¿Te sientes fuera de lugar en la vida? 5 formas de volver a la normalidad

Tienes que querer cambiar tu enfoque y realmente desear volver a conectarte contigo mismo.

12 de agosto de 2020
Foto: Envato Elements

Si alguna vez te ha parecido que eres una clavija cuadrada metida en un agujero redondo, entonces sabes lo que es sentirse fuera de lugar. Experimentas una falta general de alineación: la sensación de que estás perdiendo activamente tiempo, energía y recursos puede ser casi paralizante.

Lo sé porque lo he experimentado de primera mano: la ansiedad, las dudas y la preocupación que se apoderan de ti, la forma en que tu mente puede verse repentinamente inundada de pensamientos negativos y las curiosidades sobre lo que podría haber sido si hubieras tenido otras opciones. 

Reconocer que te sientes fuera de lugar puede dar miedo, pero como todo en la vida, no tiene por qué ser permanente.

Aquí hay 5 pasos que puedes tomar cuando te sientas en fuera de lugar.

1. Reconoce que tus sentimientos están tratando de comunicar algo IMPORTANTE para ti

Como consejero espiritual, yogui y entrenador, he pasado mucho tiempo estudiando las diferentes formas en que los humanos reciben los mensajes. Algunas personas pueden captar los signos sutiles y silenciosos que les susurra el Universo, mientras que otras tienen que ser virtualmente sorprendidas con la información.

En la última circunstancia, el Universo se asegura de que el mensaje se amplifique hasta que no pueda ser ignorado. Puedes experimentar algún conflicto acerca de lo que sientes.

Por ejemplo:

Es posible que tengas un trabajo estable en el que seas bueno, pero aún te sientes fuera de lugar e insatisfecho. Posiblemente crees que estás perdido, que es difícil para ti reconocer que no estás contento con tu trabajo y quizás, necesitas explorar otras opciones para sentirte realizado. 

O

Estás en una relación que no es saludable, que es tóxica. Pero tienes más miedo de estar solo y tener que exponerte, así que admitir que necesitas separarte de esa persona es demasiado complicado.

Estas percepciones pueden resultar difíciles y podrían llevar tiempo. Libera cualquier vergüenza que tengas alrededor de tu confusión o miedo. Los humanos son criaturas de consuelo.

No es anormal experimentar alguna resistencia interna cuando te das cuenta de que lo que tu espíritu quiere y lo que es cómodo en este momento están desalineados.

Reconocer que te sientes desviado es un primer paso importante para retomar el rumbo. Requiere valentía y honestidad aceptar que puedes estar perdido o confundido. Date crédito por dar este primer paso increíblemente importante. 

2. Tómate un tiempo para meditar sobre cuándo comenzaste a sentirte fuera de lugar

Todo tiene una raíz, una causa, un punto de partida. Si vas a avanzar, es importante saber desde dónde te estás moviendo.

El diario es una herramienta increíblemente útil cuando se usa estratégicamente. No me refiero a la escritura libre común y catártica que normalmente se asocia con llevar un diario, sino al “diario rápido””.

El diario rápido te permite dirigir tu atención de manera muy eficiente a medida que exploras algunas preguntas.

Aquí hay algunas indicaciones para comenzar:

  • Me siento seguro cuando …
  • La última vez que me sentí seguro fue …
  • Quiero sentir…
  • Yo merezco…
  • Soy digno de …
  • Noté un cambio en mí mismo cuando …
  • Las actividades que me hacen sentir bien son …
  • Me siento feliz cuando …
  • Me siento lleno de vida cuando …
  • Me gusta…
  • Escribe una carta dentro de un año.
  • Escribe una carta en 2 años.

Los estudios han demostrado que llevar un diario puede ayudar a controlar la ansiedad y reducir el estrés porque te brinda una forma saludable de expresarte cuando te enfrentas a emociones abrumadoras.

El acto de escribir físicamente te ayuda a obtener claridad al brindarte espacio para priorizar tus miedos o preocupaciones y ofrecer una oportunidad para el diálogo interno positivo, así como una zona libre de juicios para reconocer pensamientos y comportamientos negativos.

3. Consulta con un sistema de soporte

Los sistemas de soporte son esenciales para ayudarte a identificar cómo, cuándo y por qué te desviaste del camino en primer lugar. A veces, puede ser útil tener una fuente objetiva y externa que te ayude a procesar algunas de las cosas que estás descubriendo y comprendiendo sobre sí mismo. Eso puede ser mucho mejor.

Considera hablar con tus amigos de confianza y familiares cercanos o personas con las que te sientas seguro al dialogar y que sepas que serán objetivos pero que deben ser honestos contigo.

El propósito es conseguir el apoyo de alguien que pueda ayudarte a reconocer las cosas que podrías estar evitando. En algunos casos, es mejor hacerlo con un profesional de confianza, como un terapeuta.

En otros casos, lo que necesitas es alguien que te ayude a organizar tus pensamientos y crear un plan de acción. En este caso, puedes solicitar la orientación de un entrenador de renombre o un mentor experimentado.

Tener un sistema de apoyo que te responsabilizará, y crear un espacio para que pases por el proceso es fundamental para que vuelvas a encarrilarte. Esto reducirá en gran medida la negatividad de sentirte fuera de lugar.

4. Sé agradecido

La gratitud es un bálsamo para el alma. Puede ser lo que nos dé un respiro a los problemas de la mente y las preocupaciones del corazón.

Cuando practicamos la gratitud, la alquimia que ocurre en el cerebro es increíble. Los estudios demuestran que dedicar tiempo a concentrarnos en las cosas por las que uno está agradecido puede llevar a un mayor optimismo, a sentirte mejor con la vida, un deseo orgánico de hacer ejercicio y una reducción de las visitas al médico.

Déjame ser claro. La gratitud no se trata de ignorar lo que te molesta o de barrer cosas debajo de la alfombra. En cambio, la gratitud te pide que te vuelvas consciente de forma innata del mundo que te rodea y de tu experiencia actual para que puedas identificar cualquier cosa, por pequeña que sea, por lo que te sientas agradecido.

Puede ser tan simple como un día soleado, una deliciosa mandarina, agua o despertarte. Aquello por lo que expresas gratitud no tiene por qué ser magnánimo. Puede ser simple, pequeño y exclusivo para tu experiencia. El objetivo es que reorientes tu pensamiento para que puedas comenzar a ver la luz al final del túnel.

5. Visualiza dónde quieres estar

Una vez que te hayas tomado el tiempo para reconocer cómo te sientes, tener curiosidad acerca de cuándo comenzó, consultar con tu sistema de apoyo y estar agradecido, lo único que queda por hacer es empezar a visualizar dónde quieres estar.

No tiene sentido hacer todo este trabajo si no sabes a dónde quieres ir desde aquí. Ponte audaz, sueña en grande. Piensa (o escribe en un diario) dónde quieres estar en 1 mes, 6 meses, un año.

Dibuja cómo quieres que se vea tu vida. Crea un tablero de visión. Hay muchas formas diferentes de darle sentido a tu perspectiva. 

La razón por la que queremos exteriorizar estas ideas es para darnos algo a lo que referirnos fácilmente cuando nos sentimos abrumados. Por el momento, es fácil olvidar lo que estamos haciendo y por qué lo hacemos. En el momento en que tengas acceso a una representación externa de tu objetivo, es más rápido anclarlo cuando las cosas se ponen difíciles.

Cuando tienes una visión clara, es más fácil crear un plan de acción. En última instancia, ese plan de acción te ayudará a tomar las medidas necesarias para volver a encarrilarte.

Pensamientos finales

No hay atajos para volver a la normalidad cuando te sientes fuera de lugar en la vida. Tienes que mirarte a ti mismo y sentir mucha curiosidad por saber qué te lleva a estos sentimientos.

Tienes que querer cambiar tu enfoque y realmente desear volver a conectarte contigo mismo. Debe haber voluntad para hacer el trabajo. Tienes que creer que MERECES paz, felicidad, satisfacción, gozo; de lo contrario, será imposible imaginar la vida que deseas.

Sentirte fuera de la pista no es el fin del mundo. De hecho, es más un derecho de paso. Recuerda que no es permanente y que el proceso puede acelerarse si eres proactivo. ¡Puedes hacerlo!

Vía | Life Hack

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close