente no tengo ninguno aún”.

Esto, querido amigo mío, es la principal razón por la que la mayoría de personas fallan.

Todos en el mundo queremos ser millonarios.

Pero la gran mayoría, sin embargo, nunca lo podrá lograr porque no son lo suficientemente serios como para armar un plan de trabajo específico, que sea detallado y trabajen duro para conseguirlo.

Si te falta ese plan, lamento tener que decirte que tu destino actual indica que no cuentas con casi ninguna posibilidad de poder alcanzar la condición de un millonario.

Sin un plan estructurado adecuadamente, eres como una simple pelota de ping pong en el océano, que está flotando sin una dirección fija.

¿Cómo logré ser millonario a los 29 años?

La razón por la que logré alcanzar el anhelado estatus de 7 cifras a mis 29 años, es simplemente porque tenía una estrategia específica para llegar allí. Alrededor de los 23 años, creé un plan específico y me concentré en él diariamente.

Debo reconocerlo, seré el primero en admitir que me descarrilé una gran cantidad de veces.

  • A los 25 años cuando tenía mi propia compañía, fue la primera vez que quebré.
  • A los 26, mi empresa de marketing en Internet se endeudó por un valor de 100.000 dólares y finalmente terminé en una fea batalla legal con mi antiguo socio.
  • A los 27 años, la nueva compañía de mercadeo en red con la que me había convertido en el mejor recaudador de ingresos tomó algunas decisiones que me llevaron a diezmar mi negocio.

Me viene a la mente una cita de un viejo poema: “A veces los planes mejor trazados de las especies y los hombres salen mal

Es muy probable, realmente bien probable, que no importa el plan que hayas establecido, si no trabajas para ello, finalmente te descarrilarás.

Pero recuerda esta cita que le escuché a mi amigo Troy Brown:

Los planes cambian. Las decisiones no.

El aspecto más importante para que te conviertas en un millonario es que se trata de una decisión que debes tener grabada en piedra. No importa lo que te cueste, no interesa cuántas barreras vas a tener que atravesar, ese será tu destino.

A continuación, debes (fíjate que no he dicho “deberías”) crear un plan de trabajo específico, detallado y accionable que puedas mirar a diario, revisar constantemente y ajustar de manera mensual.

Harás muchos cambios a lo largo del camino, pero este es tu mapa y tu guía para llegar a la meta que deseas.

¡Hagamos cosas GRANDES!

Vía | Matt Morris

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close